Religión

El día en que víctimas y victimarios jugaron en el mismo equipo

Desmovilizados, políticos y desplazados dieron el primer paso a la reconciliación en Villavicencio.

El 'picao' por la reconciliación en VillavicencioEl 'picao' por la reconciliación en Villavicencio
Partido Villavicencio
08 de septiembre 2017 , 03:02 p.m.

Las calles destapadas de la cancha ‘El Peladero’, en Villavicencio, fueron el espacio en donde reinsertados, afrodescendientes, fuerza pública, políticos de diferentes partidos, miembros de diversas organizaciones sociales y jóvenes del pacto Nacional de Paz se juntaron en una cancha de futbol para dar el primer paso hacia la reconciliación, en respuesta al mensaje dado por el papa Francisco durante su visita a Colombia.

Tras empezar el primer tiempo era inevitable no sentirse impactado ante los dos equipos que parecían una “pequeña Colombia”. El partido se desarrolló ante los ojos de los habitantes del barrio La Reliquia, una zona que empezó como invasión y en la que no es extraño ver a víctimas y victimarios ser vecinos que comparten las mismas ganas de sobrevivir y trascender a la escasez.

“Nos comentaron que este era un lugar en donde está conviviendo gente que en su momento fue actor del conflicto con población víctima, quisimos dar con este juego una muestra de que la construcción de paz territorial es posible”, aseguró Lilian Machado, vocera de la comunidad afrodescendienten miembro del partido Liberal, mientras le hacía un pase a su compañero del Partido Verde.

Entre los convocados a esta “selección de la paz” también estuvo, en el arco, Duvan Ernesto Barato Pachón, un excombatiente que se unió a las Autodefensas Campesinas de Meta y Vichada en la época del gobierno de Pastrana por el desazón que le dejó el entonces proceso de paz con las Farc. Para él su gol más importante ha sido el de entrar en la ruta de la reintegración y pagar con trabajo un crédito en el Icetex para estudiar la carrera de psicología y ayudar a quienes, al igual que él, quieren cambiar los fusiles por la educación y la lucha no violenta por sus ideales .

Partido Villavicencio

Aunque había un equipo vestido de rojo y otro blanco enfrentados por el balón, para ellos el objetivo es uno solo: vencer al conflicto que tanto ha fragmentado a Colombia.

Foto:

Jaime Moreno Vargas / EL TIEMPO

“Me uní a la contraparte, las autodefensas, porque pensé que era la única forma de acabarlos, pero entendí que el conflicto no se soluciona a tiros y atacando al que piensa diferente sino al contrario, a ese hay que acogerlo más para que el país cambie para bien”, agregó.

El talento del suroccidente del Huila también estuvo en la cancha representado por Jimmy Cerón Jiménez, joven miembro de la agrupación Dignidad Campesina que no duda al defender su territorio y exigir justicia ante los líos ambientales por El Quimbo.

Aunque había un equipo vestido de rojo y otro blanco enfrentados por el balón, para ellos el objetivo es uno solo: vencer al conflicto que tanto ha fragmentado a Colombia.

Libres de prejuicios, entre goles y saques terminó el partido y cada minuto de este encuentro se convirtió en una evidencia más de que se gane, se pierda o, como en este caso, se empate, el perdón es el único camino para construir un mejor país.

DIANA MILENA RAVELO MÉNDEZ
@DianaRavelo
Redes Sociales EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA