Vida

¿Quiere acertar con el regalo que haga feliz a mamá?

Regalar experiencias, como un masaje o un viaje, suelen estar en la lista de deseos.

Día de las madres

Las promociones juegan un papel importante durante esta fecha, de hecho, el 57 por ciento de los colombianos procura encontrar en promoción el regalo para mamá.

Foto:

Óscar Bernal/Archivo EL TIEMPO

11 de mayo 2018 , 10:46 p.m.

Cecilia todavía recuerda esos huevos cocinados sin mantequilla y la bandeja decorada. “Son los más horribles que me he comido en mi vida, pero aprecié el detalle de que mis hijos me hicieran el desayuno”. También recuerda, pero esta vez con rabia, un bono que le regalaron. “Un bono es bien recibido si uno lo pidió o es de un lugar que a uno le gusta mucho y viene acompañado de una tarjeta hecha por ellos, no que sea por salir del paso”. Ahora le encantaría que le regalaran uno para hacerse un masaje relajante.

Diana todavía llora cuando se acuerda del disco que le grabó su hija Sofía cuando estaba en segundo de primaria, y confiesa que los regalos más lindos que ha recibido “son las cartas de amor de mis hijas, con dibujos a todos color, diciendo todo lo que aman a la mamá y agradeciendo. ¡Las he guardado todas!” Hoy, que ya son adultas, le encantaría que le dieran una cartera, zapatos, ropa o un masaje.

Y, para Elena, el regalo más apreciado en este momento es el tiempo que puede pasar con sus hijos universitarios, “preparar una comida juntos, conversar un rato, salir a caminar. El año pasado nos fuimos en bicicleta a un brunch, y el plan estuvo delicioso”.

Los regalos son una oportunidad para expresar cariño, gratitud y aprecio. Reflejan cuánto conoces a una persona, sus gustos, deseos, aficiones y forma de vida para sorprenderla con algo que disfrutaría mucho.

Por eso hay personas que tienen un don para dar en el blanco a la hora de regalar y hacer feliz a todo el mundo. La clave, dicen expertos, está en que generalmente son personas observadoras, detallistas, que saben escuchar y registrar los deseos de otros para convertirlos en regalos.

Más aún si se trata de la mamá. Verla funcionar en el día a día, saber en qué consiste su trabajo y cómo lo desempeña, fijarse en las cosas que hace el fin de semana, darle un vistazo a su ropero, mirar los libros que lee e interesarse en la música que escucha son aspectos que le pueden dar pistas a la hora de consentirla. 

“Usted se puede enamorar de una cosa, pero piense antes de llevarla si a quien se lo va a regalar lo va a apreciar y disfrutar realmente. Tampoco piense en impresionar a esa persona, solo en que le guste”, recomienda la administradora de un almacén de regalos.

“Lo que hace de un regalo “el regalo perfecto” es que sea algo que se pueda usar”, dice Mary Steffel, profesora en la Universidad de Cincinnati, en un artículo en el periódico El Mundo de España. Y explica que como no queremos que nuestro regalo parezca impersonal y dar la impresión de que no conocemos a esa persona, nos esforzamos mucho más en hacerlo “especial”. Y a veces es demasiado: las personas quieren regalos versátiles y prácticos, independientemente de quién se los haya comprado, dice.

También está la alternativa de moda: regalar experiencias como un masaje, un viaje, una tarde de spa, una clase provechosa, una actividad juntos...

Según Cassie Mogilner, profesora de mercadeo en la Universidad de Pensilvania, en el mismo artículo, este tipo de regalos mejoran nuestra relación con los demás, independientemente de que la experiencia sea consumida conjuntamente o no, “por los sentimientos que se evocan cuando se está disfrutando de la experiencia regalada”.

No descarte la posibilidad de regalar un bono o dinero. Por impersonal o poco original que parezca, se sabe que estos permiten a quien lo recibe darse un capricho, un gusto lujoso o hedonista que de otra manera no se daría.

Cada tipo de mamá con su respectivo regalo

La hogareña 

Si su mamá es de las que les encanta decorar y ambientar los espacios de la casa; le gusta mirar una película en familia el fin de semana; prefiere vestirse de pantalones y zapatos bajos, y comienza el día con un refrescante baño, sin duda es una mamá hogareña. Entre más tiempo pase en casa es más feliz; es consentidora, buena anfitriona, piensa en los detalles y goza reuniendo a los suyos.
* Sin duda, ella disfrutaría mucho un nuevo portarretratos con una foto de la familia en las últimas vacaciones. También le gustarían las velas aromáticas, una acogedora manta, unas cómodas pantuflas, unos refrescantes jabones para la ducha o un viaje familiar en crucero donde todos se diviertan.

La trabajadora

Si su mamá llega a la casa y lo primero que hace es alistar la ropa y revisar la agenda del día siguiente; si sueña con dormir hasta tarde o hacer una larga siesta el fin de semana; si suele vestirse de chaqueta y pantalón; si le encanta asistir a seminarios y diplomados; si el celular y las aplicaciones son sus mejores aliadas, y comienza el día revisando correos y enviando mensajes, es una mamá dedicada a su trabajo. Es estudiosa, responsable, organizada y planeadora.
* Para ella serían ideales los gadgets para el celular o el portátil, un lindo maletín para el computador, una suscripción a un medio especializado en su profesión. También, regalos que le alivien el estrés diario: un masaje (mejor si es a domicilio), unas clases de yoga, o un viaje que le permita desconectarse: a la montaña o una playa.

La gastronómica

Si su mamá llega a la casa y lo primero que hace es pensar en preparar la comida; si le gusta probar nuevas recetas y sorprender a la familia con un almuerzo especial el fin de semana; si prefiere usar vestidos holgados; si le encantan los canales de gastronomía, y comienza el día disfrutando de un buen café, no cabe duda: tiene una mamá cocinera, ¡qué afortunado! La cocina es el espacio de la casa que más le gusta, la relaja ir al supermercado y buscar nuevos ingredientes; es minuciosa, generosa, creativa y recursiva.
* Piense para ella en utensilios de cocina personalizados, en una cafetera para hacer expreso, en una rica cena en un restaurante nuevo, o en un viaje a tomar un curso de cocina peruana o japonesa, por ejemplo.

La ‘fashion’

Si su mamá es de las que llega a la casa a desmaquillarse, aprovecha el fin de semana para salir de compras, se viste de falda y blusas con tacones, va a la peluquería a cambiarse de look con cierta frecuencia y comienza el día trotando o yendo al gimnasio, sin duda es una mamá coqueta y amante de la moda. A ella le encanta cuidarse para verse bella, reunirse con amigas a tomar algo, conocer nuevos lugares.
Un regalo perfecto para ella sería una cartera, una joya, un juego de cremas antiedad, un tratamiento de cuidado corporal, perfumes y maquillaje o un fin de semana en un hotel con un spa espectacular.

EL TIEMPO

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA