Educación

Ajustes para que el programa se convierta en política de Estado

Recursos financieros y balance entre las universidades públicas y privadas, entre los puntos.

Ajustes para que el programa se convierta en política de Estado

La financiación del programa como política de Estado es una preocupación de los directivos de las universidades.

Foto:

Miguel Pardo

26 de mayo 2017 , 09:49 p.m.

Dos puntos, principalmente, inquietan a los directivos de las universidades públicas y privadas de alta calidad ante la perspectiva de que el programa Ser Pilo Paga se convierta en una política de Estado, proyecto que todos aplauden. Uno es cómo garantizarle recursos financieros para su continuidad sin que estos sean extraídos de aquellos destinados a la educación universitaria pública. Y el otro es cómo hacer para que se beneficien de igual manera las universidades públicas y privadas.

Así quedó planteado en una reunión que sostuvieron directos de universidades con el presidente Juan Manuel Santos, el pasado 6 de abril, en la que se comprometieron a concertar con el Ministerio de Educación los ajustes necesarios al proyecto de ley que será presentado al Congreso el próximo 20 de julio.

Para Ignacio Mantilla, rector de la Universidad Nacional, una de las grandes fallas de este programa es que no se previó su financiación futura. “Habrá 40.000 muchachos que se beneficiarán de Ser Pilo Paga, pero no creo que sea sostenible para un número mayor, a menos que se introduzcan modificaciones importantes”, aseguró.

Su preocupación, así como la de otros rectores, es que “se toman recursos que se destinaban a las universidades públicas para financiarlo. No se puede sacar del mismo bolsillo porque se estaría beneficiando a un grupo más pequeño con recursos que servirían para financiar a más gente”, dijo.

Y presentó una propuesta: que los recursos de la reforma tributaria (el 40 por ciento de medio punto del IVA) lleguen efectivamente a la educación superior pública y no se conviertan en créditos del Icetex. “Si es así, pues se degenera el programa Ser Pilo Paga porque terminaría pasando de ser una beca a un crédito y ahí cualquier persona podría acceder a esos recursos que son para las universidades públicas”.

Por su parte, el rector de la Universidad de los Andes, Pablo Navas, estuvo de acuerdo en que hay que aclarar la fuente de financiación del programa para que beneficie más directamente a las universidades públicas y que los estudiantes estén más estimulados a escogerlas.

“Uno de los cambios sugeridos, por ejemplo, es migrar de préstamos condonables si terminan la carrera, a préstamos contingentes al ingreso futuro del beneficiario. Igualmente, revisar el monto y la forma como se remunere a las universidades públicas”.

Esto, ante el hecho de que el 82 por ciento de los estudiantes hasta ahora beneficiados con el programa han elegido universidades privadas y solo un 18 por ciento, a las públicas.

Édgar Varela Barrios, rector de la Universidad del Valle, tiene una preocupación más: el desequilibrio que hay entre el puntaje de corte para que un estudiante entre al programa Ser Pilo Paga y el puntaje necesario para entrar a una pública, pues en estas es más alto. Entonces, la propuesta es que se establezcan dos cortes: uno para las privadas, tal y como funciona hoy; y el otro, un puntaje intermedio entre lo que exigen las privadas y los de las públicas (que hoy son más altos).

VIDA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA