Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 01:43 p.m. - jueves 17 de abril de 2014

Vida de hoy 05:04 p.m.

¿Es posible quedar en embarazo después de los 35 años de edad?

No todas las madres que dan a luz en la tercera década de su vida presentan complicaciones.

Si la mujer decide tener un bebé después de esta etapa, debe  tener una preparación previa y controles estrictos que garanticen la salud y el bienestar de mamá e hijo.

Cuando nuestras madres nos tuvieron, apenas cumplían los 20.

Hoy, si acaso, muchas esperan su primer bebé pasados los 30. Según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud (2005), actualmente existen más mujeres mayores de 25 años que no han tenido hijos, comparadas con las de hace 20 años. Es bien conocido el deseo de ellas por un desarrollo académico y profesional, que las ha llevado a formar un hogar luego de ver cumplidas sus metas más importantes.

Y aunque el embarazo se vuelve de alto riesgo a medida que aumenta la edad, no quiere decir que sea una condición letal. Esto lo dejan claro los ginecoobstetras Álvaro Quiñónez y Giuliana Puccini, ambos especialistas en embarazos de alto riesgo.
 
La leyenda

A una mujer que queda embarazada después de los 35 se le ha llamado madre añosa, lo que según la doctora Puccini no es una denominación amable. Alrededor de esta edad se creó un mito, según los especialistas, pues no se podía detectar con facilidad la llegada de un bebé con síndrome de Down, así que echaron mano de las estadísticas para facilitar el proceso: 1 de cada 1.500 nacimientos presentaba esta enfermedad en madres de 18 años y 1 de cada 300 después de los 35. Así se definió esta edad como punto de corte para hacer análisis más detallados (amniocentesis) y detectar anormalidades en el feto.

"Esto debe cambiar -dice el ginecoobstetra Álvaro Cano-. Hoy en día, con ecografía de tamizaje podemos detectar el 85 por ciento de los casos de síndrome de Down en la semana 11 a 14. Además, se debe tener en cuenta que hasta un 40 a 50 por ciento de las mujeres en las que se presenta son menores de 35 años",  debido a que es mayor el número de partos a menor edad.

A mayor edad aumenta el riesgo de presentar preeclampsia (alta tensión) y diabetes gestacional, así como ruptura de membranas, parto prematuro o miomatosis. Sin embargo, todo depende del estado de salud de la madre.

De acuerdo con la especialista Giuliana Puccini, a mayor edad el útero no cuenta con tanta fuerza para sobrellevar el embarazo y, por eso, se pueden presentar las complicaciones referidas anteriormente. Además, las mujeres presentan molestias que no tenían en sus 20, como aumento de peso con mayor dificultad para perderlo por la lentitud del metabolismo, afecciones cardiacas o problemas de fertilidad.

"Se debe saber que el riesgo aumenta, pero que podemos detectar los problemas y en algunas ocasiones tenemos forma de intervenir para mejorar los pronósticos", añade el doctor Cano.
A pesar de estos riesgos, las mujeres después de los 35 años no deben desanimarse para ser madres, pues la dinámica actual las ha llevado a aplazar su maternidad hasta tener un desarrollo personal satisfactorio. 
 
Bajo control

Los expertos recomiendan que un embarazo a mayor edad debe tener siempre una consulta preconcepcional, pues   si no se ha preparado, en estas condiciones sí puede implicar mayor riesgo para la madre y el bebé. "Lo que importa es que se haga una cita con su obstetra (ojalá subespecialista en alto riesgo) y se valoren las dificultades antes de quedar en embarazo, para que se tomen las medidas correctivas y preventivas", señala Cano.

Por supuesto, no todas las madres que tienen sus bebés en la tercera década presentan complicaciones. Muchas logran una gestación completamente normal.

Para la doctora Puccini, la clave está en planear. "Se debe tener claridad de cuáles son las prioridades en la vida, pues muchas tienen hijos para no quedarse solas y esto no garantiza nada, porque los hijos no son propiedad privada. Además, debe tenerse presente la estabilidad del pequeño, porque si es una madre que ha trabajado demasiado como para consolidar una maternidad, cuando el niño esté más grande llamará a la secretaría de su mamá para poder verla". 
 
¿Hasta cuándo?

Una mujer es fértil hasta que se le diga lo contrario. Aunque luego de los 35 la fertilidad desciende por la calidad y cantidad de los óvulos, hay quienes han logrado convertirse en madres de forma natural incluso pasados los 50  años, cuando esperaban la menopausia.

En otros casos, es necesario acudir a un tratamiento de fertilidad asistida e, incluso, optar por la donación de óvulos cuando los de la futura mamá no reúnen las características óptimas para ser fecundados.

El médico Álvaro Cano asegura que la ciencia no tiene autoridad para decirle a una pareja cuándo tener hijos, sobre todo de negarle el deseo a una mujer de ser madre. "He tenido mamás a quienes les digo que con su enfermedad de base (cardiovascular, hipertension) el riesgo es alto y pueden, incluso, morir; pero dicen que prefieren morir en el intento. Pero si ya tiene dos o más hijos, debe pensarlo muy bien para embarazarse después de los 40 años. No solo por su salud, sino por el trabajo tan pesado que se viene al criar un hijo".

Lo que salva a una mamá de un resultado perinatal adverso, como se le llama médicamente a las complicaciones, es planearlo con responsabilidad y la seguridad de poder atenderlo para garantizar su desarrollo físico y emocional, recomienda finalmente la doctora Giulina Puccini.  
 
Preparadas

La sicóloga Rocío Hernández, especialista en crisis, ha tenido pacientes que se han convertido en  mamás cuando esperaban la menopausia. Esto, asegura, mueve su mundo de una manera que puede llevarlas al conflicto, bien sea con la pareja o con sus otros hijos, ya mayores. Lo importante es asumir la maternidad, encontrar el punto de equilibrio con el padre y, si es necesario, acudir a terapia para saber cómo manejar la situación.

La experta recuerda a una mamá a quien su hija le contó que sus compañeritas de jardín habían manifestado la bondad de su abuelita por recogerla. Ella entonces le dijo a la pequeña: "Cuéntales que yo soy tu mamá y que, al igual que sus mamitas, me dolió mucho el parto cuando te tuve".  Y nunca más la volvieron a molestar.
 
Mamás maduritas y famosas

Marcela arvajal

La protagonista de 'Hasta que la plata nos separe' y  de 'Secretos de familia' tuvo a su primera hija, Cristal, a los 39 años.

El año siguiente nació la pequeña Luciana, hija también de su pareja, Beto Gaitán. La actriz se tomó un tiempo de descanso después de los partos para disfrutar a sus hijas.

Aunque tiene fama de despistada, asegura que con la maternidad se ha vuelto organizada y muy atenta a las necesidades de sus hijas.
 
Julia Roberts

Hazel Patricia y Phinnaeus Walter son los primogénitos de esta actriz, que nacieron cuando ella cumplió sus 37 años.

Henry Daniel es el tercer hijo de la pareja que conforma con el camarógrafo Danny Moder, que nació cuando la protagonista de 'Sonrisa de Monalisa' estaba por los 40.

El cuarto hijo nació cuando Julia cumplió los 42. 
 
Susan Sarandon

Nació en 1946 y fue hasta los 39 que se convirtió en mamá de Eva. Su esposo es el director Franco Amurri.  Luego, tuvo dos hijos más del actor y director Tim Robbins: Jack Henry y Miles Guthrie. 
 
Julio Iglesias Puga

Papá del cantante Julio Iglesias fue padre a los 89 años, con su esposa Ronna, de 40.

No vivió para ver a su pequeño, pues falleció siete meses antes del nacimiento. 

Michale Douglas

Fue padre nuevamente a los 56 años con su esposa, la también actriz Catherine Zeta-Jones.

A los 59 tuvo un segundo hijo con ella, llamado Carys.
 
Madonna

Fue madre a los 38 años de Lourdes León, a quien llama Lola. Rocco es su segundo hijo, pero el primero con el director de cine Guy Ritchie. Nació a los 42 años de la cantante.

David Banda es su tercer hijo, adoptado en Malaui, al sureste de África. Mercy James es la cuarta hija, pero segunda adoptiva.
 
Brad Pitt y Angelina Jolie

Y los hombres también son padres mayorcitos, como el caso de Brad Pitt, quien fue padre biológico por primera vez a los 43 años de Shiloh Nouvel Jolie-Pitt, con la actriz Angelina Jolie.

Sin embargo, ya había asumido la paternidad de dos niños adoptados en Kenia y Etiopía, Madox y Zahara. En el 2007 adoptaron a Pax Thien, originario de Vietnam.

En el 2008, a sus 45 años, Brad fue padre biológico por segunda vez de los gemelos Vivienne Marcheline y un niño llamado Knox Léon.
 
Marc Anthony y Jennifer López

La cantante de origen latino fue madre de mellizos a los 38 años, con su esposo, el también actor y cantante Marc Anthony. La pareja quedó en embarazo luego de un tratamiento de fertilidad, después de varios intentos por lograrlo de manera natural.

EDNA JULIANA ROJAS H.
REDACTORA ABC DEL BEBÉ

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper
Paginar