Proceso de Paz

Los días finales del proceso de paz con las Farc

Ley de Orden Público sería el camino para garantizar la seguridad jurídica que pide la guerrilla.

fg

En compañía de los garantes de Noruega y Cuba, De la Calle y 'Márquez' anunciaron el viernes los compromisos para el fin del conflicto.

Foto:

Yamil Lage / AFP

07 de agosto 2016 , 02:50 p.m.

Tras los compromisos asumidos el viernes por el Gobierno y las Farc para el cese del fuego bilateral y definitivo, la dejación de las armas y el comportamiento frente a las comunidades en los 30 puntos donde se ubicará esa guerrilla, el tema inmediato por resolver entre las partes es la amnistía para los combatientes que no han cometido delitos graves.

Esto, porque las Farc, como dijo el jefe guerrillero ‘Carlos Antonio Lozada’ durante el anuncio de los compromisos, consideran que la seguridad jurídica es un requisito indispensable para llegar al acuerdo final.

Desde que comenzaron a discutirse las condiciones para el fin del conflicto, el debate entre esta guerrilla y el Gobierno frente a la amnistía ha sido en torno al momento en que esta debe concederse.

En un principio, el planteamiento de los negociadores del presidente Juan Manuel Santos era que la amnistía no podía otorgarse hasta que no se cumpliera integralmente el desarme de las Farc, pues este beneficio es consecuencia de la renuncia de un combatiente a las armas, y la dejación de estas será gradual.

(Además: Esto es lo único que falta por resolver de los acuerdos en La Habana)

Pero teniendo en cuenta que muchos de los guerrilleros solo están acusados de rebelión y otros delitos conexos a los de carácter político, se está revisando si a través de la Ley 418 se puede “ir adelantando la aplicación de algunas medidas”, según le dijo a EL TIEMPO una fuente cercana a la mesa de diálogos.

Mediante la Ley 418, o de Orden Público, sería posible la suspensión de las órdenes de captura de los combatientes mientras dejan las armas. Y este podría ser un camino para la seguridad jurídica que piden las Farc antes de firmar el acuerdo final de paz.

Los jefes guerrilleros argumentan que es muy difícil llegar a la Décima Conferencia de las Farc, durante la cual darán el paso de grupo armado a movimiento político, sin dar a sus bases la garantía de que nadie será capturado mientras se da el desarme.

“En el derecho, todo tiene arreglo con imaginación y buena técnica. Esto se puede arreglar con un indulto o amnistía para quienes no tengan delitos no amnistiables”, afirma uno de los asesores del proceso de paz.

Tres temas pendientes

Resuelto el tema de la amnistía, se habrá dado un paso decisivo para concluir las negociaciones de paz, y quedarían por definir las condiciones de la participación política de los jefes de las Farc, la designación de los magistrados del Tribunal Especial que juzgará y sancionará a los autores de delitos graves y la manera como se dará la reincorporación de los guerrilleros a la vida civil.

(Lea también: Estos son los acuerdos logrados por el Gobierno y las Farc)

En manos del Gobierno está un documento de 42 páginas que entregaron las Farc sobre sus aspiraciones en materia de reintegración social y productiva.

Aunque son temas complejos, tanto el Gobierno como esa guerrilla tienen la voluntad para resolverlos y terminar pronto la negociación, hecho que dará paso a la Décima Conferencia de las Farc, a la firma de la paz, al plebiscito y a la implementación de los acuerdos. De hecho, las partes trabajan para concluir las negociaciones este mes.

El anuncio, el pasado viernes, de los compromisos y protocolos que aplicarán el Gobierno y las Farc en el cese del fuego bilateral y definitivo y la dejación de las armas del grupo guerrillero es una muestra de la celeridad con que se están dando las negociaciones en su última etapa.

Precisamente, los jefes de las delegaciones de paz, Humberto de la Calle e ‘Iván Márquez’, ratificaron con optimismo que cada vez está más cerca el fin de la guerra.

Los protocolos acordados por las partes son, ni más ni menos, que las normas y procedimientos que se comprometen a seguir durante la transición de las Farc a partido político.

(Lea: En materia de justicia, ¿qué pasará con los disidentes de las Farc?)

Por ejemplo, que cinco meses después de la firma de la paz el grupo guerrillero habrá concluido su desarme y que, un mes después, el total de las armas, que serán entregadas a la ONU, estarán por fuera de las zonas de ubicación de los guerrilleros.

Los compromisos anunciados también disipan las preocupaciones de algunas autoridades locales, pues quedó establecido que la ubicación de las Farc no interferirá en la vida cotidiana de las comunidades y que estas, a través de la Misión de la ONU, podrán hacer sugerencias y plantear eventuales quejas.

Después de tres años y nueve meses de negociaciones en La Habana, el proceso de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc vive sus días finales y se aproxima a un cierre exitoso.

Serán los colombianos, a través del plebiscito, quienes decidirán si respaldan este esfuerzo para terminar con medio siglo de guerra.

Así está planeada la entrega de las armas

Los protocolos establecidos entre el Gobierno y las Farc para el cese bilateral definitivo del fuego y las hostilidades, así como para la dejación de armas, definen las 30 zonas y puntos en los que se concentrará la guerrilla y donde se llevará a cabo la entrega de su armamento. En ellos se garantizan la acomodación de los subversivos, su desplazamiento a estas áreas y el transporte de su arsenal.

(Además: 'Sea cual sea el gobierno, debe acatar mandato del plebiscito')

El desarme se efectuará en tres fases, que contarán con verificación internacional: en la primera, 90 días después de la instalación de las zonas, la guerrilla almacenará el 30 por ciento de sus armas en contenedores dispuestos en estas zonas. En la segunda fase, luego de 30 días más, se almacenará otro 30 por ciento. Y en la tercera, tras otros 30 días, el 40 por ciento restante.

Naciones Unidas será la encargada de extraer el armamento, una tarea que, a más tardar, deberá completarse 180 días después del inicio de las zonas de concentración.

Una vez este proceso termine, las 30 áreas definidas dejarán de funcionar, bajo el supuesto de que el cese del fuego y las hostilidades estará cumplido.

Durante este periodo, las Farc también entregarán las coordenadas de los depósitos de armas (caletas) que tengan en el país.

Detalles de la concentración

- Alrededor de las áreas de concentración de las Farc se establecerá una zona de seguridad de 1 kilómetro que será supervisada por las misiones de monitoreo y verificación.

- Sobre estas áreas estarán restringidos los vuelos militares a menos de 5.000 pies.

- Los contenedores en los que se almacenarán las armas en estas zonas estarán custodiados por fuerzas de monitoreo y verificación, y el acceso a estos será restringido.

- Con las armas entregadas se construirán tres monumentos: uno en la sede de las Naciones Unidas, otro en Cuba y otro en un lugar de Colombia determinado por la organización política surgida de la transformación de las Farc.

MARISOL GÓMEZ GIRALDO
Editora de EL TIEMPO
En Twitter: MarisolGmezG

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA