Videojuegos

Fortnite, un juego gratuito que produce millones

Las ganancias que genera provienen de las mejoras que hacen los ‘gamers’ a sus guerreros.

Juego Battle Royale

El Battle Royale, de Epic Games, es hoy uno de los títulos más jugados en el mundo, sin importar la plataforma. Recientemente llegó a la Nintendo Switch.

Foto:

Cortesía Epic Games

01 de julio 2018 , 10:05 p.m.

Ya sea que le gusten los juegos en línea o no, es probable que haya escuchado hablar de Fortnite. Este juego, lanzado como un título de acceso anticipado en julio del año pasado para PS4, Xbox One y PC, está en boca de todos porque se ha vuelto mucho más que viral.

Al comienzo, el modo campaña de supervivencia de Fortnite no parecía augurar nada fuera de lo normal. Esa faceta del juego salió a la luz como un Beta, y al día de hoy sigue siéndolo.

Todo cambió cuando se lanzó, en septiembre, el modo Battle Royale, en el que cien jugadores son liberados en una isla y deben enfrentarse en un terreno cada vez más reducido. Con solo una vida, deben hacerse con un arsenal para defenderse y con materiales para construir rampas y fuertes desde donde dar la pelea. Al final, solo puede haber un vencedor.

Las mecánicas de construcción, sigilo, trampas, variedad de armas y una estética casi caricaturesca que corría en su motor gráfico Unreal Engine 4 demostraron ser muy amigables con los sistemas. Epic no tardaría en anunciar que el juego seria Crossplay, lo cual quiere decir que podía jugarse en línea con personas que juegan en otras plataformas.

Para rematar su fórmula, y a diferencia del modo campaña, que tenía costo, el Battle Royale fue lanzado –y sigue siéndolo a la fecha– completamente gratis. En el E3 de este año se anunció que a la lista de plataformas se sumaría la Nintendo Switch.

Un éxito global

Los números de Fortnite han ido en rápido aumento, al punto de que hoy es uno de los títulos más jugados en el mundo, con un estimado de 125 millones de jugadores. Este éxito tiene a Epic facturando cifras astronómicas, derivadas del consumismo de sus fieles. El juego podrá ser gratuito, pero un estudio de LendEDU sugiere que 7 de cada 10 gastaron más de 80 dólares –más que el valor comercial de un juego promedio– en mejoras estéticas para sus guerreros. Tan solo en mayo, los ingresos fueron del orden de los 300 millones de dólares.

A medida que aumentaba su éxito, surgieron previsibles señalamientos por las similitudes con el otrora aparentemente imbatible rey del juego en línea, Player Unknown Battlegrounds, más conocido como PUBG.

Y sí, a grandes rasgos, Fortnite es un ‘battle royale’ (es decir, un juego en el que vence el último jugador en pie) con una formula muy parecida a la de PUBG, que ha vendido unos 44 millones de copias, pero se destaca por un complejo sistema de construcción en campo que agrega una capa de complejidad y estrategia al combate. Sus armas, variadas, a veces ridículas o caricaturescas, causan todo tipo de situaciones espontáneas que le dan al juego una gran variedad.

Quinta temporada

A todo esto se suma la regularidad con la que el equipo de Epic lanza actualizaciones y variaciones en el mapa. Fortnite tiene temporadas (la quinta estará disponible a primera hora del 12 de julio), huevos de pascua, mensajes ocultos e, incluso, invitados especiales como Thanos, de ‘Avengers: Infinity Wars’.

Los creadores de PUBG entablaron una demanda en Corea del sur en la que acusaban a Epic de infringir sus derechos de autor. Se vaticinaba un largo pleito.

Pero esa batalla legal llegó a su fin esta semana, cuando la demanda fue retirada, sin que se indicara si fue por una retractación o un acuerdo entre las partes.

Una posible explicación es el rumor, explorado por ‘The Wall Street Journal’, de que la firma china Tencent, propietaria del popular servicio de mensajería WeChat, avanzaba en la compra del 10 por ciento de PUBG Corp. Como ya tienen el 48 por ciento de Epic Games, una pelea entre las dos propiedades no era del interés de nadie.

Sony, en la mira por no ofrecer ‘cross-play’

Mientras que quienes juegan desde una Switch o una Xbox One, o usan su celular o tableta, pueden usar los mismos servidores y jugar Fortnite, la PlayStation 4 de Sony no permite tal cosa. Eso le ha valido numerosas críticas a la firma japonesa. Una esperanza surgió esta semana cuando un ejecutivo declaró que la compañía trabaja en una solución del asunto del cross-play, que cubriría “más que un solo juego”.

GABRIEL BUSTOS
En Twitter: @gaberochannel

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA