Medio Ambiente

Científicos crean por accidente una enzima que descompone el plástico

Eventualmente puede ayudar a resolver el creciente problema de la contaminación por este material.

bolsas plásticas

Si el consumo de bolsas sigue como es hoy, dentro de poco, en los mares habrá más plástico que peces

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

17 de abril 2018 , 11:45 a.m.

Científicos de Reino Unido y Estados Unidos rediseñaron una enzima que ´come´ plástico y que en un futuro podría ayudar a paliar la contaminación: los ocho millones de toneladas de este material que son tiradas a los océanos cada año.

La enzima es capaz de digerir el tereftalato de polietileno, o PET, un tipo de plástico patentado en la década de 1940 y que hoy se usa en millones de toneladas de envases. El PET puede persistir cientos de años en el medio ambiente y actualmente contamina grandes áreas de tierra y mar en todo el mundo.

Expertos de la Universidad de Portsmouth de Reino Unido y el Laboratorio Nacional de Energía Renovable del Departamento de Energía de Estados Unidos hicieron el descubrimiento mientras examinaban la estructura de una enzima natural que se cree que evolucionó en un centro de reciclaje de residuos en Japón.

Al descubrir que esta enzima estaba ayudando a una bacteria a descomponer, o digerir, el PET, los investigadores decidieron "ajustar" su estructura mediante la adición de algunos aminoácidos, dijo John McGeehan, profesor en Portsmouth y codirector del trabajo. Esto llevó a un cambio fortuito en la actuación de la enzima que permitió que su capacidad de comer plástico fuera más rápida.

La enzima tarda unos días en comenzar a descomponer el plástico, mucho más rápido que los siglos que lleva en los océanos. Pero los investigadores son optimistas de que esto se puede acelerar aún más y convertirse en un proceso viable a gran escala.

"Lo que esperamos hacer es usar esta enzima para convertir este plástico nuevamente en sus componentes originales, para que podamos reciclarlo literalmente hasta convertirlo en plástico", dijo McGeehan. "Significa que no necesitaremos desenterrar más petróleo y, fundamentalmente, debería reducir la cantidad de plástico en el medioambiente".

Actualmente incluso aquellas botellas que se reciclan solo pueden convertirse en fibras para la fabricación de ropa o alfombras. La nueva enzima permitiría volver a hacer las botellas de plástico transparentes, lo que podría reducir la necesidad de producir plástico nuevo.

"Siempre te enfrentas al hecho de que el petróleo es barato, por lo que el PET virgen es barato", dijo McGeehan. "Es muy fácil para los fabricantes generar más de esas cosas, en lugar de intentar reciclar. Pero creo que hay un conductor público aquí: la percepción está cambiando tanto que las empresas están empezando a ver cómo pueden reciclarlas adecuadamente ".REUTERS- MEDIOAMBIENTE

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA