Proceso de Paz

En tierra de Farc, Santos inició sustitución de coca

El reto en el primer año es cambiar 50 mil hectáreas de cultivos ilícitos por siembras legales.

Juan Manuel Santos

El presidente Santos arrancó una mata de coca y en su reemplazo plantó una de plátano, como símbolo del cambio que se espera en el país. Lo acompañan campesinos del municipio de Uribe, Meta.

Foto:

Efraín Herrera / EFE / Presidencia

11 de mayo 2017 , 10:40 p.m.

En Uribe, municipio del Meta que por años fue santuario impenetrable de las Farc, el presidente Juan Manuel Santos puso el jueves en marcha el programa de sustitución de cultivos ilícitos que forma parte del acuerdo de paz con esta guerrilla y mediante el cual se pretenden sustituir 50.000 hectáreas de coca en el término de un año.

El nuevo componente de la lucha contra las drogas ilícitas va a iniciar con 83.790 familias vinculadas en 67.193 hectáreas de 13 departamentos.

Cada familia vinculada al programa recibirá un millón de pesos mensuales durante un año para invertir en sus nuevos cultivos.

También se le dará a cada núcleo 1’800.000 pesos, una única vez, para proyectos de seguridad alimentaria, y nueve millones para proyectos de ciclo corto, como piscicultura y avicultura.

Desde el segundo año se les dará una partida para inversión hasta de 10 millones de pesos por familia para consolidar proyectos productivos.

En Primavera

Con la visita de Santos a Uribe se puso en marcha la primera fase del programa, y, según el Gobierno, los campesinos comenzarán a recibir los recursos esta misma semana.

Santos llegó hasta la vereda La Primavera y en presencia del embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, arrancó una mata de coca y en su lugar plantó una de plátano. Todo estaba lleno de simbología: una tierra que estaba en poder de las Farc, ahora liberada; una mata de coca erradicada manualmente y en su reemplazo un vástago de plátano para significar el cambio, y el embajador de Estados Unidos como testigo.

Había decenas de campesinos dispuestos a cooperar con el propósito del Gobierno.
La escogencia de Uribe para iniciar el programa de sustitución de cultivos ilícitos, una de las estrategias del Gobierno tras la firma del acuerdo de paz con las Farc, para luchar contra las siembras ilegales, pretende también enviar el mensaje de que la guerrilla está comprometida con este objetivo.

Ese paso inicial tenemos que volverlo una maratón, tenemos que volverlo exitoso, porque así todos ganamos


El aumento de los cultivos ilegales es uno de los principales desafíos con los que Santos se enfrenta en la actualidad, no solo desde el punto de vista interno, sino también de cara a Washington, a donde viajará la próxima semana para su primer encuentro con su colega Donald Trump.

Hace una semana, el Congreso de los Estados Unidos aprobó una ayuda de 450 millones de dólares para fortalecer la lucha contra las drogas en Colombia, 74 millones más que el año pasado. Este gesto también fue entendido como un voto de confianza en la era Trump a Colombia.

El embajador Whitaker dijo, en apoyo a esta política, que, “obvio, hay preocupación (por el tema de las drogas), y la única manera de dar solución a eso es con la ejecución de un plan, y eso es lo que estamos viendo hoy”.

Durante las negociaciones con las Farc, el área sembrada de coca pasó de cerca de 50.000 hectáreas a más de 180.000 ahora.

Santos tiene el reto de mostrar que tras la firma de la paz con las Farc podrá poner en marcha un programa capaz de golpear los cultivos ilícitos.

En cumplimiento del punto 4 del Acuerdo de Paz, las Farc tendrán la responsabilidad de acompañar y promover de manera directa la llegada del programa a los territorios más afectados, con el fin de socializar y afianzar su compromiso con la solución definitiva al problema de las drogas ilícitas.

“Hoy que damos este paso tan importante para ustedes aquí en Uribe, para el departamento del Meta, para Colombia y para el mundo, ese paso inicial tenemos que volverlo una maratón, tenemos que volverlo exitoso, porque así todos ganamos”, dijo Santos, para significar la importancia del programa.

El Presidente cree que el hecho de que se haya firmado la paz y la guerrilla esté ahora del lado de los erradicadores son factores de éxito de esta nueva cruzada contra las drogas.

REDACCIÓN PAZ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA