Ciencia

‘Haber estado allá afuera hizo más fuerte mi fe’: Virts

Terry Virts se convirtió en el piloto más joven de la Nasa en 1999. Habló con EL TIEMPO.

Terry Virts, astronauta

Terry Virts es uno de los 4 que han piloteado un transbordador, volado en los Soyuz rusos, comandado la estación internacional y hecho caminatas espaciales.

Foto:

Terry Virts / Nasa

01 de octubre 2017 , 12:15 a.m.

En 1999, a los 32 años, Terry Virts se convirtió en el piloto más joven en la historia de la Nasa. Había crecido en Columbia Maryland, leyendo libros sobre las míticas misiones Apolo en un cuarto decorado con naves espaciales y estrellas. Su sueño se había cumplido.

Hoy, a punto de cumplir los 50, casado y con dos hijos, este coronel (r) de la Fuerza Aérea es uno de los cuatro astronautas que han piloteado el transbordador espacial, volado en los Soyuz rusos, comandado la Estación Espacial Internacional (ISS) y hecho caminatas espaciales.

Entre el 2014 y el 2015 pasó 200 días en la ISS como parte de la Expedición 42/43, la tercera misión más larga de cualquier astronauta de la Nasa.

Virts, con más de 360.000 seguidores en Twitter, es famoso por las fotos que tomó desde el espacio. De esas espectaculares imágenes, de su vida como astronauta y de la exploración espacial en general habló con EL TIEMPO, por teléfono, desde Los Ángeles.

¿Por qué quiso ser astronauta?

Cuando era niño, el primer libro que leí era sobre (el programa) Apolo. Recuerdo que tenía 5 años y estaba en kínder. Desde ese momento me interesé en los aviones y el espacio.

¿Cómo se sintió al convertirse en el piloto más joven de la Nasa?

Fue un honor y lo más emocionante que pudiera imaginar. Fue un día muy feliz.

¿Cómo fue su primera vez en el espacio?

Había pensado mucho en eso, pero ver la Tierra desde el espacio fue más increíble de lo que imaginé. Esa sensación de estar flotando y ver la Tierra me sorprendió. Fueron cosas que me imaginé mucho, pero luego, al experimentarlas, fueron completamente diferentes.

¿Y su primera caminata espacial?

Estar afuera, en el vacío del espacio, es algo tan asombroso... Yo fui piloto de pruebas, volé el transbordador, he hecho todas estas cosas, pero nunca algo como una caminata espacial. Es algo realmente único. Aunque es importante decir que cada minuto que se pasa afuera uno está muy ocupado. Yo estuve afuera 19 horas en total y siempre estaba haciendo algo aquí o allá. En realidad no hay tiempo para detenerse y apreciar todo.

¿Qué fue más emocionante, estar en el transbordador o en el Soyuz?

Como piloto, el transbordador es mi favorito. Pude pilotearlo en el espacio y hacer maniobras; y, cuando volvimos a la Tierra, lo volé como si fuera un avión. En el Soyuz no tuve oportunidad de hacer nada de eso porque el comandante siempre era ruso. Además, estaba en automático casi todo el tiempo.

¿Cuál es la diferencia entre un astronauta americano y un cosmonauta ruso?

Somos lo mismo. Por supuesto hay algunas diferencias culturales, pero a ambos nos encanta explorar e ir al espacio, sabemos que hay una misión y que tienes que cuidar de la nave y de la tripulación. Compartí mucho tiempo con los rusos, fue agradable y aún mantengo contacto con algunos. Disfruté volar con ellos, a pesar de que los gobiernos de Estados Unidos y Rusia tuvieron muchos problemas en la época en la que estuve en el espacio.

¿Estuvo alguna vez en riesgo de muerte durante una misión?

Siempre hay un riesgo cuando estás afuera, porque si algo sale mal con tu traje espacial no pasa mucho tiempo antes de que mueras. Es un riesgo alto. Lo otro es que en el espacio hay piedras que golpean muy a menudo la estación espacial. De hecho, en su parte exterior puedes ver muchos golpes pequeños.

Otro riesgo es el agua. Hace cuatro años tuve una pequeña fuga en un traje y el casco se llenó de agua (los trajes espaciales usan agua para enfriar sus sistemas). Me pasó en mi segunda caminata espacial. Aunque al final no fue tan grave, el agua cubría todo mi visor, y la cosa es que el líquido en el espacio no se cae ni se quita, se queda flotando ahí.

¿Cuál cree que es el hito más importante en la carrera espacial?

Lo más importante para nosotros, como nación y como comunidad internacional, fue lograr un conjunto de reglas que todos entiendan y seguir el programa. Los americanos tendemos a cambiar nuestras decisiones muy rápido; por ejemplo, cada vez que tenemos que votar. Por eso necesitamos tener un plan, algo como “vamos a ir a la Luna y después a Marte”, y así. Lo más importante es hacer un plan y seguirlo.

Su última vez en el espacio fue hace dos años. ¿No lo extraña?

En realidad, no. No me siento triste por no estar ahí; estaría feliz de volver, pero no me hace falta. En mis dos misiones hice todo lo que pude y quería hacer.

¿Cuál es el astronauta que más admira?

De niño, por supuesto que Neil Armstrong y ‘Buzz’ Aldrin (los dos primeros en poner pie en la Luna), pero cuando llegué a la Fuerza Aérea conocí a uno llamado John Young. Tuvo seis misiones espaciales, participó en (los programas) Géminis y Apolo, voló dos veces en el transbordador espacial; de hecho, fue el primero en volar esa nave (junto a Robert Crippen), en una misión muy peligrosa. Después de conocerlo me di cuenta de cuánto lo respeto.

¿Cómo pasa su tiempo ahora que no es astronauta?

Sigo muy ocupado, últimamente con el libro de fotografía que publiqué, ‘Beauty from above’, alistándome para dar charlas y viajar alrededor del mundo.

¿Qué es lo más conmovedor que vio desde el espacio?

El amanecer: tomé como mil fotos. Otra imagen que me impacta es una que tomé de Corea del Norte y Corea del Sur en la noche; se puede ver que el sur es muy brillante, mientras que el norte es un espacio negro... Realmente te hace reflexionar sobre cómo vive la gente en esos sitios.

¿Esa es su favorita o hay otra?

Creo que mi favorita es la de la aurora boreal. Recuerdo que estábamos encima del Reino Unido.

¿Hubo alguna foto que quería pero que no pudo lograr?

Quería una foto de las pirámides de Egipto. Lo intenté una y otra vez, pero no lo conseguía. Hasta que lo logré en el día 199, en la víspera del aterrizaje.

¿Cómo se ven desde el espacio?

A simple vista, como un punto o algo así, pero con un lente se pueden ver muy bien.

¿Seguirá la carrera de fotógrafo?

Me gustaría viajar y tomar fotografías en diferentes lugares. De hecho, hace poco estuve en México, nadando con tiburones blancos y tomando fotos.

¿No cree que la sociedad ha perdido mucho entusiasmo frente a la exploración espacial?

Al contrario. He hablado con muchas personas alrededor del mundo y en general están muy emocionadas por todo esto. Además, con las redes es mucho más fácil que la gente se entere de lo que está pasando en este campo.

¿Qué piensa del turismo espacial?

Probablemente tome más tiempo y sea más caro de lo que pensamos, pero sucederá.

¿Cree que el futuro de la humanidad está en otro planeta?

Creo que eventualmente enviaremos a algunas personas a vivir en Marte.

En ciertas áreas, parece que la humanidad va al revés. Por ejemplo, ya no hay vuelos comerciales supersónicos y utilizamos naves espaciales no recuperables...

Respecto a este último punto, nos dimos cuenta de que es más costoso el proceso de recuperar las naves y las máquinas. Es una cuestión de dinero. Algunas partes de las naves pueden recuperarse y reutilizarse. Creo que hacerlo así es más sabio y menos costoso que recuperar una nave por completo.

¿Cuál de las películas de ciencia ficción que ha visto muestra de manera más fidedigna lo que significa ser un astronauta?


Diría que ‘The right stuff’, de 1983. Para mí, muestra el corazón de un astronauta. No sé si decirlo así, pero también es sobre ser valientes. Aunque era una época diferente y la cultura ha cambiado, creo que la película enmarca ese sentimiento.

¿Cree en Dios? ¿Era creyente antes de ir al espacio?

Soy cristiano. De hecho, haber estado en el espacio volvió más fuerte mi fe. Al entender más sobre el universo y el cuerpo humano, siento que hay un creador; cuanto más leo y lo analizo, concluyo que alguien muy inteligente tuvo que haber creado todo este universo tan complejo.

MARÍA ISABEL ORTIZ FONNEGRA
Redactora de EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA