Educación

Seis pasos para una vida con sentido

La hija del maestro Deepak Chopra propone un plan para darle un giro a la existencia.

Seis pasos para una vida con sentido

Mallika Chopra es una exitosa conferencista y escritora.

Foto:

123rf

30 de noviembre 2017 , 09:29 p.m.

Es hija de Deepak Chopra, el hombre que popularizó la meditación y las prácticas ayurvédicas en Occidente y es un referente internacional a la hora de unir salud y espiritualidad. Por lo mismo, Mallika creció escuchando hablar a su padre, médico de origen hindú, sobre la importancia de hacerse preguntas fundamentales en torno a la vida que llevamos, con su apuro, su estrés, sus toxinas, su falta de paz.

Recién entrada la segunda década del siglo XXI, Mallika ya tenía peso propio en el mundo de la meditación y el wellness. Había escrito dos libros, ambos superventas y traducidos a más de diez idiomas: 100 promesas para mi bebé y 100 preguntas para mi hija; había lanzado un canal sobre vida saludable en YouTube; había creado, junto a Michael Jackson, la Heal The World Foundation y se había consolidado como conferencista: hizo charlas para TedXSan Diego y TedXBerkeley, además de ir como relatora motivacional a empresas como Coca Cola, Google y LinkedIn. Pero, al mismo tiempo, su vida personal estaba un poco fuera de control. Tenía adicción al azúcar, luchaba por un peso ideal, estaba muy estresada y lidiaba con la culpa de sentir que no lo estaba haciendo lo suficientemente bien como esposa, madre y mujer de negocios.

Entonces habló con su padre. De esa conversación, y del largo viaje hacia una vida más satisfactoria, nació su actual emprendimiento –la empresa Intent (Intención), que involucra un blog, un sitio web y una app– y su nuevo libro: Living with Intent: My Somewhat Messy Journey to Purpose, Peace and Joy (editado por Planeta México como Vivir con Intención). Ambas iniciativas buscan, a partir de su propia experiencia, ayudar a otras personas a llevar una vida ajustada con los propósitos más profundos del alma; de ahí el concepto de intención, que alude a lo que se desea realmente, más allá de las metas de cada día; a la dirección que se le quiere dar a la voluntad. “La idea de escribir un libro evolucionó a medida que buscaba algo de balance en mi vida”, cuenta desde su casa en California (Estados Unidos), donde vive con sus hijas

“Aunque mi padre me había enseñado sobre la importancia de la intención, la vida a veces se desordena. He pasado por etapas en las que sí me he sentido saludable, feliz y con mis responsabilidades en orden, pero el libro vino a mi mente cuando me di cuenta de que había perdido mi ancla: me la pasaba corriendo, demasiado ocupada, y al mismo tiempo sentía que lograba poco. Estaba cansada e infeliz. El libro fue parte de mi camino para entender lo que significa vivir con intención para una mujer que es madre, trabaja y trata de equilibrar demasiadas cosas”.

Las mujeres solemos preocuparnos de cuidar al resto y sacrificamos nuestra propia salud, nuestra propia felicidad

Lo primero que su padre le recomendó fue hacer un ejercicio que llama ‘La rueda del balance’ y está incluido en el libro. Se trata de una invitación a apuntar todas las áreas de la vida para ver claramente qué se necesita trabajar. Entre estas áreas se incluyen aspectos tradicionalmente relacionados con la palabra éxito –como el desarrollo de carrera o las metas financieras–, pero también ítems como descanso, horas de sueño, ejercicio, nutrición.

“Esta rueda ofrece una manera práctica para descubrir qué cambios y ajustes hay que hacer en la propia vida para sentirse más saludable y feliz. Comienza con preguntas del día a día como: ¿Me siento descansado? ¿Me estoy moviendo lo suficiente? Y luego se direcciona hacia nuestras relaciones, trabajo y espíritu. También nos hace ver si nos estamos riendo lo suficiente, si tenemos algún espacio de salida para la creatividad y para el gozo”.

Con este mapa personal en mano, Mallika decidió viajar a Nueva Delhi a estar con sus abuelos. “Fue un tiempo que necesitaba para recordarme a mí misma lo importante que es el autocuidado. Las mujeres solemos preocuparnos de cuidar al resto y sacrificamos nuestra propia salud, nuestra propia felicidad”.

Luego, Mallika conversó con líderes espirituales de fama internacional como el alemán Eckhart Tolle, escritor de 'El poder del ahora'; Marianne Williams y el Dr. Andrew Weil, líder internacional en medicina integrativa, entre otros. Al unir su propia experiencia con todo lo conversado, Mallika Chopra concluyó que la clave de una vida satisfactoria estaba en tener clara nuestra intención vital.

“La intención representa nuestros más profundos anhelos: qué aspiramos a ser como individuos, como miembros de nuestras familias y comunidades, como ciudadanos de la madre Tierra. Viene de nuestra alma, ese espacio dentro de nosotros mismos donde sabemos quiénes somos y qué queremos. Las metas, en cambio, vienen de nuestra mente. Están más orientadas a las tareas y tienen puntos finales. Son importantes cuando se trata de actuar, pero primero debemos saber cuáles son nuestras intenciones. La vida con propósito es una vida con intención, una vida que tiene felicidad, donde nos sentimos valorados y sentimos que servimos”.

Cada uno tiene diferentes matices y desafíos en diferentes momentos de la vida

Mallika propone un camino de seis pasos para llegar a una vida en la cual la intención sea lo que comande. Estos son: incubar, reconocer, confiar, expresar, nutrir y actuar. “Cada uno tiene diferentes matices y desafíos en diferentes momentos de la vida. Para mí, incubar, tomarse el tiempo para conectarse con nuestra alma a través de la meditación u otras prácticas, es el paso más poderoso. Solo 10 a 15 minutos al día pueden realmente transformar el cómo nos sentimos con nosotros mismos y cómo interactuamos con el mundo”.

Por estos días, Mallika trabaja en un nuevo libro sobre meditación y mindfulness para niños. Además, logró superar su adicción al azúcar: (esta) “pasa por etapas, pero en general tengo más conciencia de cómo afecta mi vida”, dice. Y se siente más ligera, más feliz.

Ser amable con uno mismo y tener confianza

1 Incubar:
Calmar la mente y conectarse con las intenciones más profundas. Dedicar a esto 10 a 15 minutos diarios.

2 Reconocer:
Prestar atención a lo que la mente va diciendo sobre qué tiene sentido y qué no. Buscar los signos que ayudan a encontrar el camino hacia el logro de nuestras intenciones.

3 Confiar:
Tener confianza en nuestro conocimiento interno y en los mensajes que envía el universo. Dejar que sirvan como guía.

4 Expresar:
Anotar las intenciones, decirlas en voz alta o compartirlas.

5 Nutrir:
Ser amable con uno mismo. El camino hacia convertir las intenciones en realidad es sinuoso, cambiante, e incluye fracasos. No hay que castigarse por ello.

6 Actuar:
No sirve esperar a que mágicamente las intenciones lleguen a puerto. Ir paso a paso, partiendo por objetivos a corto o mediano plazo.


SOFÍA BEUCHAT - El Mercurio / GDA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA