Novedades Tecnología

‘Me suplantaron en internet y afectaron mi carrera de cirujano’

Rito Mariño cuenta cómo se ha afectado su trabajo por la suplantación de su identidad en la web.

Delitos informáticos

Cifras del CAI Virtual señalan que en lo corrido de este año ha habido un incremento del 22,4 por ciento en el número de incidentes informáticos

Foto:

Johan López / EL TIEMPO

23 de julio 2017 , 12:00 a.m.

“Perdí el manejo de mi página web, mis redes sociales y mi correo. De hecho, mi canal de YouTube, en el que tenía más de 100.000 seguidores, está siendo utilizado, sin mi consentimiento, por una persona que trabajó conmigo”. Así resume el calvario que ha padecido en los últimos años Rito Mariño, un cirujano plástico con cerca de 30 años de experiencia, víctima de la suplantación en internet.

Entendido como una modalidad que usan los criminales para copiar información y fotos de los usuarios de la web, el robo de identidad se está incrementando en el país, según la Policía.

Cifras del CAI Virtual señalan que en lo corrido de este año ha habido un incremento del 22,4 por ciento en el número de incidentes informáticos relacionados con suplantación, frente al mismo periodo del 2016, principalmente en redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram, e incluso en WhatsApp. Entre el 2016 y lo que va del 2017 se han recibido 1.203 denuncias por este delito.

“Mi canal de YouTube, en el que tenía videos de mis operaciones, tenía un gran alcance. Pero borraron mis contenidos y subieron videos de otro médico. Entonces, quienes me llamaban para solicitar una cita terminaban remitidos a otro especialista. Al perder mi reputación en internet, mi carrera se afectó. Ahora estoy operando solo el 10 por ciento de lo que hacía antes”, relata Mariño.

El coronel Freddy Bautista, jefe del Grupo de Delitos Informáticos de la Policía Nacional, explica que la suplantación está enmarcada como delito por la Ley 1273 del 2009.

Y las penas por incurrir en ella van de cuatro a ocho años de cárcel. “La suplantación de identidad tiene varios fines: injuria, extorsión, calumnia, delitos sexuales y difamación. Por ejemplo, pasa mucho que la gente ataca a sus jefes o parejas mediante el robo de fotos o videos”, cuenta el oficial.

“La persona que robó mis cuentas de redes me pidió plata para devolverlas. Sin embargo, al darse cuenta de que se encontraban muy bien posicionadas, decidió no hacerlo. Por eso decidí entablar una demanda para tratar de recuperar mis perfiles”, dice el cirujano.

Lo primero que deben hacer los ciudadanos para prevenir la suplantación es configurar sus perfiles de redes de la manera más privada posible.
Así evitan que usuarios desconocidos accedan a su información personal.

Pero si el usuario ya fue víctima de este delito, lo más importante es recopilar todas las pruebas posibles, aconseja Andrés Guzmán, abogado especialista en crimen informático y evidencias digitales.

“Eso es necesario si la persona quiere abrir un proceso judicial. Pero, como internet cambia todos los días y muchas cosas no sabemos dónde se guardan, es importante utilizar sistemas de certificación o la página archive.org, que permite observar versiones pasadas de varios sitios web”, explica el experto.

“Los ciudadanos pueden denunciar ante la Superintendencia de Industria y Comercio, que protege el derecho fundamental de habeas data. Así mismo, es posible entablar una acción de tutela por el derecho al buen nombre”, señala Guzmán.

Para denunciar ante la Policía, lo mejor es comunicarse con el Centro Cibernético Policial, mediante el sitio web caivirtual.policia.gov.co, la línea telefónica (1) 515 9700 o el correo caivirtual@policia.gov.co Tenga en cuenta que la mayor parte de las redes sociales tienen mecanismos para denunciar los robos de identidad. En Facebook, por ejemplo, los reportes se hacen: http://bit.ly/2viX7PK

En el caso de Twitter, las denuncias se reciben en la siguiente dirección: http://bit.ly/1cw870B.

Perfil de los criminales

Para el coronel Freddy Bautista, jefe del Grupo de Delitos Informáticos de la Policía, hay tres grandes grupos de usurpadores de identidades en internet.

En primer lugar
están los que roban información personal para estafar a compañías grandes. Luego están los depredadores sexuales. Estos roban perfiles de menores de edad para engañar a otros niños y llevarlos a escenarios donde puedan chantajearlos. Y, por último, existen los que sabotean y ‘trolean’ a otros en redes sociales.

Andrés Guzmán, abogado especialista en crimen informático, anota que el principal precursor de este crimen es el corazón. “Hay casos en que la novia le crea un perfil falso al novio para chatear con las amigas de él y saber si le está siendo infiel. Lo más común son los casos en que los celos son los protagonistas”, afirma el experto.

CAMILO PEÑA CASTAÑEDA
Redactor de EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA