Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 12:41 a.m. - miércoles 23 de abril de 2014

Vida de hoy 07:10 p.m.

Más de 40 municipios, en crisis por falta de agua

En total, son 43 las poblaciones con problemas, debido a que sus fuentes se han secado.

Cundinamarca, con 22 municipios, y Boyacá, con 16, son los departamentos con más poblaciones en crisis por falta de agua, dice Oficina de Gestión del Riesgo.

En total, son 43 las poblaciones que tienen problemas de abastecimiento en todo el país, porque sus fuentes se han secado o disminuyeron sus caudales a niveles mínimos. Valle, La Guajira, Atlántico, Risaralda son otros departamentos afectados.

Las dificultades se originan por el fenómeno del Niño, que incluso en formación, retrasó en tres semanas la llegada de la tradicional temporada de lluvias, que se extiende entre finales de septiembre y se prolonga hasta mediados de diciembre.

Sin embargo, y según la Defensoría del Pueblo, la situación también es el resultado de la fragilidad de los sistemas de acueducto. Según estudios de la entidad, el 80 por ciento de municipios se abastecen de pequeñas fuentes como arroyos, excesivamente vulnerables. Precisamente por esa razón, en Balboa (Risaralda) completaron un mes sin agua debido al colapso del acueducto local.

La Oficina de Gestión del Riesgo informó este jueves que uno de los municipios en mayor emergencia es Repelón (Atlántico), estrictamente en los corregimientos de Arroyo Negro, Cienpesos y Las Tablas. También en el corregimiento de Borques, de Campo la Cruz. En esta zona, el Ejército Nacional tiene un carro cisterna en la zona.

A Uribia y Manaure (La Guajira) se han enviado tractomulas con agua. En Nimaima, Nocaima, Quebrada Negra, Útica, La Palma, Fosca, Une, Caparrapí y Ubaté (Cundinamarca) se están reparando acueductos y se enviaron motobombas especiales para la extracción del líquido desde pozos profundos.

El Ideam anunció que la probabilidad de que se desarrolle el Niño bajó del 81 al 55 por ciento. Sin este fenómeno, las lluvias volverían a su nivel habitual y las cuencas se recuperarían. Sin embargo, y al ser sólo una posibilidad, "el país debe seguir preparado para la temporada seca de finales e inicios del año y mantener los planes de contingencia", explicó Carlos Iván Márquez, director de la Oficina de la Gestión del Riesgo.

En Twitter: @ElTiempoVerde

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper
Paginar