Ciencia

Asteroide que se acerca a la Tierra no representa ningún riesgo

Los fanáticos de la astronomía podrán enfocar sus telescopios hacia el 2014-JO25 desde el miércoles.

Asteroide

El asteroide tiene 650 metros de diámetro y pasará a 4.6 distancias lunares de la tierra el 19 de abril.

Foto:

Nasa

19 de abril 2017 , 08:07 p.m.

Diversos medios de comunicación del mundo han hecho eco del acercamiento, este miércoles 19 de abril, de un asteroide que pasará muy cerca de la Tierra; tanto que algunos de estos informativos no han dudado en afirmar que dicho cuerpo celeste “rozará” nuestro planeta.

Dicha versión puede ser sorprendente y cautivadora, pero está bastante lejos de la realidad: si bien el asteroide 2014-JO25 lo considera la Nasa un cuerpo potencialmente peligroso, su cercanía solo corresponde a las inmensas distancias que se tienen en cuenta cuando se estudia astronomía. Y no representa ningún riesgo para nuestro planeta.

Alberto Quijano, director del Observatorio de la Universidad de Nariño, explica que en los estándares de la agencia espacial estadounidense (Nasa), a la categoría de objetos potencialmente peligrosos pertenecen aquellos que tienen por lo menos un diámetro entre los 100 y los 150 metros, y que pasan a una distancia de la Tierra menor a los 7,5 millones de kilómetros.

El asteroide 2014-JO25 tiene un diámetro de 650 metros y, cuando logre su máximo acercamiento a la Tierra, a las 7 de la mañana de este miércoles (hora colombiana), lo hará a 1,8 millones de kilómetros. Pese a su gran tamaño y la corta distancia (casi cuatro veces más cerca de lo que la Nasa considera prudente), no representa ningún peligro para nosotros; es más, podrá detectarse durante todo el día con técnicas de radar; incluso, hasta el jueves. 

“Esta distancia es cuatro veces y media la que nos separa de la Luna, y, en la escala de la astronomía es muy pequeña, pero afortunadamente es segura para el planeta Tierra. No es verdad entonces que el asteroide ‘rozará’ a la Tierra, como varios medios de comunicación han llegado a decir”, asegura de manera enfática Quijano.

Según este experto, el 2014-JO25 es muy interesante porque, debido a su tamaño y proximidad a la Tierra, permitirá a los radiotelescopios y telescopios terrestres capturar datos mucho más precisos de su órbita, periodo de rotación y de su composición física. “Se sabe también que refleja muy bien la luz solar, pero eso no significa que se lo podrá observar a simple vista o con binoculares”, agrega.

Para observarlo –aclara– será necesario emplear un pequeño telescopio: “Se estima que su brillantez estará alrededor de una magnitud 10,7, y el ojo humano solo puede mirar hasta magnitud cinco y, en condiciones óptimas, hasta magnitud seis”.

Es un evento usual

Los tránsitos de objetos como los asteroides en las proximidades de la Tierra son eventos más comunes de lo que se cree. De hecho, se calcula que todos los días, nuestro planeta es impactado por decenas de rocas espaciales, las cuales son en su mayoría pequeñas y se desintegran al cruzar la atmósfera.

“Hay numerosísimos cuerpos que se han descubierto, con órbitas alrededor del Sol similares a la de la Tierra. Y se seguirán encontrando muchos de ellos; por eso es inevitable que de tanto en tanto se anuncien sus acercamientos”, asegura José Gregorio Portilla, director del Observatorio Astronómico Nacional.

“Muchos –continúa– son objetos inofensivos del tamaño de un carro o una casa, que no revisten peligro porque explotan al contacto con la atmósfera. Los que sí podrían llegar a representar algún peligro son los mayores de 50 metros”.

Al día, con los telescopios en tierra, se detectan entre tres y cuatro de estos asteroides cercanos. “El 4 de abril, por ejemplo, pasó el 2017GM, que era de cuaro metros de diámetros, a 16.000 kilómetros de la Tierra, que sí es muy cerca”, advierte Portilla.

De acuerdo con Portilla, por lo general, los objetos que se acercan a nuestro planeta son asteroides que provienen de órbitas del cinturón de asteroides que hay entre Marte y Júpiter, y cuyas trayectorias terminan por cruzarse con las de otros planetas del Sistema Solar, entre esos la Tierra.

Por su parte, Quijano recuerda que la última vez que un asteroide de gran tamaño tuvo un encuentro cercano con la Tierra fue el 28 de septiembre del 2004: el denominado 4179 Toutatis, con un diámetro aproximado de cinco kilómetros y una distancia de un millón y medio de kilómetros.

En el futuro próximo, solo hasta el 2027 se tendrá la oportunidad de presenciar el paso de otro gran asteroide: el 1999 AN10, de 800 metros de diámetro, que tendrá un máximo acercamiento de tan solo una distancia lunar.

Una mirada al cielo

A las 7 p. m. de este miércoles (hora colombiana), el asteroide tendrá una magnitud de 10,6 y se ubicará entre las constelaciones Canes Venatici y Coma Berenices (se recomienda utilizar alguna aplicación de celular para encontrarlas en el cielo y un telescopio).

A las 10 p. m. se puede localizar cerca de la estrella SAO 82706 y a la medianoche estará próximo a la estrella GSC1993:2767 y su magnitud se habrá reducido ligeramente. El asteroide se puede observar hasta las 4:30 de la mañana del jueves 20 de abril. No se puede ver con binoculares en ninguna de las fechas.

REDACCIÓN VIDA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA