Proceso de Paz

Chocó, prioridad de Gobierno y Eln en acuerdos humanitarios

Se inició el quinto ciclo de diálogos en Quito. Partes buscarán un nuevo cese bilateral del fuego.

Gobierno y Eln proponen entregar mesa de dialogo que sea irreversibleGobierno y Eln proponen entregar mesa de dialogo que sea irreversible
Quinto ciclo de diálogos con el Eln

Cristina Vega Rhor / AFP

15 de marzo 2018 , 10:36 p.m.

Además de definir las condiciones de un nuevo cese bilateral del fuego y de hostilidades, el Gobierno y el Eln, que ayer reanudaron los diálogos en Quito tras un mes y medio de suspensión por los ataques de esa guerrilla, apostarán por avanzar en un acuerdo humanitario en el Chocó.

Según anunciaron en un comunicado conjunto, comenzarán por trabajar en un experimento de desminado.

Las minas antipersonas son uno de los graves problemas del Chocó, que es, además, uno de los departamentos más afectados por el conflicto con el Eln.

Allí actúa el Frente Occidental, comandado por alias Fabián, que se ha negado y todavía se niega a enviar un delegado a la mesa de negociaciones en Quito. De hecho, es el único frente de esa guerrilla que no tiene representante en la mesa de diálogos.
Miembros de ese frente fueron los que asesinaron a un gobernador indígena en medio del cese bilateral del fuego y hostilidades que tuvieron el Gobierno y el Eln durante tres meses, entre el 1.° de octubre y el 9 de enero, y que se intenta renovar ahora que se reanudaron las conversaciones.

Precisamente por la difícil situación que viven en el Chocó, representantes de las comunidades viajaron en agosto del año pasado a Quito y pidieron ante los negociadores de lado y lado poner en marcha un acuerdo humanitario que disminuyera la presión del conflicto sobre los habitantes de ese departamento.

Pese a esto, en noviembre más de mil indígenas emberas se desplazaron de la zona del alto Baudó por los constantes hostigamientos del Eln sobre la población.

El quinto ciclo de conversaciones entre esa guerrilla y el Gobierno irá hasta el 18 de mayo, según informaron este jueves.

La decisión de las partes es alargar los ciclos para avanzar.

Al referirse al nuevo cese bilateral del fuego y de hostilidades que se busca, el jefe de la delegación del Gobierno en los diálogos, Gustavo Bell, destacó que el anterior cese “trajo alivio concreto a las comunidades, y nunca sabremos cuántas vidas se salvaron”.

Reconoció que “tuvo sus defectos, pero fueron más los aspectos positivos que negativos. La tarea ahora es construir un cese del fuego más estable que nos permita avanzar en el desarrollo de los otros puntos de la agenda”, agregó.

Llamó al Eln a que “sea la fuerza de los argumentos la que prime” y “a dejar a atrás los argumentos de la fuerza”.

El 9 de enero, cuando terminó el cese bilateral del fuego, el Eln no solo se negó a renovarlo sino que comenzó una ofensiva contra la Fuerza Pública y la infraestructura que dejó varios policías muertos, entre ellos 5 en un ataque terrorista a una estación de Policía de Barranquilla.

Este jueves ‘Pablo Beltrán’, quien encabeza la delegación del Eln en los diálogos, aseguró que el propósito es dejar el proceso de paz lo más avanzado que se pueda para que el próximo Presidente, “independientemente de quien sea”, no eche para atrás la mesa de negociación con esa guerrilla

En este quinto ciclo de conversaciones en Quito, las partes también trabajarán para definir el mecanismo más conveniente para la participación de la sociedad colombiana en el proceso de paz.

REDACCIÓN PAZ
@PAZELTIEMPO
Redaccionpaz@eltiempo.com

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA