Galería
Religión 05 de septiembre de 2017 , 12:50 a.m.

Los 'Franciscos' que trabajan por una Colombia mejor

Hombres y mujeres siguen el ejemplo del Papa ayudando a los más necesitados de sus ciudades.
los Franciscos Medellín
Joaquin Guillermo Ossa Riaño / EL TIEMPO

El sacerdote Carlos Antonio Jaramillo lleva 20 años en Medellín haciendo labores sociales en el barrio Bello Oriente en lo alto de Manrique, comuna 3 de la capital antioqueña. El padre realiza actividades propias de un psicólogo o trabajador social y ayuda en todo lo que necesiten los habitantes.

los fraciscos Medellín
Joaquin Guillermo Ossa Riaño / EL TIEMPO

Con el legado de otros sacerdotes, el padre Jaramillo recibe a 150 menores en el comedor social del barrio Bello Oriente. También ha dispuesto el segundo piso de la casa cural para que se desarrollen actividades lúdicas y psicosociales con niños y jóvenes.

El sacerdote Carlos Antonio Jaramillo Medellín
Joaquin Guillermo Ossa Riaño / EL TIEMPO

El sacerdote Jaramillo es el pilar de la comunidad de Bello Oriente, donde el 90 por ciento de la población corresponde a víctimas de desplazamiento a causa de la violencia y el 70 por ciento está conformado por afrodescendientes.

Madre Blanca Nubia Cartagena
Yomaira Grandett / EL TIEMPO

Thalita Kum es el nombre del programa de la Arquidiócesis de Cartagena, con el cual la Iglesia católica y un grupo de voluntarios de la comunidad está protegiendo a 95 niñas de los barrios San Francisco y La María del abuso, de la explotación sexual y la violencia intrafamiliar.

Cartagena
Yomaira Grandett / EL TIEMPO

‘Habitante de calle sin techo’ será otro programa que recibirá la bendición del santo padre en Cartagena, el cual ya arrancó con la entrega de alimentación y ropa a 150 personas que viven en la calle.

Isaías Guerrero Bogotá
Abel Cárdenas / EL TIEMPO

El padre Isaías Guerrero fundó hace 40 años el Instituto San Pablo Apóstol (Ispa) en el barrio Libertador de Bogotá. Trabaja, entre otros proyectos, con programas para favorecer a habitantes de calle y jóvenes vulnerables buscando que tengan la oportunidad de trabajar y mejorar sus condiciones.

Padre Isaías Guerrero Bogotá
Abel Cárdenas / EL TIEMPO

De los miles de egresados que han salido del Instituto San Pablo Apóstol (Ispa), 855 exalumnos se han convertido en profesionales, egresados de las universidades Nacional, Distrital y otras instituciones.

Isaías Guerrero Bogotá
Abel Cárdenas / EL TIEMPO

En 1988, otra sede del Ispa se abrió en Jerusalén, un barrio en Ciudad Bolívar en el que el padre daba misa. Allí ayudan a la población víctima del conflicto.

Villavicencio
Johannes Duque Castañeda / EL TIEMPO

La comunidad Misioneras Eucarísticas Sacerdotales (MES) comenzaron su obra social con 15 niñas y jóvenes que estaban en riesgo por su condición de desplazados en el sur del Meta y por el abandono de familias fracturadas.

Villavicencio
Guillermo Herrera / EL TIEMPO

Además de alimento, la congregación Misioneras Eucarísticas Sacerdotales (MES) brinda apoyo psicológico, pedagógico y espiritual a un grupo de muchachos que ya no son desplazados, pero que viven en condición de pobreza.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA