Novedades Tecnología

Google quiere predecir riesgos cardíacos a través de los ojos

Un algoritmo permite analizar datos como la edad y la presión arterial de un paciente. 

Ojo

Estudiar las paredes de los vasos sanguíneos de los ojos permite a los especialistas inferir más detalles sobre la salud de la persona.

Foto:

VANEXA ROMERO/ EL TIEMPO

20 de febrero 2018 , 10:41 a.m.

Investigadores de Google y su filial de tecnología de la salud Verily desarrollaron un algoritmo, basado en aprendizaje automático, que permite analizar, a través de escaneos oculares, datos como la edad y la presión arterial de los pacientes y si son fumadores o no.

Esta información les permitiría a los médicos especialistas identificar el riesgo de sufrir un episodio cardíaco casi con la misma precisión que con una prueba de sangre, e incluso de una manera más rápida y sencilla.

Las pruebas fueron aplicadas a cerca de 280.000 pacientes y los investigadores realizaron un análisis con la información de los escaneos oculares y datos médicos generales.

Los detalles de la investigación fueron publicados en la revista Nature Biomedical Engineering. De acuerdo con los científicos los modelos de aprendizaje profundo también utilizaron características anatómicas, como el disco óptico o los vasos sanguíneos, para generar cada predicción. Precisamente el estudio de la pared interior posterior del ojo, que está llena de vasos sanguíneos, es lo que permite a los especialistas inferir más detalles sobre la salud de la persona.

“Nuestros resultados indican que la aplicación del aprendizaje profundo a las imágenes del fondo de la retina puede usarse para predecir múltiples factores de riesgo cardiovascular. El hecho de que estos factores de riesgo sean componentes básicos utilizados en las calculadoras de eventos cardiovasculares múltiples indica que nuestro modelo puede potencialmente predecir el riesgo directamente”, señala la publicación.

De acuerdo con el estudio, los datos que resulten del análisis podrían proporcionar indicaciones de otros fenómenos patológicos que pueden estudiarse más a fondo.

“Por ejemplo, nuestros resultados muestran fuertes diferencias de género en las fotografías del fondo de ojo y pueden ayudar a guiar la investigación básica que investiga las diferencias anatómicas o fisiológicas entre los ojos masculinos y femeninos. Del mismo modo, nuestros hallazgos pueden ayudar a la comunidad científica a avanzar en su comprensión de cómo los procesos de enfermedad cardiovascular o los factores de riesgo afectan la vasculatura retiniana o el disco óptico en los pacientes”, señala.

TECNÓSFERA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA