Educación

Sugerencias para el verbo hacer

Hay quienes dicen "haga la comida", como si no estuviera hecha. Otra cosa es "prepare la comida".

fg

La Real Academia Española relaciona 58 definiciones del verbo 'hacer' en el Diccionario.

Foto:

Javier Soriano / AFP

18 de agosto 2016 , 11:07 p.m.

Cuando de manera inocente y muy rara vez se juega póker, solo como entretenimiento, aparece una figura llamada comodín (“joker”, en inglés); es un bufón o arlequín, similar a un payaso. Este reemplaza, en caso de necesidad, a cualquiera de las otras imágenes que aparecen en una baraja. Y, así como en ese juego, también al hablar o al escribir, hay otro comodín: el verbo hacer.

De este, la Real Academia Española relaciona 58 definiciones en el Diccionario, entre las que se destacan, sobre todo, los sinónimos producir, fabricar, formar, ejecutar, realizar, construir, arreglar, emplear, etc. Quizás por este mismo motivo, a pesar de contarse cerca de 8.500 verbos, la gente tiende a acomodarlo (por eso es comodín) en casi todos los casos posibles, sin tomar en cuenta que otras palabras entrañarían un significado más preciso. Por supuesto, no se trata de rebuscar un verbo, sino de usar el más adecuado, evitando así algunas confusiones.

Por ejemplo, cuando se dice que alguien “hace la comida”, surgen las ideas de fabricar comida o prepararla. Aunque el sentido común indique que la comida ya está hecha, pocos hablantes optan por la segunda posibilidad. Otros más dizque “hacen la cama”, y la cama ya está hecha. Algunas abuelitas les dicen a sus nietos “hagan caso”, y la forma más concisa es “obedezca”. O “hacer caso omiso” es “omita”; “hágase el tonto” equivale a “disimule”, “hágase el interesado” corresponde a “muestre interés”.

Una de las mejores recomendaciones para hablar o escribir es la concisión. Esta consiste en expresar una idea con las palabras precisas y suficientes, distinto a apretar o mutilar. Y con mucha frecuencia el verbo hacer no aporta nada.

El tal hacer ya funciona como muletilla (pequeña muleta), donde los cojos se sostienen cuando intuyen que van a caer, porque en su haber no cuentan con otros apoyos lingüísticos. Esta estrechez en el vocabulario aumenta por la escasísima (casi nula) actividad lectora. Del inglés (lo dijimos en otra oportunidad), proviene un uso calcado de este verbo, que en español resulta innecesario: “Jorge leyó un libro y, después de hacerlo, empezó a reflexionar”. Esta oración (atentos) es más clara si se dice: “Jorge leyó el libro y después empezó a reflexionar”. ¿Acaso cambia en algo el sentido si se suprime el tal “hacerlo”, que no añade ningún significado?

Veamos a continuación algunos ejemplos donde resulta muy fácil reemplazar, omitir o concretar el verbo hacer. Como se trata solo de ilustrar a nuestros lectores, y no de incomodar a nadie, permítanme omitir aquí la autoría de estas citas (confío en que no haya protestas):

-“Muchos sucesos políticos y sociales se hacen evidentes”. Si se mencionan algunas ideas, se da por sentado que estas ya existen, están “hechas”. Es mejor: “Se evidencian muchos sucesos políticos y sociales”.

-“El más reciente informe de Naciones Unidas, hecho en 2013, confirma esa situación”. Si hay un informe, de verdad, créanme, es porque este ya fue “hecho”. Si no, dicho informe no existiría. Es más práctico decir “El más reciente informe de Naciones Unidas, de 2013, confirma esa situación”. ¿Cambió en algo el sentido?

-“Los niños celebran esta publicación, y sí que tienen motivos para hacerlo”. Es más claro: “Los niños celebran esta publicación, y sí que tienen motivos”.

-“Haciendo una crítica a la violencia…” se concreta más con “criticando la violencia”.

-“El ministro hace un reconocimiento al investigador” se reemplaza por “el ministro reconoce, estimula, destaca, premia, incentiva, resalta, sobresale, galardona, remunera, exalta, etc.”.

-“A esta melodía le hace falta un poco de humor…”. Es más fácil: “A esta melodía le falta un poco de humor”.

-“Vamos a hacer diferentes consideraciones…”. Es más conciso “expondremos distintas consideraciones”, “presentaremos diversos enfoques”, “acudiremos a variados puntos de vistas”, “propondremos otras visiones…”.

-“Juanito hizo la comida para esta noche…” se reemplaza de manera sencilla con “Juanito preparó la comida esta noche”.

-“Dudaba antes de hacer una interpretación de la canción” muestra una cacofonía (“interpretación” y “canción”) y es una oración poco concisa. Noten la solución práctica: “Dudaba antes de interpretar la canción”. Así, ¿alguien extrañara el “hacer”?

Para finalizar, hagamos de cuenta (supongamos) que el ingeniero no hizo el edificio, sino que lo diseñó; que nadie hace una noticia, sino que la redacta; que nadie hace un cuadro, sino que lo pinta; que nadie hace una casa, sino que la construye…

En definitiva, no nos hagamos… pues ya estamos hechos.

Con vuestro permiso.

JAIRO VALDERRAMA V.
Facultad de Comunicación
jairo.valderrama@unisabana.edu.co

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA