Ciencia

Los terremotos no se pueden predecir

Ningún centro de monitoreo sísmico ni servicio geológico ha podido saber cuándo y dónde habrá uno.

Rescate de víctimas en Mexico

Aunque este puede darse segundos antes y durante un terremoto, aún faltan estudios concluyentes que muestren que efectivamente estos dos fenómenos estás relacionados.

Foto:

Sáshenka Gutiérrez / EFE

01 de noviembre 2017 , 09:00 p.m.

Los terremotos (sismos o temblores) son eventos geológicos que ocurren en nuestro planeta y algunos otros cuerpos del sistema solar, como resultado del movimiento de placas tectónicas (exclusivo de la Tierra), impacto de asteroides, erupciones volcánicas, etc.

Siempre ha sido un deseo del hombre poder tener certeza de cuándo, dónde y qué magnitud tendrá el próximo sismo; sin embargo, ningún centro de monitoreo sísmico, ni servicio geológico ni instituto de investigación ha podido predecir uno.

La dificultad máxima para ello radica en que, debido a la compleja dinámica de las placas tectónicas, sumada a la heterogeneidad de los cuerpos de rocas en los diferentes países del mundo, monitorear pequeñas variaciones en el comportamiento de los cristales que componen dichas rocas, junto con el entendimiento de las fallas (extensas fracturas) que las atraviesan y cuyas dimensiones pueden ser desde pocas decenas de metros hasta cientos e incluso miles de kilómetros de largo, es una tarea imposible de ejecutar.

Existen varios grupos de científicos en el mundo que estudian cierto tipo de efectos observados en la atmósfera justo antes de que ocurra un terremoto. Cuando determinados granos en las rocas sedimentarias son sometidos a altas temperaturas, que oscilan entre los 1.500 y los 5.000 °C, estos liberan luz en un fenómeno conocido como termoluminiscencia.

Aunque este puede darse segundos antes y durante un terremoto, aún faltan estudios concluyentes que muestren que efectivamente estos dos fenómenos estás relacionados.

De igual manera, justo antes de un sismo, se han reportado comportamientos extraños en poblaciones de animales como vacas y termitas, los cuales, según algunos científicos, estarían relacionados de manera directa con los terremotos.

Al igual que con la termoluminiscencia, la falta de evidencia contundente que muestre una estrecha relación entre terremotos y una variación en el comportamiento animal hace que este tipo de monitoreo de alerta temprana de sismos no sea válido. Así, geólogos del mundo seguirán estudiando los sismos.

DAVID TOVAR
Codirector Grupo de Ciencias Planetarias y Astrobiología, Universidad Nacional

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA