Religión

El Papa da un contundente mensaje para la paz 'estable y duradera'

Más de 800 mil personas presenciaron la última misa de Francisco en el país, en Cartagena.

Misa Cartagena

El tema central de la eucaristía estuvo enfocado en la 'Dignidad de la persona y los derechos humanos'.

Foto:

Orlando Barría / EFE

10 de septiembre 2017 , 10:26 p.m.

El papa Francisco cerró este domingo con broche de oro su visita a Colombia con una multitudinaria misa en el puerto de Cartagena (Contecar), en donde miles de personas ya lo esperan.

La ceremonia eucarística comenzó pasadas las 4:20 p. m. y es acompañada por cumbia y otros ritmos musicales del Caribe.

La primera lectura fue del libro de Ezequiel, seguida por el salmo responsorial 94 cantado, y la segunda lectura, la carta de san Pablo a los Romanos. Después, el Evangelio según san Mateo. Posteriormente, el Papa comenzó su homilía.

"Desde hace 32 años, Cartagena de Indias es, en Colombia, la sede de los Derechos Humanos", fue una de las primeras intervenciones del Papa, en un discurso que se esperaba enfocado en la dignidad de la persona y los derechos humanos.

"Se entiende entonces que una falta, un pecado cometido por uno, nos interpele a todos pero involucra, en primer lugar, a la víctima del pecado del hermano; ese está llamado a tomar la iniciativa para que quien lo dañó no se pierda. Quien toma la iniciativa siempre es el más valiente", dijo el Papa, en sintonía con el mensaje de 'demos el primer paso' en el que se enmarca su visita.

En una línea que se puede interpretar como un guiño al proceso de paz del país, el Papa aseguró que "no ha sido suficiente que dos partes se acercaran, dialogaran", sino que fue necesario incorporar más actores al diálogo. "Siempre es rico incorporar en nuestros procesos de paz la experiencia de sectores que, en muchas ocasiones, han sido invisibilizados, para que sea precisamente las comunidades quienes coloreen los procesos de memoria colectiva".

Y continuó, frente el proceso de reconciliación del país: "No necesitamos un proyecto de unos pocos para unos pocos o una minoría ilustrada o testimonial que se apropie de un sentimiento colectivo. Se trata de un acuerdo para vivir juntos, de un pacto social y cultural."

Después, el Papa citó el 'Mensaje sobre la paz', de Gabriel García Márquez –"ese escritor tan de ustedes, tan de todos"–: "Este desastre cultural no se remedia ni con plomo ni con plata, sino con una educación para la paz, construida con amor sobre los escombros de un país enardecido donde nos levantamos temprano para seguir matándonos los unos a los otros".

A continuación, volvió a la experiencia de vida de san Pedro Claver como ejemplo de acciones en pro de la construcción de la paz: "Siglos más tarde, la huella de este misionero y apóstol de la Compañía de Jesús fue seguida por santa María Bernarda Bütler, que dedicó su vida al servicio de pobres y marginados en esta misma ciudad de Cartagena."

Citando el Evangelio, dijo: "Jesús nos señala la posibilidad de que el otro se cierre, se niegue a cambiar, persista en su mal. No podemos negar que hay personas que persisten en pecados que hieren la convivencia y la comunidad".

"Condeno con firmeza esta lacra"
, dijo, refiriéndose a las drogas y el narcotráfico como un "drama lacerante" con el que "algunos lucran despreciando las leyes morales y civiles".

"No es posible convivir en paz sin hacer nada con aquello que corrompe la vida y atenta contra ella. A este respecto, recordamos a todos aquellos que, con valentía y de forma incansable, han trabajado y hasta han perdido la vida en la defensa y protección de los derechos de la persona humana y su dignidad".

Si Colombia quiere una paz estable y duradera, tiene que dar urgentemente un paso en esta dirección, que es aquella del bien común

El sumo pontífice insistió en su mensaje de reconciliación:  "Estoy seguro de que hoy rezamos juntos por el rescate de aquellos que estuvieron errados y no por su destrucción, por la justicia y no la venganza, por la reparación en la verdad y no el olvido. Rezamos para cumplir con el lema de esta visita: ¡Demos el primer paso!, y que este primer paso sea en una dirección común."

Finalmente, concluyó con un mensaje contundente y directo al país sobre su futuro:

"Si Colombia quiere una paz estable y duradera, tiene que dar urgentemente un paso en esta dirección, que es aquella del bien común, de la equidad, de la justicia, del respeto de la naturaleza humana y de sus exigencias. Sólo si ayudamos a desatar los nudos de la violencia, desenredaremos la compleja madeja de los desencuentros: se nos pide dar el paso del encuentro con los hermanos, atrevernos a una corrección que no quiere expulsar sino integrar; se nos pide ser caritativamente firmes en aquello que no es negociable; en definitiva, la exigencia es construir la paz, «hablando no con la lengua, sino con manos y obras» (palabras de san Pedro Claver), y levantar juntos los ojos al cielo: Él es capaz de desatar aquello que para nosotros pareciera imposible, Él ha prometido acompañarnos hasta el fin de los tiempos, Él no dejará estéril tanto esfuerzo."

Tras este mensaje, continuaron los actos litúrgicos. Finalmente, el Arzobispo de Cartagena, Jorge Enrique Jiménez Carvajal, agradeció al Papa por su visita. "Gracias papa Francisco por estar con nosotros un domingo, por quedarse con nosotros al caer la tarde. Gracias por su visita. Siempre lo recordaremos en nuestra oración", le dijo, visiblemente conmovido.

La despedida

"Han sido días intensos y hermosos en los que he podido encontrar a tantas personas, y conocer tantas realidades que me han tocado el corazón. Ustedes me han hecho mucho bien", dijo el papa Francisco en un mensaje de despedida pronunciado al final de la eucaristía.

Agradeció al Arzobispo de Cartagena y al presidente Juan Manuel Santos. Después, dijo que no quería despedirse sin dejarle al país una última palabra:

"No nos quedemos en 'dar el primer paso', sino que sigamos caminando juntos cada día para ir al encuentro del otro, en busca de la armonía y de la fraternidad. No podemos quedarnos parados (...) Colombia, tu hermano te necesita, ve a su encuentro llevando el abrazo de paz, libre de toda violencia, esclavos de la paz, para siempre".

Así, y con un "pueden ir en paz", terminó la misa en Cartagena y los actos centrales de su agenda oficial.

El santo padre arribó a la capital de Bolívar pasadas las 10 a. m. y sostuvo una apretada agenda desde su llegada, la cual no paró, incluso después de sufrir un golpe en la mejilla cuando se movilizaba en el papamóvil.

Su Santidad fue trasladado a la terminal marítima Contecar en el helicóptero desde la base naval de la ciudad, donde habló brevemente, invitó a la celebración litúrgica y bendijo a los presentes.

Durante el vuelo, el sumo pontífice sobrevoló por varios minutos la estatua de la Virgen de la Bahía y la bendijo. Luego, sobre las 3:50 p.m., llegó a Contecar.

En la misa, están las reliquias de san Pedro Claver y santa María Bernarda.

En la mañana, el sumo pontífice recorrió el barrio San Francisco, saludó a miles de personas que lo esperaban desde la madrugada y visitó la casa de Lorenza María Pérez Barrios, una mujer que desde hace 16 años entrega almuerzos a niños de escasos recursos en este sector vulnerable de la ciudad.

Posteriormente, el Papa hizo la oración de ángelus en la iglesia de san Pedro Claver en el centro histórico de Cartagena, en donde envió un mensaje de aliento a los venezolanos por la crisis que están viviendo y rechazó cualquier tipo de violencia “en la vida política”.

ELTIEMPO.COM

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA