Ciencia

Gemínidas: perfecto preámbulo de Navidad / Columnista invitado

Estas son producidas por pequeñas partículas que generalmente provienen de los cometas.

Seis consejos para ver la lluvia de estrellas Oriónidas, este sábado

Cuando los cometas se acercan al Sol y sus órbitas cruzan cerca de la órbita de la Tierra, dejan material particulado que luego es barrido por la Tierra, y ahí se producen las lluvias de estrellas.

Foto:

123rf

13 de diciembre 2017 , 09:25 p.m.

Si nunca ha tenido la oportunidad de observar una lluvia de estrellas y disfrutar de una noche llena de contrastes astronómicos, pues esta es una extraordinaria oportunidad para la que tal vez sea la lluvia de estrellas más llamativa del año: las gemínidas.

Como todas las lluvias de estrellas, las gemínidas son producidas por pequeñas partículas (no más grandes que un grano de arena) que generalmente provienen de los cometas. Cuando los cometas se acercan al Sol y sus órbitas cruzan cerca de la órbita de la Tierra, van dejando material particulado que luego es barrido por la Tierra, y es en ese momento cuando se producen las lluvias de estrellas.

Debido a que las partículas entran a gran velocidad (entre 80.000 y 130.000 kilómetros por hora), una vez atraviesan la atmósfera, la altísima fricción produce que estas pequeñas partículas se incineren y produzcan un brillo intenso que puede ser visible por muy corto tiempo; precisamente por eso se les llama fugaces.

Hay varios aspectos que vale la pena destacar en esta lluvia de estrellas. El primero tiene que ver con el cuerpo parental que produce las gemínidas. A diferencia de otras reconocidas lluvias de estrellas en las cuales el polvo que luego se desintegra en la atmósfera terrestre proviene de cometas, las gemínidas son producidas por material del asteroide 3200 Phaeton. El segundo factor que hace de este evento algo muy particular tiene que ver con la dirección en la que el asteroide se acerca al Sol y su velocidad relativa respecto a la Tierra.

En esta oportunidad, tanto 3200 Phaeton como la Tierra se mueven en la misma dirección, lo cual produce que las gemínidas puedan ser observadas antes de medianoche y, además, puedan ser observadas durante tiempos ligeramente mayores que los habituales para este tipo de evento. Es algo similar a cuando dos automóviles se desplazan a grandes velocidades por la autopista en una misma dirección. Pese a ir muy rápido, ambos parecieran ir relativamente más despacio uno respecto al otro.

¿Qué hay que hacer para observarlas? Se debe estar en un lugar bastante oscuro y, en las noches del 13 y el 14 de diciembre, alrededor de las 11 p. m., observar el firmamento hacia el nororiente. Si las condiciones atmosféricas lo permiten, de seguro se podrá disfrutar de un gran espectáculo astronómico.

DAVID TOVAR
Codirector Grupo de Ciencias Planetarias y Astrobiología (GCPA)
Universidad Nacional

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA