Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 12:42 a.m. - miércoles 16 de abril de 2014

Vida de hoy 06:25 p.m.

Falta de interés por el sexo: ¿patología o nueva orientación?

Falta de interés por el sexo: ¿patología o nueva orientación?

Este ha sido visto como un trastorno por los médicos. Ahora se debate si es más bien una opción.

Entre el 1 y el 3 por ciento de la población mundial podría ser considerada asexual, una categoría que se usa para clasificar a quienes carecen de deseo. Aunque todavía no es una orientación plenamente reconocida por la comunidad científica, hay quienes defienden su existencia.

Entre ellos está la Red de Visibilidad y Educación de la Asexualidad (Aven, por sus siglas en inglés), la comunidad virtual más grande de asexuales en el mundo (www.asexuality.org). Este sitio web, fundado en el 2001, provee información sobre el tema.

"Una persona asexual -señala Aven- es alguien que no siente atracción sexual hacia otras personas. Contrariamente al celibato, que es una opción, la asexualidad es una parte intrínseca de la persona. No hace que la vida sea peor ni mejor, solo diferente de la vida de la mayoría de la gente sexual".

Recientemente, BBC Ciencia publicó en su portal de Internet el testimonio de Jenni Goodchild, una estudiante de la Universidad de Oxford, de 21 años, que se autodefine como asexual.

Asegura que la gente tiende a preguntarle cómo puede saber que no le gusta el sexo si no lo ha probado. "Y yo pregunto -explica-, si eres heterosexual y no has tenido sexo con alguien que es de tu mismo género, ¿cómo puedes saber que no te gustará una relación homosexual? Si no estás interesado, no estás interesado, independientemente de si lo probaste o no", afirma Jenni, quien aclara que eso no le impide enamorarse de otras personas. De hecho, tiene novio.

Mark Carrigan, investigador de la Universidad de Warwick (Reino Unido) y experto en el tema, asegura que hasta ahora no hay un entendimiento apropiado de la asexualidad; de hecho, la falta de estudios científicos al respecto está vinculada a que antes del lanzamiento de Aven no existía una comunidad asexual.

Inherente al ser humano

Rodrigo Córdoba, psiquiatra y presidente de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, asegura que desde el punto de vista clínico la asexualidad es una expresión de la conducta.

"La sexualidad -dice Córdoba- está en la esencia de las personas y su expresión se relaciona con su estado emocional, con vacíos afectivos, conflictos psicológicos o traumas tempranos".

Insiste en que si el cuerpo, la mente, la biología y la genética de las personas vienen predispuestos para responder a estímulos sexuales, no es normal que no lo experimenten.

Álvaro Franco, psiquiatra especializado en niñez y adolescencia, coincide en que la sexualidad es instintiva en los humanos, connatural a ellos. "Es más, está mediada por la acción de varias hormonas, entre ellas la testosterona", dice.

Franco ha recibido en consulta a adolescentes que manifiestan no sentir gusto alguno por hombres ni mujeres, y mucho menos por las relaciones sexuales. "Suele tratarse de jóvenes que están reprimiendo, incluso de manera inconsciente, sus deseos sexuales", dice.

Esto podría deberse a traumas por abuso sexual o a haber sido víctimas de situaciones catastróficas. El especialista no descarta otras razones, como la moda (adolescentes que reclaman ser asexuales, buscando aceptación de ciertos grupos), o trastornos mentales, como la aversión o la fobia al sexo, causadas, respectivamente, por traumas sexuales o timidez excesiva.

Busque asesoría de un médico

Los expertos recomiendan ser precavidos y buscar la asesoría adecuada de un especialista.

Puede ocurrir que la represión del deseo sexual se asocie con factores externos o traumas, que merecen ser debidamente valorados y, de ser necesario, atendidos.

'Ser asexual es, de algún modo, una orientación sexual'

De acuerdo con Mark Carrigan, los asexuales insisten en que la suya es, en cierto sentido, una orientación sexual y que entre ellos también hay diferencias. Estas son algunas de las principales que identifican:

Los románticos: dicen no experimentar atracción sexual, pero sí romántica. Buscan pareja y, aunque no le responden sexualmente, desean sentirse más cerca de esa persona, saber más de ella, compartir con ella.

Los no románticos: son incapaces de mantener relaciones sexuales o de enamorarse de otras personas. Por obligación o por gusto son solitarios y suelen rechazar el contacto social.

Los 'heterorrománticos': pueden sentir atracción romántica hacia los demás, en este caso del sexo opuesto.

Los 'homorrománticos': en esta categoría se agrupan los que pueden sentir atracción romántica hacia personas de su mismo sexo.

Redacción Salud

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper