Educación

‘Que la salud de los docentes no sea el próximo Reficar’

Nuevo presidente de Fecode habló sobre la licitación del servicio de salud y jornada única. 

Carlos Rivas, Presidente de Fecode

Carlos Rivas asumió la presidencia de Fecode, el sindicato de profesores más grande del país, después de la renuncia de Luis Grubert.

Foto:

Juan Manuel Vargas / EL TIEMPO

09 de mayo 2017 , 03:39 p.m.

Después de permanecer durante más de cuatro años en la presidencia de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) –el sindicato de profesores más grande del país–, Luis Grubert renunció a su cargo en enero pasado. Su sucesor, Carlos Enrique Rivas, fue elegido de manera democrática el 31 de ese mes.

Rivas se desempeñaba como secretario de Asuntos Educativos, Pedagógicos y Científicos, desde allí dirigió el Centro de Estudios de Investigaciones Docentes. En entrevista con EL TIEMPO, aseguró que tiende más al diálogo que al paro. Y es que de Fecode se recuerdan, principalmente, sus paros. Por ejemplo, aquella vez que paralizaron al país, durante 15 días, en mayo de 2015. En ese momento se llegó a un acuerdo con el Ministerio de Educación (MEN), del que –afirma Rivas– aún quedan puntos por cumplir, especialmente la prestación de salud de los docentes.

Y es que el Sistema de Salud del Magisterio está garantizado según la Ley 91 de 1989 por el Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio. La entidad encargada de administrar los recursos que se destinan con este fin es la Fiduprevisora. La misma se encarga de lanzar licitaciones a servidores del servicio de la salud en el país.

A finales de enero, la licitación, que logró una participación récord de 28 empresas, se declaró desierta porque ninguna cumplía con las exigencias técnicas. Siendo así, se prorrogó el proceso y los maestros han advertido que si no hay soluciones prontas, volverán a paro. Inclusive, el pasado 28 de febrero durante una movilización nacional, radicaron ante el Ministerio de Educación un pliego de peticiones en el que se presentaron siete ejes principales: política educativa, carrera docente, económico, bienestar, salud, prestacional e institucional.

El 9 de marzo se instaló una mesa de negociaciones entre Fecode y el MEN para discutir cada uno de los puntos.

Presidente de Fecode, Carlos Rivas.

El jueves 9 de marzo se estableció la mesa de negociación entre el Mineducación y Fecode para discutir los puntos a trabajar.

Foto:

Juan Manuel Vargas / EL TIEMPO

¿Qué pasa con la salud de los docentes?

Con la prestación del servicio no ha habido controles. Los recursos que allí se manejan son públicos. Aprovecho para pedirle a la Fiscalía, a la Procuraduría y a la Contraloría para que ejerzan los controles necesarios. Este es un negocio de 5,5 billones de pesos, y aquí no pueden venir las mafias a ganárselo.

¿Cuál es el problema en concreto?

En las regiones hay represamientos de cirugías, consultas y, el más grave, rara vez le entregan la totalidad de los medicamentos a los profesores. Además, por ejemplo, cuando el profesor va al médico le dice que tiene una patología y que debe ir al especialista, pero los procedimientos no se cumplen. No digo que sea en la totalidad de los casos, pero es que así falte un maestro por la prestación del servicio, es una vida la que está en juego. Somos un millón, pero uno representa ese millón. No nos pueden decir: “es que se murió apenas uno”. No se puede morir absolutamente nadie.

¿Hay contratos que ya están siendo adjudicados?

Como aquí el ciudadano dice una cosa en privado y otra en público, hay gente en las regiones que anda diciendo que ya se adjudicaron a ciertas empresas. Nosotros les decimos que nos ayuden con esas denuncias para ir a la Fiscalía. Yo creo que sí hay gente que está detrás de un contrato tan ambicioso de 5,5 billones de pesos. Entonces le pedimos a la Fiduprevisora que sean los garantes. Finalmente, la empresa que es evaluadora y calificadora hace las recomendaciones y los que toman las decisiones en el contrato es la Fiduprevisora y el Ministerio de Educación.

¿Qué va a pasar ahora con la salud?

En este momento estamos en la etapa en la que se entregaron los pliegos y hay un cronograma que finalmente llega hasta abril que es cuando se adjudican los contratos para que en mayo los prestadores que ganen reciban las bases de datos. Ojalá no se nos vaya a volver esto un Obredecht o un Reficar. Queremos que sea amplio, tranquilo y transparente.

¿Cómo ve este nuevo Ministerio?

No me gusta el Ministerio cuando es de portafolios: que vende alimentación, que regala libros o compra computadores; eso cambia su realidad, pero también tiene aspectos que nosotros no podemos desconocer. Por ejemplo, la jornada única. Sabemos que es necesaria, pero no la podemos construir para que sea un fracaso.

¿La jornada única es lo único que usted rescataría de lo que se está haciendo en el Ministerio?

Rescatamos la jornada única porque entre otras cosas fue una construcción de nosotros, pero lo que creemos es que no se puede convertir en una oportunidad de negocio...

También me gusta el paro, y cuando toque tomaremos la decisión

El Gobierno está construyendo las aulas...

Pero hay una equivocación, no queremos que se construyan aulas. Porque si una institución educativa tiene que quitar la cancha de fútbol para construir dos aulas, eso no tiene sentido. Hay que construir instituciones educativas con toda la tecnología...

¿Cómo los megacolegios?

Como los megacolegios, pero no en esa dimensión tan grande porque ahí se está industrializando la educación. Imagínese cuando un colegio tiene cinco mil estudiantes y usted requiere de un supermercado para venderles los productos en el recreo. Creemos que debe haber colegios en los que quepan 1.500 o 2.000 estudiantes.

¿Se van a ir a paro este año?
Depende de lo que diga el Gobierno...

¿Qué tan radical es usted en ese sentido?

Soy un hombre de diálogo y de concertación, pero cuando el Gobierno no quiere darnos la razón porque no funcionamos sobre la irracionalidad, toca actuar. No nos pueden decir que el maestro no requiere de mejores salarios, de mejores condiciones laborales. La escuela también necesita que el Estado invierta, porque en la medida en que se haga lograremos la construcción de un nuevo ciudadano. Insisto mucho en el tema de la ciudadanía. Creo que es beneficioso para el exterior de la escuela. Pero claro, también me gusta el paro, y cuando toque, tomaremos la decisión.

SIMÓN GRANJA MATÍAS 
@simongrma

E
DUCACIÓN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA