Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 10:21 a.m. - viernes 18 de abril de 2014

Vida de hoy 03:45 p.m.

El reto de reinventar un inodoro por un millón de dólares

La Fundación Gates ofrece este monto para quien logre ahorrar agua y reducir contaminación.

Bajo la premisa de que el ingenio humano no tiene límites, la Fundación Bill & Melinda Gates premia con hasta un millón de dólares a los mejores prototipos de inodoro capaces de evitar que las aguas residuales salgan del hogar sin tratamiento, contaminando el medio ambiente y amenazando la salud de la población.

"La idea del desafío es premiar la mejor idea de un inodoro que torne los desechos seguros para evitar que los agentes patógenos (microorganismos que causan enfermedades) salgan de los hogares y entren en contacto con las personas. Tiene que ser un inodoro accesible, fácil de usar, y que pueda ser comprado en las tiendas", explicó el encargado jefe del programa de Agua, Saneamiento e Higiene de la Fundación Bill & Melinda Gates, el marfileño Doulaye Kone.

Para ser candidato, cada proyecto debe cumplir varios criterios, como evitar olores e insectos, no costar más de 0,05 dólares por usuario por día, no contaminar el medio ambiente y permitir la recuperación de componentes que puedan generar renta, como gas y adobo para producir fertilizantes.

Kone participa en Rio de Janeiro en la conferencia internacional de Academias de Ciencias (IAP), evento en el que fue explicado el desafío.

Se estima que 1.000 millones de personas viven en condiciones sanitarias inadecuadas que causan enfermedades responsables de la muerte de 1,5 millones de niños cada año.

"Muchas de estas enfermedades son evitables, pero se tornan endémicas en regiones densamente pobladas, en barriadas pobres y en países pobres simplemente porque la infraestructura sanitaria no dispone de tecnología eficiente para proteger la salud de las personas", afirmó Kone.

Los sistemas tradicionales de recolección y tratamiento de aguas servidas son muy caros porque precisan una gran cantidad de agua, tubos recolectores y energía para alimentar las estaciones de tratamiento. Y las alternativas existentes, como fosas sépticas, no consiguen evitar muchas veces la contaminación ambiental, argumentó.

"Una forma diferente de resolver el problema es considerar que la solución no está necesariamente ligada a un sistema de ductos recolectores. Es posible tener un inodoro con un sistema adecuado de tratamiento doméstico, que permita resolver el problema localmente", aseguró el experto.

En su búsqueda por incentivar estas soluciones innovadoras, la Fundación de Bill Gates, el creador del gigante de la informática Microsoft, destinó unos 380 millones de dólares a proyectos vinculados a su programa de saneamiento en los últimos cinco años.

Actualmente, financia 65 proyectos en varios países, incluido Brasil, Perú y México.

En Brasil, donde según datos oficiales cerca de 40% de las residencias aún no tienen saneamiento, la institución financia el proyecto de una letrina con agentes biológicos que descomponen el material orgánico, desarrollado por la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG).

Haga clic aquí para más información sobre el desafío.

AFP

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper