Educación

Padres, en permanente evolución / Columnista invitada

El buen padre pasa tiempo individual con su hijo, lo conoce bien y sabe cuáles son sus intereses.

Educación de los niños

La comunicación del amor del padre es vital para el hijo, al igual que lo es el orgullo que el papá siente por sus hijos.

Foto:

123RF

03 de junio 2018 , 10:00 p.m.

Hace unos años, a los hombres les faltaba hacer más presencia en sus hogares. Cada día, los psicólogos veíamos muchachos perdidos, sin límites, sin norte y sin tener a quién admirar. Atemorizaba ver que los jóvenes tenían solo el modelo materno, y la estadística así lo ejemplificaba: “El 75 por ciento de los jóvenes delincuentes crecieron sin presencia paterna”. Era urgente la necesidad de abrirle paso al hombre para que aprendiese a ser padre.

Afortunadamente, los tiempos han cambiado. Los padres jóvenes de hoy quieren tener más impacto en la vida de sus hijos y se ponen la camiseta desde el inicio del embarazo, tanto, que ya se habla de estar embarazados, no de que solo la mujer lo está.

El padre de hoy está luchando por obtener el lugar que se merece en la familia. Él tiene funciones que comparte con la madre, como son proteger, guiar, poner límites y establecer exigencias. Cada día hay más mujeres que reconocen la importancia del acompañamiento del padre en la vida de los hijos. Ellas no deben ni quieren seguir haciendo todo en soledad. Además, la aprobación del padre es clave para el buen desarrollo de la autoestima de los hijos, todos los niños y niñas desean que él esté orgulloso de ellos, y esto también determina, en cierto grado, cómo se van a relacionar los niños con sus padres y las niñas con los hombres.

La presencia masculina se necesita para enseñarles a los niños cómo entrar al mundo de los hombres. Es importante que ellos tengan conciencia de que son modelos para sus hijos y que les proporcionen la información necesaria para que logren ser hombres de bien.

Son muchas las cosas que definen a un buen padre. El buen padre pasa tiempo individual con su hijo y, por lo tanto, lo conoce bien. Sabe cuáles son sus intereses, pasiones, fortalezas y debilidades; el buen padre es capaz de transmitir un mensaje de amor claro, ya sea con palabras, gestos o acciones.

La comunicación del amor del padre es vital para el hijo, al igual que lo es el orgullo que el papá siente por sus hijos. Cuando expresan admiración por algo que hace el hijo, esto hace que el niño suba su autoestima. No hay nada que lo complazca más, pues es como lograr una pesada prueba. La hija que siente que papá la valora y está orgulloso de ella es una niña que crecerá y será una buena mujer, y que buscará una pareja que la valore también. Hay quienes pasan años esperando esa aprobación. Un buen papá sabe cómo expresarle a su hijo que cumplió con sus expectativas.

ANNIE DE ACEVEDO
Psicóloga y educadora

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA