Novedades Tecnología

AR-15, el ‘PC’ de las armas semiautomáticas

Este rifle es el favorito en las masacres en EE.UU. Seguidores lo veneran y lo compran por montones.

rifle AR- 15

El rifle AR- 15 representó en 2016 el 61 % de todas las ventas de rifles civiles en EE. UU. El arma ha sido usada para ejecutar masacres como las de Newtown, Orlando y Las Vegas.

Foto:

123rf

20 de febrero 2018 , 10:21 p.m.

El ataque a una escuela de Parkland, en Florida (EE. UU.), volvió a poner en los titulares al AR-15, el rifle semiautomático más popular en ese país.

Además del debate en torno a la regulación de la compra y venta de armas, el hecho revive otro que apunta de manera específica a la naturaleza de esta arma, que ha llevado a algunos observadores como Jon Stokes, en un texto para la revista Wired, a sugerir que el AR-15, denominado afectuosamente por sus fanáticos black rifle, es, más que un arma, un gadget, y que la razón de su incomparable popularidad es que, en muchos sentidos, es el ‘computador personal’ de los rifles semiautomáticos.

Irónicamente, esa dimensión vocacional, mitad hobby mitad obsesión, es parte de la razón por la cual –y en este punto es innegable– se ha vuelto el ‘favorito’ de los autores de tiroteos en EE. UU.

Antes de los hechos de Florida, variantes de esta arma han sido empleadas en masacres como la de la escuela Sandy Hook en Newtown, la de San Bernardino, la de una iglesia en Sutherland Springs, la de un club en Orlando y, el año pasado, la de un concierto en Las Vegas.

En esta última se descubrió que el tirador que abrió fuego contra una multitud desde la ventana de su habitación del hotel Mandalay Bay tenía en su maleta no uno ni dos, sino 14 rifles AR-15 con incontables cartuchos de munición. En unos cuantos minutos mató a 58 personas.

Es allí donde la comparación con los gadgets adquiere visos tétricos, porque los fanáticos del AR-15 no suelen conformarse apenas con uno. El promedio nacional de EE. UU., país en donde se estima que hay al menos 8 millones de AR-15 en manos civiles, es de 2,6 rifles por comprador. Según la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), los AR-15 representaron aproximadamente el 61 por ciento de todas las ventas de rifles civiles en Estados Unidos en 2016.

Una de las partes más reconocibles del diseño del AR-15 es el ‘riel’, que se extiende por debajo del cañón y, además de facilitar el agarre, puede ser usado para acoplar desde una linterna hasta un láser. Se pueden agregar o se pueden retirar partes, para adaptar el rifle a las preferencias -e incluso al cuerpo y tipo de uso- de cada comprador. El AR-15 puede ser montado sobre un trípode para darle mayor estabilidad o acoplarle un silenciador, todo ello pese a que el 99 por ciento de la munición disponible es, por definición, supersónica.

Tal vez eso no sea lo peor: por menos de cien dólares, es legal comprar un bump stock, que hace posible disparar 600 balas por minuto con solo oprimir una vez el gatillo.


Una de las ironías acerca del éxito del AR-15 es que es un arma bastante inapropiada para la defensa personal. El tamaño del proyectil disparado, sumado a la velocidad a la que impacta, hace que el rifle sea más apropiado para disparar a distancia y aumentan la posibilidad de que la bala atraviese su blanco, con lo que se crea el potencial de víctimas o daños colaterales.

Fusil de asalto ligero

En rigor, el ArmaLite AR-15 es un fusil de asalto de 5,56 mm, accionado por gas y dotado de un cerrojo rotativo. Esto quiere decir que usa una parte del gas a alta presión producido al disparar un proyectil para accionar un pistón que inicia la acción de recarga: abre el cerrojo, expulsa el casquillo usado y, a la vez que desplaza el mecanismo del percutor hacia atrás, introduce un nuevo proyectil y cierra el cerrojo, con lo que el rifle está listo para repetir la acción de disparo.

El AR-15 fue diseñado en su momento como un fusil de asalto ligero que dispararía un nuevo cartucho con bala de pequeño calibre y alta velocidad, lo que permitiría a los soldados transportar más munición. Era la respuesta al éxito del inmensamente popular AK-47, de la fábrica soviética Kalashnikov.

En 1959, la empresa se vio en problemas financieros y vendió sus derechos sobre el arma, que, hasta entonces, no era considerada la gran cosa, a la Colt’s Manufacturing Company, que siguió usando la denominación ArmaLite AR-15 y comenzó a ofrecerlo como un fusil de asalto para tropas alrededor del mundo.


El Ejército de Estados Unidos se mostró interesado, y así nació -en marzo de 1964- el fusil M16, que hoy sigue siendo una de las armas más reconocidas en el mundo y no es otra cosa que un AR-15 bajo su denominación militar. A diferencia de la versión civil, esta arma tiene un modo automático capaz de disparar 950 balas por minuto, y no es inusual ver acoplado, al final del riel, un lanzagranadas M203.

Con todo, aunque se mantiene en producción, el M16 ha sido remplazado por la carabina M4, que hoy es el arma principal de infantería estándar del Ejército de Estados Unidos; los estudios muestran que un escuadrón de cinco hombres armados con AR15 tiene más potencial letal que uno de once hombres armado con el M14, que se usó hasta 1970.

Y, como si faltaran las analogías con el universo digital, la comunidad de usuarios del AR-15 tiene hasta su propio debate sobre cuál sistema operativo es mejor. Aunque, en este caso, el ‘sistema’ es una forma de aludir al método directo de alimentación del gas al pistón y al más moderno, denominado newfangled.

Barato, preciso, fácil de utilizar y por entero personalizable. El AR-15 se consigue en EE. UU. sin demasiados requisitos (un chequeo de antecedentes penales es realmente el único paso) por precios que oscilan entre los 500 y los 2.500 dólares.


Estos últimos son los ‘supercarros’ del mundo de las armas de fuego en ese país, pero los primeros, los baratos, son los que suelen adquirir asesinos como el de la masacre de Parkland.

WILSON VEGA 
EDITOR DE TECNOLOGÍA @WilsonVega

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA