Ciencia

Adiós a Rafael Colmenares, el hombre que defendía el agua

Defensor de los humedales y líder de distintas causas ambientales, falleció a los 69 años.

fg

Rafael Colmenares fue el vocero del referendo por el agua y lideró diferentes luchas ambientales.

Foto:

Archivo particular

13 de febrero 2017 , 02:39 p.m.

De Rafael Colmenares se dirán muchas cosas. Muchas cosas buenas. Se hablará del hombre que abrió el debate sobre la importancia del agua en el país y que a partir de ese esfuerzo desencadenó un hito ambiental en nuestra historia reciente. Él comprendía la urgencia de quebrar la tendencia privatizadora que se cernía sobre el agua y de protegerla de los proyectos económicos llamados “de desarrollo”.

“Su nombre está ligado al agua. Su palabra, a la defensa del territorio. Sus ideas, a la justicia ambiental. Hablaba de la necesidad de fortalecer el movimiento ambiental colombiano organizando a las comunidades, de lo imperioso de formar a la gente de las ciudades como también a los campesinos, a los negros y a los indígenas”, dijo Miguel Ángel Rubio.

Rafael, nacido en Cúcuta, murió en Bogotá el pasado 6 de febrero luego de una penosa enfermedad. Tenía 69 años. Estudió derecho en la Universidad Javeriana y desde épocas tempranas se hizo militante de diversas causas sociales. Sus inquietudes intelectuales le hicieron un férreo crítico del modo de producción, reproducción y consumo que hoy domina el mundo, pues sabía que allí estaba (y sigue estando) el centro de la profunda crisis ambiental que azota al planeta.

Rafael, nuestro amigo, compañero y maestro puso toda su alma en cada desafío que emprendió y ese entusiasmo impregnó el camino de las luchas ambientales de muchos. En los años noventa trabajó para la Asociación de Vivienda Popular con sectores sociales que esperaban acceder a una vivienda digna. Fue entonces cuando se encontró con la crítica situación de los humedales de la ciudad, en particular, el humedal Tibabuyes.

Entonces, emprendió acciones de presión ante los gobernantes en favor de estas fuentes de vida y se articuló con organizaciones como la Fundación La Conejera y otras que compartían la inquietud de estar perdiendo estos importantes proveedores de agua.

Ese fue el tiempo en el que nos conocimos. Para entonces, veníamos creando las unidades regionales del Ecofondo, organización creada en 1993 luego de un complejo debate entre grupos ambientalistas y el gobierno nacional, representado en esa discusión por el Instituto de Recursos Naturales y del Ambiente (Inderena) y el Departamento Nacional de Planeación. El punto neurálgico era cómo administrar recursos de deuda de los gobiernos de Canadá y Estados Unidos; un tema nada fácil, pues para muchos significaba el “cambio de deuda, por naturaleza”.

Rafa fue durante muchos años miembro activo del Ecofondo, y luego, su director. La corporación llegó a su plenitud con la dirección de Rafael, quien tuvo la gran iniciativa de impulsar debates nacionales de trascendencia y en el momento justo.

Las mil batallas de 'Rafa'

En 2006, Ecofondo condujo una campaña nacional por el agua y otra por la soberanía alimentaria. Y con ello alcanzó notable protagonismo, porque tenía voz propia y actuaba con autonomía. La campaña por el agua se hizo visible gracias, en un principio, a la convergencia de unas 100 organizaciones sociales: ambientalistas, indígenas, afrocolombianas, de mujeres y comunitarias. De allí que decidiéramos llamar a la promoción de un Referendo por el Agua, que reconociera su acceso como derecho fundamental, un mínimo vital gratuito y su no privatización.

El mismo referendo, del cual Rafael fue el vocero nacional, se hundió en el Congreso de la República en el 2010. No paso, pero fue un escenario de la más amplia labor pedagógica y política que haya tenido el país sobre la importancia del agua y las amenazas que se ciernen sobre ella.

Recorrimos los más importantes ríos del país y llegamos a muchas regiones donde la gente nos recibía con gran alegría para contarnos sobre sus ciénagas, ríos y nacederos. Y de todo ello emergió un movimiento social por el agua, semilla e inspiración de la defensa de los páramos y del agua frente a amenazas como los proyectos mineros y petroleros. También defendió los acueductos comunitarios.

Rafa, te recordaremos en el susurro de las quebradas, en el ímpetu de nuestros ríos, en la serenidad de nuestros páramos y estarás presente en cada una de las luchas por el agua de este país. Y caminaremos al lado de Conchita, de Laura y Santiago, en quienes siempre te encontraremos.

Hasta siempre.

Tatiana Roa AvendañoEspecial para EL TIEMPO

*Coordinadora General de Censat Agua Viva

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA