Ciencia

Analizan la evolución del gen que nos afectaría al comer carne roja

Estudio permitió entender por qué ciertas especies tienen un gen CMAH activo, mientras que otras no.

Acciones para combatir el cambio climático

El laboratorio de Álvarez-Ponce estudia la evolución de los genes y de los genomas a través de la bioinformática.

Foto:

123rf

19 de diciembre 2017 , 10:02 p.m.

Hace unos 2 millones de años, los humanos experimentamos un cambio genético que nos diferenció de la mayoría de primates y nos protegió de algunas enfermedades, pero que también hizo que la carne roja fuera un riesgo para nuestra salud. En ese momento de la evolución humana se inactivó un gen llamado CMAH, que permite la síntesis de un azúcar llamado Neu5Gc. Este azúcar se encuentra en las carnes rojas, en algunos pescados y en los productos lácteos. Así que cuando los humanos consumimos productos derivados de animales que tienen el gen, el cuerpo sufre una reacción inmune al azúcar, que es una substancia extraña para nuestro cuerpo, lo que puede producir inflamación, artritis o cáncer.

Ahora, un grupo de investigadores de la University of Nevada, Reno, liderados por el español David Álvarez-Ponce, ha analizado el genoma de 322 animales para determinar cuáles tienen genes CMAH activos y cuáles no. En el estudio, pusieron los resultados de las 322 especies junto al árbol evolutivo de los animales para determinar en qué momentos de la historia se inactivó el gen CMAH, lo que permitió entender por qué ciertas especies tienen un gen CMAH activo, mientras que otras parecidas no lo presentan.

El laboratorio de Álvarez-Ponce estudia la evolución de los genes y de los genomas a través de la bioinformática, es decir, en su laboratorio no hay ni tubos de ensayo, ni microscopios ni otros instrumentos, sino computadores que ayudan a entender la evolución a través del análisis de cantidades masivas de datos. Las pocas especies de peces que se han estudiado hasta la fecha parecen presentar cantidades insignificantes del azúcar tóxico Neu5Gc, pero las concentraciones de Neu5Gc son mucho más elevadas en los huevos de estos peces (en el caviar).

Al igual que los humanos, las aves tampoco tienen genes CMAH, por lo que consumir pollo, pavo o pato no produce los efectos negativos de consumir carne roja. Otro grupo de animales que carecen de genes CMAH son los reptiles, excepto por una especie de lagarto, un hallazgo inesperado y que invalida la creencia (hasta ahora aceptada) de que el gen se había perdido en un ancestro de todos los reptiles y aves.

Junto con los riesgos alimenticios, el gen CMAH también cumple un papel clave en los trasplantes de órganos de animales a humanos (xenotrasplantes). De hecho, es uno de los factores que determinan si los órganos van a ser rechazados o no por el cuerpo humano. Cuando el órgano de un animal que tiene el gen CMAH se trasplanta a una persona, el cuerpo humano puede reaccionar al azúcar Neu5Gc y rechazar el órgano.

Los autores afirman que la investigación tendrá efectos importantes en nutrición, genética y medicina, ya que determinar en qué grupos y en qué momentos de la evolución se ha inactivado el gen CMAH es crítico para determinar qué especies es más probable que contengan el azúcar tóxico Neu5Gc, y, por tanto, cuáles son recomendables para la alimentación, los xenotrasplantes y ciertas investigaciones científicas. También ayudará a entender por qué se producen ciertas enfermedades.

EFE

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA