Ciencia

Alarmas por caza del delfín rosado en ríos de la Orinoquía

Dos fueron hallados muertos en el río Cravo Sur, en Casanare. Investigan las razones.

Delfín rosado

Dos delfines rosados fueron hallados muertos la semana pasada a orillas del río Cravo Sur.

Foto:

Asocravosur

26 de febrero 2017 , 02:25 p.m.

La Fiscalía General de la Nación anunció la apertura de una investigación preliminar para establecer quiénes están tras el sacrificio de delfines rosados en el río Cravo Sur, en Casanare. Esta semana fueron hallados los cuerpos de dos de estos mamíferos acuáticos, con aparentes señales de maltrato.

Se cree que la matanza de estos animales tendría como fin extraerles grasa para comercializarla. La Asociación de Usuarios del Río Cravo Sur (Asocravosur) asegura que varios de estos animales han sido asesinados.

“Desde el 18 de febrero, varios individuos de esta especie han muerto. Los pescadores están instalando mallas de pesca a lo largo de la desembocadura del río Cravo Sur para capturarlos. Los delfines quedan atrapados y es entonces cuando aprovechan para sacrificarlos y extraer el aceite”, indicó la fuente.

En operativos adelantados por la Policía y la Armada Nacional han sido incautadas estas mallas, de gran extensión. Por lo general son tejidas de forma artesanal y en su confección se utilizan materiales no autorizados para la pesca, como el plomo.

Según el capitán Andrés Ladino, comandante del puesto fluvial del municipio de Orocué, Casanare, de un solo espécimen se pueden extraer entre 100 y 150 botellas, que se dice pueden venderse por 50.000 pesos en el mercado negro, por lo que se estaría hablando de un lucro de hasta seis millones de pesos.

La Corporación Autónoma Regional de la Orinoquia (Corporinoquia), con jurisdicción en el Casanare, informó que este sábado hubo una reunión entre varias instituciones del Estado y 70 pescadores de Orocué, municipio ubicado a orillas del río Meta.

La misión de esta avanzada institucional es crear conciencia sobre la importancia que tienen los delfines rosados en los ecosistemas fluviales.

“Estamos siendo muy enfáticos en decirles a los pescadores que no se presten para esto. Los engañan diciendo que van a sacar cinco millones de pesos, cuando en realidad lo que a los pescadores les pagan por este delito no es ese valor, y la sanción sí es de 26 millones, más ocho años de prisión”, afirma Ányela Pinto, vocera de Corporinoquia.

Las autoridades ambientales advierten que ha faltado pedagogía dirigida a los pescadores de la región. Muchos de ellos desconocen las normas que rigen la pesca, e incluso la vulnerabilidad de especies protegidas como esta.

“Ellos no sabían que las toninas (como también son conocidos estos animales) estaban en vías de extinción. Por eso, Corporinoquia adelanta una campaña de sensibilización para que entiendan la importancia de esta especie para esta región del país”.

Según informó a EL TIEMPO la oficina local del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la especie está clasificada como ‘vulnerable’ en el libro rojo de mamíferos de Colombia.

Por su parte, la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena (Cormacarena), sostiene que ha advertido sobre esta problemática desde el 2013.

Además de la posible extracción del aceite, estos mamíferos son usados como carnada y se ven afectados por prácticas ilegales, como redes de gran tamaño en las que quedan atrapados o como la pesca indiscriminada de peces pequeños, de los cuales se alimentan.

El ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, dijo que se ha declarado la alerta en Meta, Casanare, Arauca y Vichada.

“Condenamos de manera enérgica los actos de captura ilegal de una especie tan valiosa para la región y para el país como los delfines rosados, que están en peligro de extinción. Esta especie ha servido para que estas zonas puedan obtener ingresos por turismo de la naturaleza”, agregó.

Los jaguares de los ríos

“El delfín de río es como si fuera el jaguar de los ecosistemas acuáticos. Es el depredador tope que existe en las aguas”, asegura Saulo Usma, especialista en aguas dulces del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) Colombia.

La presencia de delfines en un río es indicador de la buena salud de las aguas. Su función es controlar las poblaciones de peces, por lo que con su conservación se está protegiendo también a nutrias, manatíes, tortugas y cocodrilos que comparten su hábitat, así como a todas las especies de peces que les sirven de alimentos, advierte la entidad.

Los delfines de río solo se encuentran en Suramérica y algunos países de Asia. En la región viven el gris y el rosado (Inia geoffrensis), que habita las cuencas del Amazonas y el Orinoco. Cuando realizan actividad física, “su coloración rosada se incrementa como un mecanismo para regular la temperatura”, informa la Fundación Omacha. La deforestación, la minería, las represas y la pesca amenazan su supervivencia.

EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA