Educación

El legado de Ignacio Mantilla tras 6 años como rector de la U Nacional

El matemático hace un balance sobre su gestión como líder de la institución educativa. 

Ignacio Mantilla, rector de la Universidad Nacional.

Ignacio Mantilla, rector de la Universidad Nacional.

Foto:

Milton Díaz / EL TIEMPO

04 de abril 2018 , 02:38 p.m.

Poner en marcha el Hospital Universitario, pues en 150 años la Universidad Nacional de Colombia no tuvo uno, es uno de los logros más importantes que destaca el matemático Ignacio Mantilla, quien fue rector de esta institución educativa durante seis años. “Asumí la rectoría al término de un paro de la Facultad de Medicina que exigía un hospital para sus prácticas. Así que es un logro importante, no solo por poder recibir pacientes, sino atender las necesidades de los estudiantes de la salud”, afirma el profesor.

En cuanto a la inversión en infraestructura, que se concentra no solo en seguir manteniendo los edificios de la Universidad –muchos de ellos de patrimonio–, sino en brindar educación de calidad a colombianos de lugares apartados y de difíciles condiciones económicas, se destacan varias construcciones, adecuaciones o ampliaciones en todas las sedes. Una que llena de orgullo a Mantilla es la construcción y puesta en funcionamiento de la Sede Tumaco, que existía en el papel desde 1996, pero fue hasta su administración que se construyó y admitió estudiantes.

“Me sorprendió que mientras a una sede como Palmira se presentaron 1.500 aspirantes, en Tumaco llegaron 3.000 solicitudes para no más de 200 cupos. Lo que demuestra la falta de oferta de educación de calidad en estas zonas”, dice.

De igual manera, este martes el Congreso aprobó la Ley de Honores, que autoriza al Gobierno nacional para que incorpore dentro del Presupuesto General de la Nación las partidas presupuestales necesarias para financiar la dotación tecnológica de las aulas, centros de cómputo, auditorios y laboratorios para la enseñanza y la investigación de la Universidad Nacional, por un valor de 100.000 millones de pesos anuales durante cinco años consecutivos.

“Con la aprobación de la Ley de Honores de la Universidad Nacional, lograda hace unos minutos en cuarto debate en el Congreso, cierro con broche de oro mi gestión como rector de la Universidad Nacional. Gracias a todos por su apoyo”, dijo el rector a través de Twitter.

Reconocimientos

Dentro de la institución se realizaron varios cambios de tipo académico-administrativo con los que se busca agilizar procesos, unificar criterios y modernizar ciertas reglas de juego, entre ellos, la aprobación de dos nuevos estatutos: el de Personal Académico y el Disciplinario para Personal Docente y Administrativo. Como ‘titánico’ calificó el rector este trabajo puesto que existían reglas diferentes para tratar a los profesores que estaban contenidas en tres estatutos distintos, algunos provenientes de los años 70. Dentro de los cambios se destaca la creación de la figura de tenencia de cargo.

“Es la única institución en Colombia que la contempla. Es histórico. Es para profesores con desempeño de alta calidad y excelencia”. A ello pueden aspirar docentes que han trabajado durante 25 años y son de categoría asociados. Desde su aprobación, en el 2014, se les ha otorgado a 400 de los 3.000 que están en la Universidad, entre ellos, a la rectora electa, Dolly Montoya.

Oportunidades en el exterior

Para el rector saliente no es fácil hacer este recorrido, pues en cada área de la Universidad hubo avances importantes: mayor número de investigaciones, de publicaciones, de egresados (el año pasado se graduaron 10.000 estudiantes, años atrás, las cifra apenas llegaba a 8.000. Además, en una sola ceremonia se entregaron diplomas a 101 nuevos doctores, un dato clave si se tiene en cuenta que en la Universidad Nacional se gradúa el 60 por ciento de los doctores de Colombia) de convenios internacionales, más prestigio, mejores posiciones a nivel internacional por su calidad, mayor participación en temas de interés nacional como el proceso de paz y el posconflicto, la consolidación del Sistema Nacional de Gestión Ambiental, la creación de nuevos programas y, después de 15 años, el nacimiento de una nueva carrera: Ciencias de la Computación. 

Acreditación y alta calidad

En los resultados publicados para 2017, el QS World University Ranking ubica a la U.N. en el puesto 254 del mundo, en el 11 de Latinoamérica, y como la mejor institución de educación superior del país. En 2012 la U.N. se encontraba en la posición 381 del mundo, es decir que en los últimos seis años escaló 127 puestos.

Como sello de alta calidad se resalta que la U.N. es la institución de educación superior con el mayor número de programas curriculares acreditados en el país, tanto de pregrado como de posgrado.

A esto se suma la formación de la planta profesoral, ya que 1.542 de los 3.048 docentes de la Institución tienen estudios de doctorado y 1.260 de maestría. “Por tener más del 50 por ciento de nuestros profesores con título de doctorado estamos ofreciendo a los estudiantes la más alta calidad en su formación”, puntualizó el Rector Mantilla.

Por último, en los retos para los próximos años está la puesta en marcha de la Sede de La Paz y la apertura de carreras del área de la salud fuera de la Sede Bogotá, el programa de egresados y el fortalecimiento de infraestructura física, entre otros.REDACCIÓN EDUCACIÓN

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA