Medio Ambiente

Las 221 bibliotecas de vida que guardan la biodiversidad de Colombia

Las colecciones biológicas ayudan a responder preguntas de la ciencia y a entender los cambios.

12. Preservando tesoros | Especies: una nueva expedición | EL TIEMPO y Canal Tr3ceEl Instituto Alexander Von Humboldt, que tiene sede en Villa de Leyva (Boyacá), tiene 7’000.000 de especímenes. Se trata, por eso, de unas de las colecciones de biodiversidad más importantes del continente. Conózcala con nosotros en este último viaje por la biodiversidad de nuestro país. Este es el duodécimo y último capítulo del documental multimedia ‘Especies: una nueva expedición’, producido por EL TIEMPO y Canal Tr3ce.
Colección biológica

Las colecciones biológicas son fundamentales para preservar las especies de nuestro país o conocer las relaciones hombre-naturaleza. Foto: Tayfer

31 de marzo 2018 , 04:51 p.m.

En lo que solía ser el Claustro de San Agustín, ubicado en la plaza Ricaurte, en Villa de Leyva (Boyacá), reposa la Colección Biológica del Instituto Alexander von Humboldt. En la pintoresca casa, de puertas y ventanas azul celeste y un jardín fresco en el medio, se guardan cerca de 7’000.000 de especímenes, aunque solo 500.000 están catalogados (identificados y disponibles para la investigación científica).

En un país tan megadiverso como Colombia, una Colección Biológica funciona como una biblioteca viviente; en vez de libros, hay cráneos, pieles, huevos, plumas, sonidos digitalizados que reconstruyen la historia de nuestro territorio a lo largo de décadas. Estos animales y plantas sirven para responder preguntas –como, por ejemplo, los impactos del cambio climático o las afectaciones de los agroquímicos en los cultivos–, para estudiar las relaciones entre las comunidades y su entorno o, en muchos casos, son las únicas pruebas de la existencia de algunas especies en ciertos ecosistemas.

“Colombia, con la necesidad que tiene de descubrir su biodiversidad, arrebatada en gran medida por el conflicto armado, necesita consolidar instituciones que trabajen en campo y tengan laboratorios para preservar un patrimonio natural, que no es solo del país, sino del mundo”, dice Andrés Cuervo, director de la Colección Biológica del Humboldt, que fue recibida como legado del Instituto Nacional de los Recursos Naturales Renovables y del Medio Ambiente (Inderena) en 1995.

Colección biológica

En Villa de Leyva, en una casa blanca antigua, queda una de las colecciones biológicas con las que cuenta Colombia.

Foto:

Tayfer

El primer inventario de la biodiversidad de Colombia se remonta a 1783, cuando comenzó la Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada, liderada por José Celestino Mutis. En aquellos treinta años se recogieron alrededor de 20.000 muestras vegetales y 7.000 animales, que sirvieron como un primer mapeo de lo que hay para así comenzar a investigar sobre las propiedades médicas y alimenticias de muchas de ellas.

Según datos del Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia (SIB), actualmente el país cuenta con 221 colecciones legalizadas y actualizadas ante el Registro Único Nacional de Colecciones (RNC), que custodian más de 60 millones de especímenes de todos los grupos biológicos que se encuentran aquí.

Además del Humboldt, las otras colecciones se encuentran repartidas en 26 departamentos, resguardadas por 96 organizaciones. Están, por ejemplo, el Instituto Sinchi (en Leticia), las Universidades Nacional, Javeriana, Los Andes y Distrital (en Bogotá), la Corporación Parque Explora (en Medellín), el Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Pacífico (en Pasto) o el Jardín Botánico del Quindío (en Armenia).

Estas se dividen en tres tipos: herbarios (aquellos que custodian los especímenes vegetales del país como semillas, frutos, maderas y flores de las plantas), zoológicas (formadas por especímenes de animales vertebrados e invertebrados), y de microorganismos (incluyen virus, bacterias, protozoos, entre otros, que solo se pueden ver a través de un microscopio).

“Conocer y conservar la gran riqueza con la que contamos es importante por la innegable relación de las especies con la vida cotidiana de los seres humanos y sus aportes en distintos niveles al desarrollo de la Nación. La biodiversidad nos aporta infinidad de servicios ecosistémicos sin los cuales no podríamos vivir en la Tierra, además de incidir en nuestros ámbitos económicos, sociales y culturales”, explica el SIB.

*ESPECIES, UNA NUEVA EXPEDICIÓN es resultado de una alianza entre la Casa Editorial El TIEMPO y Canal Trece. Financiado por la ANTV.


TATIANA PARDO IBARRA
tatpar@eltiempo.com​@Tatipardo2

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA