Proceso de Paz

Guerra total de las Farc, un capítulo de horror en el conflicto armado

Entre 1996 y 1998, vivieron su mayor auge militar. Secuestraron a cerca de 500 soldados.

fg

El 3 de agosto de 1998 las Farc realizaron la toma de Miraflores.

Foto:

ARCHIVO EL TIEMPO

26 de septiembre 2016 , 10:42 p.m.

Hasta mediados de los 80, a pesar de tener casi dos décadas en armas, las Farc no eran la guerrilla más activa en el conflicto colombiano. El M-19, con sus golpes en los centros urbanos, y el mismo Eln ‘sonaban’ más en el mapa de la guerra en Colombia que la guerrilla fundada por ‘Tirofijo’.

(Lea: El 'himno de la alegría' acompañó la ceremonia de este lunes)

La situación habría de cambiar dramáticamente por causa del narcotráfico, que primero instaló sus laboratorios y después sus narcocultivos en las zonas donde las Farc eran fuertes y que terminó convertido, hasta hoy, en el gran motor del conflicto armado.

La plata proveniente del ‘gramaje’ –el impuesto a los narcos que se convirtió en política oficial de las Farc desde antes de los 90– y el doble juego de la guerrilla durante el primer proceso de paz, con el presidente Belisario Betancur, que aprovechó para duplicar sus frentes y presencia en todo el país, explican el auge militar con el que ese grupo llegó a los años 90. Esto, a pesar de que el fin de la Guerra Fría marcó el declive del apoyo que recibían las guerrillas latinoamericanas del bloque soviético.

El grupo, que empezó en El Pato y Guayabero (Huila) en 1964 con medio centenar de campesinos, tuvo en su mejor momento casi 21 mil hombres en armas, según la inteligencia militar. Eso fue a finales del gobierno Pastrana, y desde entonces las Farc perdieron a casi 15 mil de sus integrantes, tanto por combates como por las deserciones gota a gota, que en la última década desmantelaron columnas y frentes.

(Además: Los peores crímenes en el prontuario de las Farc)

Con una agresiva estrategia que durante décadas incluyó abiertas violaciones de las normas del Derecho Internacional Humanitario –reclutamiento de menores, uso de armas no convencionales como las minas antipersonas, toma de rehenes–, las Farc lograron convertirse en la fuerza ilegal predominante en el suroriente del país, en Putumayo y amplias regiones de Nariño y Cauca.

Hasta el 2003 varios de sus frentes operaban en las goteras de Bogotá –cuyo ‘cerco’ fue uno de sus planes estratégicos– y hasta hoy siguen siendo el principal obstáculo para la destrucción de los cultivos ilícitos a lo largo y ancho del territorio colombiano.

Los duros golpes a las Fuerzas Armadas

Desde mediados de 1996 y hasta 1998, las Farc conviertieron las tomas masivas de poblados, estaciones de Policía y bases militares en su estrategia de guerra. Los golpes de esta guerrilla con docenas de militares y policías muertos y secuestrados llevaron a los analistas a hablar de un ‘salto’ de las Farc hacia la guerra de posiciones.

El 15 de junio de 1997 las Farc entregaron en Cartagena del Chairá (Caquetá) a 70 uniformados secuestrados desde agosto de 1996.

Pero apenas era el comienzo de su ofensiva contra bases militares y policiales. Esta guerrilla llegó a tener cerca de 500 militares y policías secuestrados.

¿Cuál era la estrategia? Concentrar, a lo largo de semanas y meses, grandes masas de guerrilleros que fueran capaces de copar unidades de centenares de policías y soldados a través de los ataques sostenidos. Fue la época en la que los cilindros de gas repletos de metralla fueron el arma más contundente de las Farc, en clara violación de las normas del DIH que proscriben el uso de armas que no garanticen que afectarán solo al objetivo militar. Los cilindros sí destruyeron muchas bases y estacaciones, pero a la par acababan con cuadras enteras de algunos de los municipios más pobres del país. De nuevo, los civiles terminaban como víctimas colaterales.

(Lea: Los expresidentes de Colombia que intentaron el diálogo)

La guerrilla aprovechó las debilidades de un Ejército anquilosado, con una inteligencia precaria y, además, sin capacidad aérea. Además, las institucionalidad entera del país estaba en plena crisis del proceso 8.000.

Las liberaciones

El 2 de junio del 2001, en medio de los diálogos del Caguán, las Farc liberaron en el Caquetá a 42 uniformados enfermos a cambio de 15 guerrilleros presos.

Veinte días después, el 28 de junio, en La Macarena (Meta) entregaron en una ceremonia a 242 policías y militares.

Tres días después, en Granada (Antioquia) fueron liberados otros 25.

Muchos de los liberados en La Macarena eran policías secuestrados en la cruenta toma a Mitú, capital del Vaupés que fue atacada por casi un millar de hombres del Bloque Oriental. Allí, con otros 61 uniformados, fue secuestrado el entonces coronel Luis Herlindo Mendieta, que fue ascendido a general en ausencia y fue el uniformado de más alto rango en poder de las Farc.

(Además: La guerra ha demandado $ 220 billones para defensa)

Ese mismo año se realizaron varias liberaciones que, más por razones de estrategia política que por causas humanitarias, subieron la cifra de uniformados en libertad a 395.

Otros 33 suboficiales y oficiales habrían de seguir en cautiverio –entre ellos Mendieta– por varios años más. La idea de la Farc era que si el Gobierno no se interesaba por la libertad de los militares rasos, tal vez podía interesarse por la de los de más alto rango y acceder al canje por los guerrilleros presos.

General Luis Mendieta: 12 años secuestrado

El general Mendieta fue uno de los uniformados de más alto rango que estuvieron en manos de las Farc. Fue secuestrado durante la toma de Mitú (Vaupés), cuando ostentaba el grado de coronel. En el 2008, al cumplir 10 años de secuestro y estando todavía en cautiverio, fue ascendido al grado de mayor general. En el 2010 fue rescatado por una exitosa operación militar en el sur del país.

Cabo William Perez: 10 años secuestrado

William Humberto Pérez fue el hombre de confianza y enfermero de la excandidata presidencial Íngrid Betancourt durante su cautiverio. Ingresó al Ejército para ayudar al sustento de sus padres y de sus seis hermanos. Fue secuestrado en 1998 en la toma a la base de El Billar (Caquetá). Durante su cautiverio murió su padre. Fue liberado en la Operación Jaque .

Pablo Emilio Moncayo: 13 años secuestrado

El cabo Pablo Emilio Moncayo tenía apenas 18 años cuando fue secuestrado por las Farc en 1997, en la toma a la base militar del cerro de Patascoy (Nariño). Su padre, el profesor Moncayo, conocido como el ‘caminante por la paz’, emprendió una lucha incansable que lo llevó a recorrer el país a pie y encadenado por la liberación de su hijo. Su petición se dio solo 13 años después.

Sargento Luis Arcia: 14 años secuestrado

El sargento Luis Arturo Arcia fue secuestrado por las Farc en marzo de 1998, cuando tenía 27 años. Ostenta el triste récord de ser el uniformado que duró más tiempo secuestrado, tras pasar 14 años en la selva. En su cautiverio demostró su pasión por el Independiente Santa Fe, incluso en sus pruebas de supervivencia aparece con el escudo bordado por él mismo. Fue liberado en el 2012.

Con secuestro de políticos intentó presionar un canje

Entre el 2000 y el 2008 las Farc arremetieron contra el poder. En ese lapso, el grupo guerrillero secuestró a 27 dirigentes políticos, como una estrategia para presionar un canje de prisioneros con el Gobierno,

El primer político en caer en manos de las Farc fue el representante a la Cámara por el departamento de Caldas Óscar Tulio Lizcano, secuestrado el 5 de agosto del 2000. A partir de allí son recordados casos como el del exgobernador del Meta Alan Jara, quien duró cerca de ocho años en poder de la guerrilla, tras haber sido secuestrado el 15 de julio del 2001, y el del senador Eduardo Géchem Turbay, cuyo rapto provocó la ruptura de los diálogos del Caguán, el 20 de febrero del 2002.

Tras el fracaso de las conversaciones con la guerrilla, y pese a las advertencias de los militares, Íngrid Betancourt decidió visitar el 23 de febrero del 2002 la zona de San Vicente del Caguán, de alta presencia de las Farc, mientras era candidata presidencial. Durante ese viaje, ella y su asesora, Clara Rojas, fueron secuestradas en un retén de los guerrilleros.

También es recordado el secuestro de los 12 diputados del Valle, ocurrido el 11 de abril del 2002, cuando guerrilleros de las Farc irrumpieron en las instalaciones de la Asamblea del Valle, en pleno corazón de Cali, y se llevaron a los miembros de esa corporación.

La respuesta del Gobierno fue buscar la liberación de los secuestrados por la vía militar. Pero esta alternativa no siempre resultó efectiva. La exministra de Cultura Consuelo Araujonoguera, el gobernador de Antioquia Guillermo Gaviria y el exministro de Defensa Gilberto Echeverry perdieron la vida en intentos de rescate.

(Lea: 'Timochenko', del discurso guerrerista al 'diálogo civilizado')

Las Farc también asesinaron en cautiverio a 11 de los 12 diputados, solo sobrevivió Sigifredo López. La acción de la que sí se pudo enorgullecer el Gobierno fue la Operación Jaque, gracias a la cual se logró, sin un solo disparo, la liberación de Íngrid Betancourt, tres norteamericanos y 11 policías y soldados que se encontraban en poder de las Farc.

Hoy no queda ningún dirigente político en manos de las Farc, bien sea porque fueron liberados por el grupo guerrillero, porque fueron rescatados en misiones militares o porque huyeron de sus captores, como el exministro Fernando Araújo.

Con el secuestro de políticos, las Farc esperaban presionar el canje por guerrilleros presos, que no lograron con el secuestro de militares.

EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA