Medio Ambiente

Se delimita la frontera agrícola: 60 millones de hectáreas se protegen

El 35 % del área continental (40´075.960 ha) será para actividades agrícolas.   

Recursos para sector agropecuario

Un fortalecimiento al sistema de aseguramiento de cosechas podría devolverles la confianza a los productores agrícolas.

Foto:

Juan Carlos Domínguez / Archivo EL TIEMPO

22 de junio 2018 , 03:44 p.m.

A partir de este jueves, el 35 por ciento del área continental de Colombia será utilizado para actividades económicas relacionadas con diversos ámbitos productivos, mientras que el porcentaje restante, en su gran mayoría, será destinado a la conservación, gracias a que el Gobierno Nacional definió por fin la frontera agrícola del país.

En otras palabras, desde esta semana pequeños, medianos y grandes empresarios del campo podrán realizar actividades económicas relacionadas con los ámbitos agrícola, pecuario, forestal, acuícola y pesquero, la adecuación y transformación de la producción, agricultura campesina, familiar y comunitaria, y por último, la producción de alimentos que harán de Colombia la despensa del mundo en un área de más de 40 millones de hectáreas; lo demás no se toca.

“Una de las políticas más importantes es la ambiental y otra es la del desarrollo rural, allí hay dos desafíos muy importantes donde hemos avanzado muchísimo", indicó el Presidente de la República Juan Manuel Santos al presentar la medida con la que este gobierno delimitará la frontera agrícola del país, “40 millones de hectáreas cultivables y 60 millones para proteger”.

Según el primer mandatario, con esta decisión el país es pionero en América Latina y se vuelve más productivo y sostenible. “Vamos a ponerle un límite a la frontera agrícola del país, esta será la gran definición de nuestro futuro, saber dónde se puede cultivar y qué se puede cultivar", explicó el Presidente Santos, quién aseguró que con esta medida se dará seguridad jurídica, se incrementará el desarrollo del campo y se consolidarán grandes inversiones sostenibles.

En la definición e identificación de la frontera agrícola en Colombia han venido trabajando el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (UPRA), con lo que se armoniza el emprendimiento competitivo agrícola, pecuario, forestal, acuícola y pesquero con el desarrollo sostenible, el ordenamiento social de la propiedad con la conservación y la protección de los ecosistemas estratégicos, en especial, el desarrollo rural muy ligado al control de la deforestación y degradación de los suelos.

Colombia tiene un gran tesoro en materia de biodiversidad. La definición de la frontera agrícola permite proteger nuestros ecosistemas de importancia estratégica como páramos, humedales Ramsar y los diferentes territorios del Sistema Nacional de Áreas Protegidas”, afirmó el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, quién además destacó este anuncio como clave en la adopción de la Estrategia Integral de Control a la Deforestación y Gestión de los Bosques y la implementación de programas específicos en este sentido como la Comisión Intersectorial creada para este fin. “Lograr un desarrollo rural y a la vez proteger la biodiversidad sí es posible”, concluyó el jefe de la cartera ambiental.

La idea de esto es, en gran medida, que ambos ministerios empiecen a hablar el mismo idioma para lograr las metas de reducción de las tasas de deforestación y conservar los ecosistemas estratégicos de los cuales depende también la competitividad de las actividades productivas, teniendo en cuenta que más de 2 millones de hectáreas de actividades agropecuarias se desarrollan en territorios de conservación o protección ambiental: 68 por ciento en zonas de reserva forestal, 17 por ciento en páramos y 15 por ciento en parques nacionales.

La frontera agrícola nacional es de 40.075.960 hectáreas. Este es el límite del suelo rural que separa las áreas donde las actividades agropecuarias están permitidas, de las áreas protegidas, las de especial importancia ecológica y las demás áreas en las que las actividades agropecuarias están excluidas por la ley.

Dentro de las actividades realizadas para delimitar la frontera agrícola nacional, la UPRA trabaja desde hace cinco años con más de 14 gremios agropecuarios y los productores para identificar cuáles zonas son aptas para 26 cultivos y cadenas, cuál es la visión de futuro de cada cadena, cuál es la prospectiva que orienta al sector y cuál es la ruta para alcanzarlo.

Esta definición sirve de insumo para el diseño de estrategias diferenciadas y de trabajo conjunto entre el sector ambiental y el sector agropecuario, pesquero y desarrollo rural, para el control y cierre de la frontera agrícola. Además de que contribuye a estabilizar y disminuir la pérdida de ecosistemas de importancia ambiental.

REDACCIÓN MEDIOAMBIENTE
@ElTiempoVerde

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA