Galería
Novedades Tecnología 24 de mayo de 2018 , 09:47 a.m.

En Fotos: Los protagonistas de la nueva era digital

Captan la atención de las nuevas generaciones y logran movilizar fácilmente  a sus audiencias.
Mindo
Manuel Alzate/ EL TIEMPO

Mindo es un instagrammer caleño que realiza parodias y videos de comedia y que cuenta con más de un millón de seguidores en esta red social. Muchos de los influenciadores del país han llegado al mundo digital por casualidad. El trabajo de Mindo en una entidad financiera se vio interrumpido por una fractura en una pierna que lo obligó a estar incapacitado durante varios meses. “Pude ver todo lo que pasaba en el mundo digital. Las personas estaban migrando de Vime (una plataforma que permitía subir videos cortos) a Instagram cuando los videos solo podían durar 15 segundos. Comencé a hacer contenido con temas propios de cosas que me pasaban con mi mamá, con relaciones de pareja y amigos", dijo. En sus publicaciones también cuenta con la participación de su familia incluyendo a su mamá, que luego del éxito en sus videos creó una cuenta propia en Instagram en donde publica contenidos de humor en los que ella actúa.

Andrea Marmolejo
Diego Pérez/ EL TIEMPO

Un caso similar vivió Andrea Marmolejo, una instagrammer tulueña que publica contenidos enfocados, principalmente, en humor sobre temas cotidianos de las mujeres. “En 2014, empiezo a hacer unos videos de 15 segundos para mis amigos en Instagram. Pero yo no veía más allá de hacerlos para entretener. Salía con mis amigas y hablábamos de la tusa y de los novios y empecé a llevar todos esos temas a Instagram porque son cosas cotidianas que me pasan a mí, a usted y a todos”, relata. Un amigo le propone volverse influenciadora digital y sin saber mucho del tema y al ver que no conseguía trabajo en su carrera como comunicadora social y periodista decidió aceptar la propuesta.

Tuti Vargas
Santiago Matta

“Hay días en los que no me quiero levantar, ni grabar, como cualquier ser humano, pero esto es 100 por ciento persistencia. El tema de los seguidores es lograr generar un amor por ti. Ha sido un proceso muy largo pero es algo que uno se lo tiene que ganar a punta de trabajo. No es solo publicar sino poder compartir y construir una relación con base a lo que hago”, señala la influenciadora e instagrammer Tuti Vargas, quien suele publicar contenidos sobre belleza, moda y estilo de vida.

Bogotaeats
Manuel Alzate/ EL TIEMPO

En poco tiempo el fenómeno de los influenciadores se comenzó a expandir rápidamente hasta el punto en el que hoy muchos jóvenes se sostienen económicamente gracias a las redes sociales. Por eso, en el mercado de los influencers hay espacio para todos los sectores: moda, educación, tecnología, deportes, belleza, estilo de vida, fitness y gastronomía. Alejandro Escallón, por ejemplo, se dedica desde hace tres años y medio a recorrer restaurantes en Bogotá y a comentar su experiencia a través de la cuenta en Instagram ‘Bogotáeats’. "Mi cuenta se mueve muy distinto a otras plataformas porque si bien yo salgo mucho la gente no me sigue por mí sino por el contenido de la comida", cuenta. “Arranqué a compartir mis experiencias en restaurantes desde el punto de vista de un cliente, sin meterle mucho tema técnico, yo no soy cocinero y mi intención nunca ha sido hacer una crítica formal, sino más bien hablar de la experiencia de una persona del común. La gente que va a restaurantes finalmente no es experta y lo que busca es una opinión con la cual se puedan sentir identificados”, agrega. El pasado mes de febrero lanzó una aplicación, disponible para Android y iOS, que recoge sus reseñas y comentarios sobre la gastronomía de la capital.

El Brayan
Santiago Matta/ EL TIEMPO

Brayan Mantilla, identificado como ‘El Brayan’ en las redes sociales, ingresó por primera vez al mundo de los contenidos digitales a los 16 años cuando comenzó a publicar memes de humor en páginas de Facebook. Luego pasó a crear imágenes y videos en los que él era el protagonista, hablaba sobre empanadas o sobre sus viajes en TransMilenio. Ya han pasado seis años y su éxito no ha parado. Hoy se considera como una ‘rockola’ de las plataformas en internet: sigue con sus memes pero también hace videos cortos en Instagram, contenidos para YouTube y parodias. “Cuando me levanto lo primero que hago es revisar las tendencias en Twitter y si por ejemplo, un TransMilenio se varó en Soacha creo contenido sobre eso. Me guío mucho del día a día y de lo que esté pasando”, cuenta. No dejar de publicar ni un solo día, ser autentico y hacer las cosas con amor son las claves que, según él, le han permitido no solo mantenerse sino seguir creciendo cada vez más.

Kika Nieto
Santiago Matta/ EL TIEMPO

Por otro lado, YouTube no solamente se ha convertido en el espacio de divulgación de videos musicales, fenómenos virales y todo tipo de información de interés sino que es el canal que ha dado paso a la formación de una nueva figura mediática que ha tenido un impacto sin precedentes: los denominados ‘youtubers’. Para muchos, las nuevas celebridades y estrellas de los entornos digitales, quienes se muestran en sus videos hablando de sus experiencias, dando consejos, contando historias, realizando tutoriales, maquillándose o hasta bailando. Kika Nieto renunció a su trabajo como diseñadora industrial para dedicarse de lleno a los videos que espontáneamente comenzó a producir para YouTube. Hoy ya cuenta con más de 6 millones de suscriptores en su canal. "Todos vamos ligados con el tema de que compartimos nuestras vidas reales", dice Nieto, quien agrega que lo mejor de YouTube son las posibilidades que le brinda para expresarse.  "El hecho de tener voz, de tener algo que decir y que sepas que existe gente que te escucha, independientemente lo que quieras decir, hay personas que hay detrás de una cámara que te apoyan o que no, pero que por lo menos te están escuchando", afirma.

A quienes están buscando un camino en los espacios digitales, Nieto dice: "Demuéstrale a la gente quién eres tú, tus mañas, tus expresiones, tus gestos, cuando te caes, cuanto te pegas o te equivocas, ahí cuando la gente se identifica contigo y genera ese engagement", concluye. 

Daniel Samper
Santiago Matta/ EL TIEMPO

El periodista Daniel Samper Ospina decidió abrir un canal en 2016 tras vivir en carne propia el impacto del fenómeno youtuber durante la Feria del Libro de ese año que colapsó por la visita de youtubers como el chileno German Garmendia o el colombiano Juan Pablo Jaramillo. “Pude traducir mi contenido al formato audiovisual de videos de bajo costo que es el formato que está reinando”, afirma. 

"Parte de lo que busco hacer con el canal es una presentación a las personas de mi generación de todo lo que está sucediendo en la generación de ellos. Imito a los youtubers en el sentido que hago los retos, tags y demás tendencias pero a mi manera para poder hablar de cosas de mi edad, hacer sátira política y  criticar al poder", dice "En ultimas debo sostener en su aspecto un canal como el que puede tener cualquier youtuber. Por ejemplo, hacer el Roast Yourself Challenge o el video de las 50 cosas que no sabes sobre mí, con el giro de que sea un pretexto para enviar un mensaje de crítica política o de hacer periodismo en la medida en que se pueda", añade. 

Booktuber Isa Cantos
Santiago Matta/ EL TIEMPO

YouTube también ha dado paso a movimientos como el de los boooktubers que aunque hasta ahora se están empezando a consolidar en el país, ya han despertado el interés no solamente de las editoriales sino también de las instituciones educativas que se han mostrado curiosas por entender su auge. Isa Cantos, una booktuber bogotana abrió su canal ‘Crónicas de una Merodeadora’ hace cuatro años y ya cuenta con más de 50.000 suscriptores. "Hemos mostrado que hay un mundo gigante en la literatura juvenil que en la sociedad normal no está tan valorada pero que es lo que ha hecho que muchos jóvenes se enamoren de la lectura. Por eso, vimos fenómenos como el de Harry potter, desde ahí surge todo", dice. Cantos resalta que normalmente las relaciones con las editoriales se han convertido en "una colaboración orgánica en la que nosotros tenemos total libertad de decir si nos gustó el libro".
"Las editoriales no nos pagan para sacar un contenido, ellos nos envían las novedades mensuales que nosotros les pedimos, leemos a nuestro ritmo y nunca nos imponen una fecha límite", señala. 

Ita María Bloguera
Santiago Matta/ EL TIEMPO

Ita María es una joven caleña, economista de profesión, que hace 10 años decidió abrir su blog en internet 'De la moda y otros demonios'. "En ese tiempo empezó a reventar el tema de los espacios digitales personales, di con blogs internacionales que estaban despegando y me pareció super interesante esa visión tan personal que alguien podía tener sobre la moda, que era algo que siempre había sido muy impositivo y lleno de reglas", señala. Aunque asegura que las redes sociales también sirvieron para conectar y visibilizar más el potencial ya existente en los espacios de texto, admite que cada vez escribe menos y se enfoca más en su cuenta de Instagram en la que tiene más de 45.000 seguidores. "Las redes sociales son un factor determinante para nuestra generación en cómo consumimos los contenidos. La gente lee menos texto y somos 100 por ciento visuales e inmediatistas. Nuestro filtro de atención cada vez es menor", dice. 

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA