Ciencia

El Synlight, un sol artificial gigante para producir hidrógeno

Este simulador solar logra alcanzar temperaturas de hasta 3.000 grados.

Simulador solar

Cada reflector, con su lámpara, está montado en un brazo telescópico que se puede ajustar individualmente desde una sala de control.

Foto:

Markus Hauschild / EFE

08 de mayo 2017 , 07:43 a.m.

Usando focos que generan luz y calor como una estrella a escala reducida, un equipo de científicos del centro nacional de investigación aeronáutica y espacial de Alemania (DLR) creó el simulador Synlight, el mayor sol artificial del mundo.

“Es una instalación que permite el suministro de una luz solar definida y reproducible a gran escala, para investigar y desarrollar combustibles solares, que en el futuro se fabricarán a escala industrial utilizando el sol natural”, explica Kai Wieghardt, director de este proyecto del Instituto de investigaciones, instalaciones y materiales solares del DLR.

En esta se desarrollan nuevos procesos de producción de combustibles que, al ser utilizados en motores, no emitan a la atmósfera el dióxido de carbono que favorece el calentamiento global del clima, a los que el DLR denomina “combustibles solares”.

En el edificio de tres pisos hay 149 lámparas orientables de arco corto de xenón, cada una de las cuales puede iluminar la pantalla de un cine grande, y que están montadas en una estructura de acero de 15 metros de altura, que recuerda a un panal, en el que se cosecha luz en vez de miel.

Cada reflector, con su lámpara, está montado en un brazo telescópico que se puede ajustar individualmente desde una sala de control, lo que permite concentrar o dispersar la luz generada, a una distancia de 8 metros, según el DLR.

Los científicos pueden enfocar estas lámparas o “radiadores”, con una potencia radiante de más de 350 kilovatios (kW) en una superficie de 20 por 20 centímetros, generando el equivalente a 10.000 veces la radiación solar que llega a la superficie de la Tierra.

Mediante este proceso también se generan unas temperaturas de hasta 3.000 grados centígrados (ºC) en el punto donde las lámparas se enfocan, un calor equivalente a alrededor de un 55 por ciento del que se registra en la superficie o fotosfera del astro rey, que está normalmente a unos 5.500 grados, según la Agencia Espacial Europea.

Conseguir hidrógeno

Los investigadores usan estas temperaturas para obtener hidrógeno con el cual poder propulsar los motores de coches o aviones. El hidrógeno es considerado un combustible del futuro porque se quema sin producir dióxido de carbono, pero su producción necesita cantidades significativas de energía.

Este centro confía en que, gracias a la tecnología que se experimenta en Synlight, denominada ‘concentrated solar power’ o CSP (potencia solar concentrada), la energía requerida para producir el hidrógeno se obtenga del Sol.

Una de las ventajas de esta instalación es que permite efectuar experimentos con la CSP sin que afecten las condiciones del tiempo ni tener que depender de la irradiación solar natural, como sucede con otras instalaciones experimentales, formadas por espejos que reflejan y concentran la luz del Sol en una torre.

Producir hidrógeno usando radiación solar es posible hace años, pero este ‘sol’ busca alcanzar escala industrial.

EFE

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA