Proceso de Paz

¿Cuánto cuesta hacer el plebiscito?

Entrevista de María Isabel Rueda a Juan Carlos Galindo, registrador nacional del Estado Civil.

fg

Galindo fue elegido Registrador en octubre pasado.

Foto:

Mauricio Moreno / EL TIEMPO

05 de septiembre 2016 , 01:57 a.m.

Registrador: se le vino encima una operación grande con esto del plebiscito, ¿no?

Sí, sí, sí. Es un gran reto para la Registraduría Nacional del Estado Civil. Lo hemos asumido con compromiso, con trabajo, con esfuerzo. Daremos plenas garantías a todos los colombianos para que puedan pronunciarse en el sentido que cada uno lo desee el 2 de octubre del 2016.

¿Cuántas mesas de votación van a haber en el país?

En tema de mesas, vamos a tener 81.925 en Colombia y 1.372 en el exterior.

Ah, entonces queda confirmado que en el exterior sí va a haber votación…

Sí, claro.

(Además: Estos serían los tiempos para el plebiscito por la paz)

¿Ese número de mesas es mayor, menor o igual que la cantidad que se instala en las elecciones parlamentarias o presidenciales?

Son menos por varias circunstancias. Primero, porque la votación es más fácil y también por las circunstancias fiscales del país. Puestos de votación tendremos 11.034, de los cuales 213 estarán en el exterior.

¿Cuánto vale eso?

Según los cálculos con Hacienda, 280.000 millones de pesos. Pero si surge algún inconveniente, un imprevisto, Hacienda también asumiría esos valores adicionales.

¿Como qué tipo de imprevistos?

Eso es lo que, justamente, no sabemos. Por eso son imprevistos…

(Risas) Claro. Como son imprevistos, no están previstos… Pues ojalá que no surjan, porque ya la cuenta es alta. ¿Cuáles son las reglas alrededor de las mesas?

Lo mismo que un proceso electoral común y corriente, porque en esto del plebiscito también se aplica el Código Electoral. Los puestos tendrán su seguridad, el Gobierno en el decreto de convocatoria dijo que no se podía permitir el uso de celulares ni cámaras en los puestos de votación; las personas deben identificarse con la cédula de ciudadanía, que debe ser entregada a los jurados; una vez se constata que la persona está habilitada para votar, le entregarán la tarjeta, que debe ser marcada en el cubículo y luego depositada en la urna.

¿Habrá testigos electorales?

Cada una de las campañas designará testigos electorales para las diferentes mesas, con el propósito de vigilar el desarrollo de la jornada electoral y, luego, los escrutinios de mesa.

El jefe del ‘Sí’ es el Gobierno, pero ¿cuál es el jefe del ‘No’? Es que hay noes de noes...

Eso sí dependerá de las campañas del ‘Sí’ y del ‘No’. Según la reglamentación que acaba de expedir el Consejo Nacional Electoral, quienes estén interesados en hacer campaña por el ‘Sí’ o campaña por el ‘No’ deben inscribirse ante el Consejo Nacional Electoral o ante los delegados del Registrador en los departamentos, manifestando que quieren participar en la campaña. Ellos son los que estarían habilitados para suministrar a las registradurías los listados de los testigos electorales.

(Lea también: En campaña del plebiscito, partidos podrán usar logos en publicidad)

¿Qué vamos a hacer con esa papeleta para que no la falsifiquen?

Bueno, a la papeleta le tenemos ya un diseño especial y va a estar impresa en un papel de seguridad.

¿Y solo se contabilizarán las papeletas que tengan ese papel?

Sí. Y, adicionalmente, para que sea válida la papeleta, al momento de depositarla debe estar firmada por el jurado de votación en cada mesa. Y también tendrá un código de barras que la identificará como perteneciente a un determinado puesto de votación, de tal municipio, de tal departamento, lo cual permitirá identificar si se trata de una tarjeta válida o de una tarjeta falsa.

Como la pregunta ha sido tan controvertida, ¿qué pasa si la Corte Constitucional, resolviendo una tutela, llega a tumbar la pregunta? ¿Usted ya mandó a imprimir las papeletas?

Estamos en los preparativos para disponer de toda la logística, pues el tema es complejo. Pero nos pondría en dificultades cualquier decisión judicial en ese sentido.

¿Pero usted se va a lanzar a imprimir esas papeletas sin el último visto bueno de la Corte?

En estos momentos el decreto de convocatoria del plebiscito goza de presunción de legalidad. Y convocado para el 2 de octubre, yo tengo que darle cumplimiento. Incluso ya expedí el calendario electoral.

(Además: Oficial: esta es la pregunta para el plebiscito por la paz)

¿Qué es el calendario electoral?

El calendario donde están contempladas todas las diferentes actividades preparatorias del proceso electoral y que contiene también las fechas en las cuales se van a llevar a cabo los escrutinios. Cada elección tiene su calendario electoral y es lo que ya expedí la semana pasada.

Como es una sola pregunta, escrutarla será sencillo. ¿A qué horas cree que puede darle al país el parte del resultado?

Esa pregunta me la han formulado en diferentes escenarios los medios de comunicación y la respuesta que yo les doy es siempre “muy rápidamente”. No voy a comprometerme, no puedo todavía con horas específicas, porque el proceso depende de muchas variables. Sin embargo, el compromiso de la Registraduría es dar muy rápido los resultados para que queden en conocimiento del país.

Para que sea válido el plebiscito, ¿al fin cuántos votos necesita sacar el ‘Sí’ o el ‘No’?

Tenemos que partir del censo electoral, que va a ser certificado por la Registraduría una semana antes. Preliminarmente puedo decirle que es de 34’899.945.

Con base en esa cifra, ¿cuánto es el 13 por ciento que exige el plebiscito?

Aproximadamente, cuatro millones quinientos mil. Habría que sacar el 13 por ciento de 34’899.945… Déjeme ya le digo, hagamos la operación… Eso da 4’536.992.

¿Quiere decir que el ‘Sí’ o el ‘No’ tienen que alcanzar el umbral de 4’536.992?

No es umbral de participación, como en los otros mecanismos donde es el número de votos válidos. Este umbral es de aprobación. ¿Qué quiere decir? Que para que el mecanismo sea viable, el ‘Sí’ debe obtener 4’536.992 votos. Es una condición para que el mecanismo sea válido.

Por ejemplo, supongamos el caso particular: votos por el ‘Sí’, cuatro millones. Votos por el ‘No’, siete millones...

Bueno, ahí gana el ‘No’, desde luego…

No. No gana el ‘No’. El mecanismo no es viable, no es válido porque los votos del ‘Sí’ no obtuvieron el 13 por ciento.

Por eso, le ganaría el ‘No’ al ‘Sí’…

Le explico desde otro punto de vista y de golpe me entiende. El ‘Sí’ gana obteniendo el umbral del 13 por ciento, pero además obteniendo un mayor número de votos que el ‘No’. El ‘No’ gana de dos formas: si no se alcanza el umbral de aprobación, es decir el 13 por ciento de votos por el ‘Sí’, o si el ‘No’ es el mayor.

Pongamos un escenario: supongamos que el ‘Sí’ saca cuatro millones y el ‘No’ tres millones...

Ese mecanismo no es viable.

Pero el Gobierno podría decir que ganó el ‘Sí’. Diría que más gente se pronunció en las urnas a favor del acuerdo. Habida cuenta de eso, uno puede suponer que la mayoría de los colombianos quiere el acuerdo de La Habana...

Eso podría ser… El problema es que la ley del plebiscito exigió que para que el mecanismo sea viable tienen que obtener el 13 por ciento del censo electoral los votos del ‘Sí’. Si se pelan en un voto, en diez votos, en un millón de votos, si no se logra ese 13 por ciento, independientemente de los votos por el ‘No’, el mecanismo no es válido, no funciona. O sea, se perdió el plebiscito. No es válido.

Sería impensable que si gana el ‘Sí’, aunque no saque el umbral aprobatorio, el Gobierno no utilice esa mayoría para sostener el acuerdo…

Tenemos que hacer el análisis en dos pasos. Primero, si el mecanismo es válido o no, y después, cuáles fueron los resultados. Para que el mecanismo sea válido hay que obtener el 13 por ciento de votos por el ‘Sí’.

Si no se obtienen, por más de que hubiere más votos por el ‘Sí’ que por el ‘No’, se habrá perdido el plebiscito.

¿Pero el plebiscito sí es jurídicamente vinculante?

Para el Presidente de la República, siempre y cuando obtenga y pase ese umbral de aprobación y gane el ‘Sí’.

¿Qué pasa con el jurado de votación que no acuda a la mesa?

Los jurados salen de bases de datos que nosotros conformamos por listados que les pedimos a entidades públicas y privadas, y a las universidades. Recibimos esa información y a través de un software seleccionamos aleatoriamente a los jurados. El jurado será notificado por una comunicación que recibirá y también por un aviso en las registradurías de cada municipio. Pero, adicionalmente, nosotros en la página web colocamos un espacio para que los jurados o para que las personas puedan consultar si fueron designadas o no jurados. Serán seis por cada mesa. Si no va la persona y es servidor público, se genera una falta disciplinaria que puede dar lugar a la destitución del cargo. Y si es un particular, se le podrá imponer una multa que va entre uno y diez salarios mínimos legales mensuales.

¿Qué puede salir mal en la votación del plebiscito? ¿A qué le teme usted?

Jajaja. Nada puede salir mal.

Lo veo muy optimista.

Sí, claro, claro. Yo estoy optimista por todo el trabajo que estamos haciendo y por mi equipo de la Registraduría. Estamos trabajando casi que en jornadas de 24 horas.

¿Cuántos funcionarios están a cargo de esta operación?

La Registraduría tiene 3.800 funcionarios en todo el país. En este momento están trabajando a todo vapor. Pero, adicionalmente, en los próximos días tendremos que contratar a 17.000 supernumerarios, que nos apoyarán en todos estos preparativos y en el día de las votaciones.

17.000... ¿Cómo se escogen?

Ya dispusimos con Talento Humano que todos los delegados departamentales hagan unas invitaciones a la gente en cada uno de los municipios, y ya hay un protocolo para escoger esa gente.

(Vea: Los retos de las campañas por el sí y el no en el plebiscito)

Es un operativo costoso en cantidad y en calidad. Exigente…

Claro. Los candidatos se escogerán, especialmente, entre quienes hayan tenido experiencia en el pasado en los procesos electorales. Hay todo un mecanismo de selección de las mejores personas para que nos apoyen como supernumerarios.

El proceso electoral es técnico, es un proceso logístico que requiere mucha precisión y mucho cumplimiento.

¿Qué seguros hay contra el fraude? Porque fraude hay en todas las elecciones de Colombia…

Bueno, por un lado está la tarjeta, por el otro lado están las precauciones y seguridades que estamos tomando en el tema del preconteo. Apenas recojamos los documentos electorales, los formularios de escrutinio de mesa, los vamos a digitalizar y a colocar en la página web para que todos los interesados puedan mirarlos, examinarlos y presentar las reclamaciones del caso. Estamos fortaleciendo el 'software' de escrutinios para que no tenga ninguna dificultad ni riesgo el manejo del mismo.

¿A dónde puede denunciar la gente las irregularidades?

Con el Fiscal General de la Nación organizamos una estrategia que es la reactivación de la Unidad de Delitos Electorales de la Fiscalía, que va a estar al frente de ese tipo de conductas. Se habilitó también en la Fiscalía, y vamos a replicarlo en la página web de la Registraduría, un link para la formulación de denuncias. Y también voy a hablar en los próximos días con el señor Procurador para disponer ya la estrategia de acompañamiento del Ministerio Público en todo el proceso electoral, en la fase preelectoral, electoral y poselectoral.

¿Y en La Habana también va a haber mesas?

Va a haber mesas en cada uno de los consulados donde históricamente ha habido presencia. En 67 países habrá mesas de votación.

¿Las Farc pueden votar?

No. Podrán votar quienes están inscritos en el censo electoral. ¿Y quiénes están inscritos? Los que votaron en las últimas elecciones o los que estaban habilitados para votar en las elecciones de octubre, más los colombianos que hubieren adquirido su mayoría de edad desde octubre para acá, hasta el 2 de junio, y tengan su documento de identidad.

Entonces, ¿quiénes no pueden votar?

Los miembros de la Fuerza Pública y las personas que tengan una suspensión o una inhabilitación de sus derechos políticos, entre ellos los que tengan condenas penales. Ellos no podrán ejercer su derecho al voto.

¿Cómo saben quién puede o no puede votar?

Esos datos, de quién tiene suspendidos sus derechos políticos, los tenemos nosotros porque los jueces penales nos los tienen que remitir para que los incorporemos en el archivo nacional de identificación.

¿Y va a abrir el registro para nuevas inscripciones o cambios de sede?

No. Lamentablemente no se pueden abrir inscripciones por varias razones. Primero, la ley de plebiscito no contempló un periodo de inscripciones. Segundo, la norma que las regula, la Ley 1475, dice que las inscripciones deben abrirse un año antes, luego acá no se puede por la proximidad de la fecha. Incluso para implementar un proceso de inscripciones requerimos de por lo menos 90 días. Entonces, no es viable.

¿Alguna posibilidad de que por algún motivo haya que correr la fecha, o eso ya se va así?

No, yo creo que ya la fecha quedó señalada por el señor Presidente y con base en eso todas las autoridades del Estado, entre ellas la Organización Electoral, están trabajando para adelantar el plebiscito el 2 de octubre.

Yo sé que el voto es secreto. Pero como los funcionarios públicos pueden hacer campaña en esta campaña atípica, ¿le puedo preguntar si usted va a votar ‘Sí’ o ‘No’? (Risas)

Jajaja. No, no le puedo decir porque justamente entre las excepciones para hacer campaña política están los funcionarios de la organización electoral.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA