Ciencia

La ciencia son datos / Opinión

Por qué la prestigiosa revista 'Science' se vio obligada a retractarse de una publicación.

Las ondas gravitacionales, descubrimiento del año según Science

La revista Science suele publicar los hallazgos más importantes en diversos campos científicos.

Foto:

EFE/ R. Hurt

08 de mayo 2017 , 08:24 p.m.

Esta semana, la revista Science retractó oficialmente uno de los artículos más influyentes del año pasado. Se trata de un estudio experimental que aseguraba, con un amplio margen estadístico, que las larvas de ciertos peces (Perca fluviatilis) prefieren las partículas de microplásticos sobre las de sus propios alimentos.

Fotos de las larvas transparentes de estos pececillos mostraban inequívocamente las partículas oscuras de plástico en sus estómagos. Los datos generaban unas gráficas con barras diferentes, escalonadas y perfectas entre el control (sin plástico), el promedio y el nivel, con más plástico. No obstante, los datos de los experimentos no existen hoy.

Quizás, el hecho de que Oona Lönnstedt y Peter Eklöv, de la Universidad de Upsala (Suecia), realizaran en cuestión de semanas un experimento donde las larvas de peces prefirieran los microplásticos a sus alimentos levantó sospechas entre colegas de la misma universidad y motivara una investigación sobre la veracidad y la ética de los mismos.

Cabe aclarar que encontrar resultados extraordinarios en un primer experimento corto no significa que no sea meritorio de ser publicado en las mejores revistas científicas. El problema radicó en que los autores no pudieron responder a las acusaciones de manipulación de datos hechas por colegas.

Cuando empezaron las acusaciones, los autores no presentaron los datos en bruto y, de hecho, informaron a Science que el computador donde los tenían fue robado y que nunca fueron depositados en una base de datos independiente.

La ciencia son los datos. Esta triste historia muestra deficiencias tanto en el profesionalismo de los investigadores como en el proceso de revisión por pares y, claramente, en el manejo editorial, el cual es finalmente el control de calidad de las publicaciones científicas. Los datos en bruto deben publicarse junto con los artículos, deben estar al alcance de los revisores y del público en general. Es inconcebible que hasta en “las mejores familias” de la ciencia estas prácticas de transparencia no sean un requisito obligatorio.

Este control de calidad debería ser un requisito de los financiadores de la investigación, de las universidades y centros de investigación.

JUAN ARMANDO SÁNCHEZ
Ph. D. Profesor titular de la Universidad de los Andes.

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA