Medio Ambiente

Las Farc y el ambiente / Columnista invitado

El único acuerdo firmado entre las Farc y el gobierno Pastrana fue uno para proteger el ambiente.

Farc reporta combate con guerrilleros disidentes en Caquetá

Los hechos se registraron en Tailandia, zona rural del municipio sureño de San Vicente del Caguán.

Foto:

Eliana Aponte / EL TIEMPO

04 de febrero 2018 , 10:55 a.m.

¿Cuáles eran en realidad las interrelaciones entre las Farc y el ambiente en que desarrollaron sus actividades? Hay varias opiniones; yo oí en una reunión de especialistas a un abogado representante de una universidad de mucho prestigio decir la frase con la que contesté cuando Tatiana Pardo, la periodista ambiental de este diario, me preguntó por qué había aumentado la deforestación en el pos-acuerdo. La repetí porque nadie en la reunión la contradijo y porque coincidía con dos experiencias personales.

En la década de 1980 participé en una investigación acerca del estado de la serranía de La Macarena y me intrigó ver en dos o tres oportunidades carteles firmados por las Farc en los que se prohibía la tala de árboles y, si mal no me acuerdo, la pesca con dinamita. Sin embargo, en esa misma época ya esa organización había empezado a abrir la trocha que partió la zona plana cubierta de selva al pie de La Macarena, trocha que hoy es una carretera.

Es posible que la contradicción entre ambas actividades reflejara opiniones internas encontradas o que se tratara de una extraña planificación territorial en la cual las Farc mantenían la cobertura arbórea que las defendía de los bombardeos mientras rompían linealmente esa cobertura para facilitar la comunicación entre sus fuerzas del Meta y del Caquetá.

Años más tarde, en la época en que las Farc recibían en el Caguán invitados de todo el planeta, un grupo de profesores universitarios atendimos un llamado para discutir con la guerrilla las cuestiones ambientales que enseñábamos en nuestros cursos y recuerdo que al pasar por la carretera se veía una gran pancarta firmada por las Farc en donde aparecían consignas ambientales semejantes a las que había visto en La Macarena. Pero a pesar de que todos llevábamos discursos bien fundamentados, dirigidos a que consideraran el ambiente como un tema de posible consenso, no recuerdo haber observado en los comandantes que nos atendieron mayor interés en el tema.

En todos esos años del conflicto sí me acuerdo de haber escuchado numerosas historias semejantes de personas que tuvieron contactos con las Farc, y hay algunos textos publicados acerca de ese tema. Debe también recordarse que el único acuerdo firmado entre las Farc y el gobierno Pastrana fue uno para proteger el ambiente, un poco antes de que se rompieran las conversaciones y los guerrilleros se retiraran al interior de la selva amazónica.

En mi libro Colombia compleja he escrito mis opiniones acerca de esas complejas in-terrelaciones entre las guerras y los ecosistemas colombianos. El interés de los lectores de EL TIEMPO acerca de ese asunto podría justificar que quienes tienen información la publicarán en estos días, cuando se trata de establecer la verdad.

JULIO CARRIZOSA UMAÑA
Ambientalista

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA