Novedades Tecnología

No es Uber, es que #NoBloqueoApps

Legislar contra la innovación, o meterles palos a sus ruedas, es pésima estrategia de desarrollo.

Planes especiales de las plataformas para el día sin carro

UberX está jugando con reglas distintas a las que sí cumplen las empresas de taxis, lo que se considera como una competencia desequilibrada.

Foto:

Archivo El Tiempo

04 de abril 2017 , 12:59 p.m.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca admitió una demanda contra Uber que pide se impida el uso de la aplicación. El fallo, que al cierre de esta edición se daba por inminente, podría –de favorecer a los demandantes– llevar a un inédito bloqueo de una app, que no solo cambiaría las reglas de juego de Internet en Colombia, sino que pondría a esta clase de innovación disruptiva en la misma categoría en que se encuentra, a ojos de la Justicia, la pornografía infantil.

No tengo una particular simpatía por Uber, a cuyas agresivas prácticas empresariales aludí en el pasado, y no me interesa defenderla. Eso no cambia que piense que bloquear la app sería un error monumental, que enviaría al mundo el mensaje de que Colombia apoya la innovación solamente si no se atraviesa en el camino de negocios ya establecidos. Legislar en contra de la innovación, o meterles palos a sus ruedas mediante fallos judiciales es una pésima estrategia de desarrollo económico.

El propio Ministerio de las TIC ha dicho que un bloqueo atentaría contra el principio de Neutralidad en la Red, que garantiza que Internet sea un espacio libre, en donde toda la información es tratada igual.

Como empresa, Uber comparte la culpa del Gobierno al no haber asumido con decisión la búsqueda de consensos y haberse limitado a operar en un limbo que antes era incómodo y hoy resulta francamente peligroso para sus conductores y sus usuarios. Pero ni la indecisión del Gobierno ni la mal disimulada apatía de Uber –que de hecho empezó a recibir efectivo en plena polémica– justifican los excesos, las agresiones o la violencia de la que han hecho uso algunos taxistas.

Es cierto que Uber –en especial UberX– está jugando con reglas distintas a las que sí cumplen las empresas de taxis, y es cierto que en ese sentido se constituye en una competencia injusta para el gremio. Pero también es cierto que en ciudades como Bogotá la emergencia de un servicio eficiente, confiable y amable ha tenido efectos muy positivos, que han llegado a verse reflejados, incluso, en una mejora del servicio que prestan los taxis. En lugar de bloquear esta opción, debería regularse el entorno en el que funciona, para que se equilibren las cargas. En lugar de pedir que la desmonten, los taxistas harían bien en emular sus mejores prácticas.

Regular, no prohibir. Una vez se cruza esa línea, no es posible saber dónde se vaya a parar: ¿Bloquear a YouTube o a Netflix por distribuir contenidos televisivos sin autorización de la ANTV? ¿A Airbnb, que no tiene el visto bueno de la Anato? ¿A Rappi? ¿A Kickstarter? Dirán que es simplista y lo es, pero es igualmente simplista querer resolver el tema Uber con un bloqueo. Ojalá los jueces se suban al carro de la innovación y no al del proteccionismo a la carrera.

WILSON VEGA
@WilsonVega
wilveg@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA