Proceso de Paz

Así se cocinaba el fraude de los dineros para la paz

El fiscal Martínez dijo que doce intermediarios participaron en dos modalidades de desfalco.

Comisión Primera de la Cámara de Representantes

Altos funcionarios del Estado estuvieron presentes en el debate de control político al manejo de los fondos de la paz que adelantó la Comisión Primera de la Cámara. 

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

03 de mayo 2018 , 12:38 p.m.

El fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, entregó este miércoles un balance sobre las investigaciones por la apropiación de los dineros para la paz, de los cuales dijo que la gran mayoría está a salvo.

El jefe del ente acusador aprovechó su presencia en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, donde asistió a un debate de control político sobre las denuncias de supuestas irregularidades en el manejo de estos fondos, para revelar nuevos detalles.

Marlon Marín, sobrino del segundo del partido Farc, Iván Márquez, sería el “gestor” de este “entramado de corrupción” –como lo llamó Martínez– en el que se pretendía desviar los recursos del posconflicto, muchos de los cuales provinieron de países que han apoyado el proceso de paz.

Martínez aseguró que Marín sería el “jefe” de un grupo de “doce intermediarios” de contratos para obras y proyectos productivos destinados a beneficiar a municipios que sufrieron el conflicto y a exguerrilleros en proceso de reincorporación.
Estos intermediarios, cuyos nombres no mencionó el Fiscal, incluso habrían ingresado a entidades públicas para desarrollar sus actos criminales.

De acuerdo con Martínez, estaban “dedicados a conseguir contrapartes para la contratación” y, por medio de esto, “obtener beneficios económicos, coimas o sobornos” en la ejecución de los proyectos.

Con ese fin se habrían aprovechado de “información privilegiada” sobre la calificación y determinación de los proyectos, en lo cual la presencia de Marín, “parte del entorno de las directivas del nuevo partido” de la guerrilla, era clave.

“Marín, quien antes de viajar a Estados Unidos rindió un interrogatorio en la Fiscalía por varias horas, confirmó la dimensión y el alcance de estas investigaciones (…) y ha ofrecido actuar desde allí (…) para aclarar todo ese entramado de corrupción”, dijo el Fiscal.

Martínez reveló al menos dos modalidades mediante las cuales esos “intermediarios” habrían intentado apropiarse de recursos del posconflicto.

La primera de ellas estaba, según las investigaciones de la Fiscalía, en la contratación de vías terciarias para los municipios más afectados por el conflicto y alejados históricamente de las manos del Estado.

El grupo de intermediarios obtenía la lista de las vías y su cuantía, conseguía los contratistas para la ejecución de esas obras y cobraba una comisión de hasta el once por ciento del valor de esta.

Esa modalidad, en la cual estarían relacionados alcaldes y funcionarios de entes territoriales, se alcanzó a hacer en 19 departamentos del país.

Precisamente, la “relación” con algunos alcaldes de municipios era parte de la segunda modalidad con que actuaban estos intermediarios. Martínez afirmó que los mandatarios locales “eran los únicos que tenían la posibilidad de postular proyectos” para el desarrollo y el crecimiento de esos municipios.

Este entramado de intermediarios se encargaba de conseguir qué proyectos podrían ser, elaborarlos, presentarlos ante la autoridad y conseguir el aval de los alcaldes para que unos contratistas, que eran los que fungían como ejecutores de las obras, pagaran unas coimas”, explicó.

El Fiscal agregó que en toda la investigación hay “veintidós empresas que han sido ya identificadas y serían las que colaborarían como ejecutoras de estos proyectos en el entramado de corrupción que se había montado”.

Asimismo, contó a los congresistas que todos estos detalles ya están en conocimiento del presidente Juan Manuel Santos, y que ha habido una “interacción positiva” con el Gobierno para desenmascarar a estas personas.

No obstante, aclaró que estos intermediarios “no pudieron coronar en todo el propósito que pretendían” y que “el grueso de la contratación no quedó contaminada, aunque estaba salpicada en sus orígenes”.

“Lo que tenemos que hacer es una causa común, entre todos los sectores políticos que estamos aquí presentes, porque esos recursos nos permitan redimir a todos estos sectores que se desmovilizaron y abandonaron las armas”, afirmó Martínez.

Romaña espera producir 3.000 toneladas de maíz

Henry Castellanos, conocido durante el conflicto como Romaña, no quiere “volver a la ilegalidad” y está sembrando maíz en la inspección La Julia, en Uribe, municipio del Meta.

Así lo afirmó el fiscal Néstor H. Martínez. Dijo que el exguerrillero, uno de los más temidos en Cundinamarca y Meta en el pasado, se comunicó con la Fiscalía para que le prestaran ayuda en esta empresa.

Martínez contó que gracias a la Embajada de Suecia se lograron conseguir 160 millones de pesos, y mostró un video en el que se vio lo que serían cultivos de maíz impulsados por el excombatiente de las Farc.

“Romaña tiene 30.000 hectáreas de maíz, con más de 150 reinsertados, y espera producir 3.000 toneladas de maíz. Ese es el país que queremos todos”, afirmó el Fiscal.

REDACCIÓN POLÍTICA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA