Medio Ambiente

Carne falsa podría nutrir a su perro y ayudar a cambio climático

Consumo de alimentos de mascotas libera millones de toneladas de gases de efecto invernadero.

Práctica del Canicross

La cadena de suministro de Wild Earth es simple, usa solo unos pocos ingredientes, y fáciles de rastrear.

Foto:

123RF

13 de abril 2018 , 11:33 p.m.

En el ámbito obsesionado por la comida de Estados Unidos, la ruta más rápida hacia una nueva idea es buscar algo que ya se este haciendo y luego hacerlo vegano.

Wild Earth Inc., startup con sede en Berkeley, California, está haciendo eso con alimentos para mascotas utilizando proteínas creadas en laboratorio. En otras palabras, eso significa carne falsa para nuestro perro.

Lo que está en juego está lejos de ser insignificante. El 68 por ciento de los estadounidenses posee amigos de cuatro patas, una impresionante cifra de 184 millones de perros y gatos para ser precisos.

Para alimentar a esta horda de compañeritos que nos menean su cola, gastamos casi US$30.000 millones al año. Los alimentos para mascotas, en su mayoría productos de carne animal, representan hasta el 30 por ciento de todo el consumo de carnes en EE.UU.

Segun un estudio -el primero de su tipo- sobre cámo ese dulce labrador que está en el piso de su cocina impacta el ambiente, el profesor Gregory Okin de UCLA escribe que si las mascotas estadounidenses establecieran una nación soberana, esta ocuparía el quinto lugar en el consumo global de carne.

Esta nación de perritos y gatitos consume aproximadamente el 19 por ciento de las calorías que consumen los humanos, pero debido a que sus dietas son mas altas en proteínas, su ingesta calórica total derivada de animales equivale a alrededor del 33 por ciento de la de los humanos.

"Si está alimentando a su perro grande de la misma manera que a usted, su perro esta comiendo mas carne que usted", dijo la Dra. Cailin Heinze, miembro de la facultad de la Universidad de Tufts y veterinaria nutricionista certificada.

El consumo de alimentos por parte de perros y gatos es responsable de liberar hasta 64 millones de toneladas de gases de efecto invernadero cada año.

El desarrollo de carne falsa para mascotas puede ayudar a combatir eso, ademas de reducir el uso del agua y terreno necesarios para criar todo ese ganado.

Al hacerlo, la industria podría allanar el camino hacia sustituir también toda la carne real de su refrigerador. A medida que la población humana mundial se acerca a los 8.000 millones de personas, dijo Ron Shigeta, uno de los fundadores de Wild Earth, "la oportunidad aquí es crear algo que sea seguro y sostenible". Primero, están comenzando con sus mascotas. Con US$4 millones en capital semilla, Wild Earth espera ser la primera marca de alimentos para mascotas basada en la agricultura celular.

En 2013, Shigeta y su cofundador Ryan Bethencourt fundaron Berkeley Biolabs, seguido por Indie Bio, una aceleradora de biología sintética del área de la bahía de San Francisco, antes de introducirse en los alimentos para mascotas que, al igual que los productos para consumo humano, se han inclinado cada vez mas hacia un mayor valor nutricional.

El producto inicial que Wild Earth planea vender desde su sitio web directo al consumidor es un premio para perros a base de koji. Esa es una opción lucrativa, al parecer, ya que la Asociación Estadounidense de Productos para Mascotas (APPA, por sus siglas en ingles) dijo que a los perros se les dan mas premios que a cualquier otra especie de mascota.

La firma de investigación de mercado Kerry informa que el 34 por ciento del desarrollo de nuevos productos para alimentos para mascotas el ano pasado correspondió a premios.

Bethencourt compara la producción de proteína "limpia" de su empresa con la del sake, imagine tanques gigantes de fermentación, incluso utilizando el mismo ingrediente para alimentar su crecimiento de proteínas.

El koji, un hongo, es la versión japonesa de la levadura de panadería. A la temperatura adecuada, crece rápidamente dentro de tanques, junto con azúcar y nutrientes. El resultado es una proteína de origen vegetal que se asemeja mucho a los huevos o la carne de origen animal.

Debido a que el koji es ampliamente consumido por los humanos, ya tiene una designación GRAS (generalmente reconocida como segura).

La cadena de suministro de Wild Earth es simple, usa solo unos pocos ingredientes, y fáciles de rastrear. Pero a los alimentos de vanguardia para mascotas desarrollados en laboratorio, les esperan obstáculos.

Hasta la fecha, ninguna compañía de carne celular (Memphis Meat, Just, Finless Foods, entre otros) ha encontrado una manera de crear carne desde cero de una manera expansible y asequible; el 31 por ciento de los dueños de perros y gatos ya se quejan del costo de los alimentos para mascotas, indico la APPA.

También está el factor "asco" que genera la carne producida en laboratorios, incluso cuando estamos hablando de nuestras mascotas, y ni hablar de cuando con el tiempo podamos comerla nosotros mismos.

Bethencourt y Shigeta sostienen que "la agricultura celular tiene el potencial único de reconstruir la cadena de suministro de la granja a la mesa". Marion Nestle, autora de varios libros sobre comida para mascotas, es escéptica: "La palabra clave es 'potencial'", dijo. "Veamos como funciona en la practica".

BLOOMBERG

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA