Educación

Universidades reconocidas por su educación de calidad

Son 44 las instituciones de educación superior acreditadas institucionalmente por su buena gestión.

fg

En un evento público, la ministra de Educación, Gina Parody, y el viceministro, Francisco Cardona, entregaron los reconocimientos.

Foto:

Archivo particular

03 de septiembre 2016 , 11:17 p.m.

Hay dos grandes retos que afrontan quienes están a punto de ingresar a la educación superior: qué estudiar y dónde.

El primero es complejo de resolver cuando no se tienen claras las metas y proyecciones o cuando quien debe elegir no es consciente de sus habilidades y falencias.

Resolver el segundo depende de varios factores como la capacidad de pago, el tipo de institución y el reconocimiento de la misma, pues escoger una institución educativa de buena calidad es muy importante a la hora de formarse como profesional y vincularse en el campo laboral.

Por esa razón y con el objetivo de que la educación en el país sea mejor, cada vez son más las universidades que de manera voluntaria le apuestan a certificarse como establecimientos que ofrecen una buena formación profesional.

En Colombia actualmente hay 32 universidades públicas de las cuales solo 12 cuentan con acreditación de alta calidad. 49 privadas y 22 de esas, acreditadas. 123 instituciones universitarias, 56 instituciones tecnológicas y 32 institutos de formación técnico-profesional.

Hasta el pasado 26 de agosto eran solo 40 universidades acreditadas, y ya se sumaron a esa lista 4 instituciones más que después de muchos años de trabajo, pudieron alcanzar la certificación.

La Universidad de Magdalena es una de las acreditas recientemente, por lo que se convierte en la segunda universidad pública de la costa Caribe con este reconocimiento, al igual que la de Cartagena.

“Esta acreditación es una manera de decirle al país que estamos brindando una educación superior de calidad y es una muestra muy clara para poder avanzar en un país en paz. Es un incentivo y una motivación muy grande para toda la comunidad educativa y para las próximas generaciones”, dijo Ruthber Escorcia, rector de la institución.

La Universidad Libre, la Pedagógica Nacional y el Tecnológico de Antioquia fueron las otras galardonadas. Con más de 30 años de experiencia, esta última, de carácter oficial departamental, logró consolidarse en su región, sin desconocer todo el trabajo que aún queda por realizar.

Mauricio Urrego, representante de los estudiantes al Consejo Directivo del Tecnológico de Antioquia, reconoce la acreditación como un gran logro de la comunidad educativa, y además plantea algunos de los retos que vienen ahora.

“Tenemos que seguir demostrándoles a los futuros estudiantes que somos una institución con altos estándares de calidad, hay que mejorar el tema de bilingüismo, de la formación docente, implementar herramientas tecnológicas en las aulas de clase y fortalecer algunos aspectos en cada facultad”, aseguró el estudiante.

La acreditación

Para que una institución de educación superior pueda aspirar a obtener la acreditación de alta calidad debe cumplir estrictamente con 14 ítems establecidos y evaluados por el Consejo Nacional de Acreditación.

Tener una sólida cultura de autoevaluación que garantice un mejoramiento continuo; un plantel de docentes con alto nivel educativo; fuertes procesos de investigación; relaciones internacionales con instituciones extranjeras, infraestructura adecuada y recursos financieros suficientes son los puntos más relevantes con los que deben cumplir las instituciones que quieran acreditarse.

Una vez cumplan con lo que se requiere, sigue un proceso largo de autoevaluación donde participan directivos, docentes y estudiantes opinando sobre las fortalezas y debilidades del establecimiento educativo.

Además de la visita de los pares académicos, personas expertas en el campo de la educación superior que evalúan el proceso y determinan si merece o no el reconocimiento.

“La acreditación contribuye al mejoramiento de la imagen y la credibilidad de las instituciones ante los estudiantes, padres de familia, futuros empleadores y la sociedad en general, promoviendo una sana competencia por la búsqueda de calidad y la excelencia” afirmó el Ministro de Educación encargado, Francisco Cardona.

La acreditación institucional funciona diferente a la acreditación de los programas académicos, pues aunque se complementan y la primera depende en gran parte de la segunda, también puede darse el caso de instituciones con programas acreditados, pero sin acreditación institucional.

Según cifras del Ministerio de Educación, cerca de 629.000 estudiantes universitarios están matriculados en instituciones o carreras acreditadas, lo que representa el 15,9 por ciento del total de matriculados. La meta para el 2018 es que el 20 por ciento de los estudiantes estén vinculados a establecimientos educativos de alta calidad.

Los jóvenes beneficiarios del programa Ser Pilo Paga tienen una oferta mucho más amplia de instituciones que pueden escoger para estudiar la carrera que prefieran.

“A partir de este momento nuestro compromiso y responsabilidad social es entregarle a la sociedad colombiana estudiantes de calidad, porque además somos la primera universidad privada con el mayor número de seccionales, que logra esta acreditación”, afirmó Fernando Dejanón, rector nacional de la Universidad Libre, que trabajó 8 años para acreditarse.

ANA MARÍA OCORÓ LOZADA
Especial para EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA