Ciencia

La astrofísica ya no será la misma, el 2017 partió su historia en dos

Detectar luz y ondas gravitacionales de un evento astronómico creó la física de multimensajeros.

Estrellas de neutrones

Representación artística de la fusión de dos estrellas de neutrones.

Foto:

Mark Garli / University of Warwick

17 de diciembre 2017 , 12:53 a.m.

Paradójicamente, uno de los eventos científicos más importantes de este año se originó hace 135 millones de años, cuando los dinosaurios poblaban el planeta Tierra. Se trató de la fusión de dos estrellas de neutrones, fenómeno conocido como una kilonova.

Los estragos de aquel cataclismo cósmico fueron detectados por los astrónomos el 17 de agosto pasado. Ese día, cientos de investigadores pertenecientes a una gran colaboración internacional detectaron, por primera vez en la historia, un evento astronómico a partir de dos tipos de mediciones independientes: la luz que emitió y las ondas gravitacionales que produjo y que deformaron levemente el tejido espaciotemporal. El hecho dio inicio formal a la que ahora se conoce como física de multimensajeros.

El telescopio espacial Fermi captó una erupción de rayos gamma proveniente de una galaxia en la constelación de la Hidra, a 135 millones de años luz. Y seis minutos más tarde de esa alerta inicial, el observatorio Ligo confirmó el hallazgo a partir de sus ondas gravitacionales. Otros centros científicos también identificaron la explosión sideral. Aunque la expectativa era detectar la materia que desprendió la explosión, en este caso eso no ocurrió. Ese sigue siendo uno de los objetivos pendientes de este nuevo campo de la física.

“La técnica nos permite entender el cosmos a partir de tres ingredientes fundamentales: luz (en forma de fotones), partículas (o materia, como los rayos cósmicos) y las ondas gravitacionales. Este es el escenario en el que ocurrió el descubrimiento de la kilonova”, resume Luis Núñez, profesor de la Escuela de Física de la Universidad Industrial de Santander (UIS).

Según Núñez, de esta manera se empieza a "completar el rompecabezas de la observación del universo".

Otros eventos científicos y tecnológicos del año

El ‘eclipse del siglo’

El 21 de agosto, millones de estadounidenses se maravillaron con un eclipse total del Sol que se vio en su país de costa a costa.
El fenómeno fue bautizado como el ‘eclipse del siglo’, ya que desde 1918 no ocurría un evento similar en ese país. El de este año se convirtió en el eclipse de Sol más documentado en la historia, por el cubrimiento masivo en redes sociales.

El debate sobre Dios

Entre el 4 y el 6 de diciembre, Bogotá, Medellín y Cartagena fueron los escenarios de un evento académico sin precedentes en Colombia: el biólogo británico Richard Dawkins, una de las voces más reconocidas del ateísmo en el mundo, y el sacerdote jesuita Gerardo Remolina sostuvieron intensos debates sobre ciencia, religión y fe, que reunieron a cientos de asistentes.

Noticias falsas

Aunque este tema no es nuevo, durante el 2017 tomó fuerza gracias a grandes debates políticos, desastres naturales y otros hechos que fueron tendencia. Por ejemplo, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, fue blanco de las noticias falsas que aseguraban que su campaña había sido financiada por Arabia Saudita. Para frenar este fenómeno, las redes sociales y medios de comunicación trazaron estrategias.

El bitcóin vive su auge

En el 2015, el panorama del bitcóin parecía comprometido. Los analistas vaticinaban un futuro negro, pues la moneda virtual se cotizaba en 250 dólares la unidad. A principios del 2017, esa visión cambió y su valor alcanzó los 1.000 dólares. Sin embargo, y ante el asombro de los analistas, hoy se consigue en 17.000 dólares (casi 51 millones de pesos), una subida espectacular para una moneda que vive del optimismo y de la debilidad del sistema tradicional. De hecho, hace poco superó los 18.000 dólares. Será un tema para seguir en el 2018, pues varios expertos creen que esta criptomoneda es una burbuja a punto de explotar.

¿Hay vida cerca de Trappist-1?

A comienzos de este año, la agencia espacial de los Estados Unidos, la Nasa, anunció que un equipo internacional de astrónomos había hallado siete exoplanetas en la zona de habitabilidad de la estrella Trappist-1, a 40 años luz de nuestro sistema solar. Los exoplanetas son los que tienen masas menores o similares a la de la Tierra y temperaturas lo suficientemente bajas como para mantener agua en estado líquido sobre su superficie. Por eso, los científicos que participaron en el estudio aseguraron en su momento que se trata de “la mejor apuesta para buscar vida en otros lugares” del universo.

EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA