Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 03:32 a.m. - jueves 17 de abril de 2014

Vida de hoy 08:18 p.m.

Estudios revelan relación entre la buena alimentación y el sueño

Estudios revelan relación entre la buena alimentación y el sueño

Según estudios, el 25% de los colombianos sufre de insomnio

Foto: Archivo Partícular

Dormir está mucho más ligado de lo que creemos a los mecanismos de control del apetito.

Cada vez hay más estudios que demuestran, científicamente, que si uno duerme bien, se alimenta mejor. 

El último de ellos, llevado a cabo por la División de Medicina del Sueño de la Universidad de Harvard (EE. UU.), concluyó que dormir lo suficiente cada noche podría hacer que se tomen mejores decisiones para comer, dentro de lo que se incluye elegir alimentos más saludables.

De acuerdo con sus autores, la investigación comprobó que las alteraciones en la duración y la calidad del sueño se relacionan con la tendencia a padecer enfermedades crónicas, el aumento de peso, la diabetes y la mortalidad prematura. 

La investigación, publicada en el  American Journal of Public Health  y en la que participaron 542 empleados que trabajan hasta tarde y tienen turnos irregulares, también coincide con la teoría, cada vez más extendida, de que dormir bien es clave para tener una vida sana en todos los aspectos. El neurólogo colombiano y especialista en medicina del sueño Miguel Dávila está convencido de eso. 

Hace poco, una investigación de la Universidad Laval, en Quebec (Canadá), concluyó que un sueño de larga o corta duración predice un mayor riesgo de sufrir obesidad. Tras estudiar durante seis años a 276 personas de entre 21 y 64 años, determinó que aquellas con periodos de sueño más cortos o más largos eran un 35 y un 25 por ciento más propensos a ganar cinco kilos, respectivamente, que quienes dormían de siete a ocho horas, lo considerado normal para la edad adulta.  

La nutricionista danesa Arne Astrup, experta de la Asociación Internacional para el Estudio de la Obesidad, le dijo al diario The Washington Post que "es muy probable que una buena noche de sueño pueda ayudar a adelgazarnos, en cierta medida". Según ella, el sueño está sumamente ligado a los mecanismos de control del apetito y podría convertirse en una nueva arma para combatir el sobrepeso y la obesidad. La experta siempre trae a colación un estudio alemán en el que participaron 8.000 mujeres y hombres con problemas de sueño, que demostró que estos se relacionaban con un aumento en el riesgo de obesidad y con el desarrollo de diabetes tipo 2 (asociada al sobrepeso).    

Aunque aún no está del todo claro por qué el sueño tiene repercusión en el peso y la diabetes, esto podría relacionarse, dice, con las hormonas leptina, grelina y cortisol, que se ven alteradas por la falta de sueño y que, a su vez, intervienen en la regulación del apetito. 

25 por ciento de los colombianos sufre de insomnio, según uno de los pocos estudios que se han hecho en el país.

Relación de doble vía    

El vínculo entre descanso y alimentación es bidireccional, ya que el sueño no solo afecta la forma en que comemos, sino que, a la inversa,  la manera de alimentarnos influye en cómo dormimos. Además, según la nutricionista danesa Arne Astrup, la falta de sueño puede ser una señal de estrés, lo que de alguna manera promueve que se coma en exceso.

Tenga en cuenta pautas para dormir como se debe 

Para prevenir las alteraciones del sueño, los expertos aconsejan no acostarse con hambre ni tras una comida muy pesada y  no consumir  café, alcohol, té, gaseosas, tabaco o cacao, que funcionan como estimulantes, antes de dormir.  También se deben  evitar los ruidos, la mala ventilación y la luz en exceso en el cuarto, y las tareas que requieran de concentración mental antes de dormir.  Mantenga horarios  regulares para levantarse y acostarse (incluso los días festivos), haga ejercicio físico de forma regular y nunca consuma somníferos o hipnóticos por su cuenta.  Si cree que los necesita , consulte con su médico.

EFE

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper
Paginar