Proceso de Paz

'Hay que pasar de la palabra a la acción en caso de niños de las Farc'

Christoph Harnisch, jefe del CICR, hace un llamado a agilizar la salida de menores de la guerrilla.

fg

El presidente Santos condecoró a Harnisch por su ayuda en el proceso de paz.

Foto:

Juan Diego Buitrago / EL TIEMPO

06 de febrero 2017 , 02:12 a.m.

La salida de los menores de edad de las filas de las Farc, compromiso adquirido por esa guerrilla desde mayo pasado en La Habana, contará con la total ayuda del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Así lo afirma Christoph Harnisch, el jefe de la delegación de ese organismo en Colombia. Agrega que “tiene fe en que el proceso se haga rápido”, si hay voluntad de las Farc.

Por colaboraciones como esa en los seis años de negociaciones de paz, Harnisch recibió, el 26 de enero, la orden de San Carlos de las manos del presidente Juan Manuel Santos. Este suizo coordinó 120 operaciones del CICR durante el proceso. Ese organismo, con 364 personas y 11 oficinas en el país, vela por la protección de la población civil en medio del conflicto.

Además, junto con Naciones Unidas, Harnisch impulsó los acuerdos sobre el desminado humanitario, la salida de menores de las Farc y la búsqueda de desaparecidos.

En diálogo con EL TIEMPO, el diplomático habla de la tarea por la que recibió la distinción de la Casa de Nariño –la primera a título personal en más de 20 años de misiones humanitarias, desde Nicaragua hasta Irak– y de su trabajo en la implementación del pacto de paz, en el año y siete meses que le restan en el cargo en Colombia.

(También: 'Farc no pueden seguir tomando del pelo con el tema de los menores')

¿Qué significa la distinción que le otorgó el Presidente?

Fue la primera para mí, pero es el resultado de 45 años de acciones humanitarias, con imparcialidad, en el país, y es un reconocimiento a la contribución del CICR para dar confianza a las partes en momentos cruciales del proceso.

¿En qué consistieron las operaciones que hicieron durante las negociaciones?

Además de traslados hacia La Habana de los jefes de las Farc, estuvimos, por ejemplo, en la liberación del general Alzate en octubre del 2014; en los planes piloto de desminado y los traslados para la conferencia guerrillera y la firma del acuerdo en Cartagena. Nunca hubo un error.

¿Qué fue lo más difícil?

La fase de preparación porque las partes debían definir exactamente lo que querían hacer. Se necesita un plan detallado, tres o cuatro días antes, y mucha confidencialidad.

¿Qué papel jugará el CICR en la fase de implementación de los acuerdos?

Trabajaremos en los temas de los desaparecidos y los menores de edad en la guerrilla. En el primero, la tarea del CICR es más amplia. Las partes decidieron medidas inmediatas para identificar restos humanos y hacer el contacto con los familiares.

Tenemos la esperanza de que esto se agilice porque el número de desaparecidos es muy grande. Queremos evitar que este tema se vuelva político. Las Farc tienen que ayudar, necesitamos información muy precisa de todas las partes.

¿Cuánto tardarán en encontrar a 165.000 desaparecidos que hay en Colombia, según la Unidad de Víctimas?

Nadie tiene un registro completo. Las partes decidieron de manera muy clara hacer esfuerzos para resolver este tema, sabiendo que no será en un año. Se necesita mucho tiempo. Ya estamos trabajando con las familias en apoyo psicosocial porque hay fenómenos de discriminación y no saben cómo afrontar esto.

(Además: El paso a la vida civil de los menores en las filas de las Farc)

¿De qué se encargarán en el tema de los menores de las Farc?

De garantizar la entrega, hacerles un chequeo médico y un acta de entrega. Después los trasladamos a los centros de acogida transitorios, que Unicef tiene que preparar para hacer seguimiento a la reintegración.

Es complejo porque no hay cifras claras. Se depende de la información de las Farc. Es tiempo de la acción y no de las palabras. Si hay voluntad de resolver estos casos, en las próximas semanas estamos dispuestos a hacerlo. Tengo fe en que esto se haga rápido.

¿Les preocupa el asesinato de líderes sociales?

Claro, nos preocupa. Como siempre nos ha preocupado la población civil afectada por el conflicto. El mandato que tenemos es protegerla. Para eso, se requiere diálogo con las partes armadas. También, la presencia, constructiva, de la Fuerza Pública, en diálogo con las comunidades.

¿Ya tienen contactos con el ‘clan del Golfo’ o las denominadas Autodefensas Gaitanistas, que estarían detrás de los asesinatos?

Sí. Queremos dar un mensaje sencillo: la población civil no se debe involucrar, no tiene nada que ver en las confrontaciones. Entrar a una zona de ellos es un riesgo. En las cárceles, hablamos con interlocutores. El contacto en el terreno es muy difícil y en muchos casos ellos no quieren.

¿Con qué imagen se fue Peter Maurer, presidente mundial del CICR, luego de su visita al país?

Con la imagen de una comprensión mutua entre el CICR y las autoridades. Es un país que acepta la ayuda humanitaria y tiene experiencia en interactuar con nosotros.

Por ejemplo, podemos hablar con militares de violaciones al derecho internacional humanitario y de cómo podrían cambiar su comportamiento. Eso es un ejemplo y no se hace en muchos países. Estaba interesado (Maurer) en llegar a todas las regiones.

JUAN CAMILO PEDRAZA
Redacción Paz

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA