Partidos Políticos

‘No estuve de acuerdo en negociar con debilidad’: Juan Carlos Pinzón

El candidato presidencial dijo que hay que recuperar el orden y luchar contra la corrupción.

Juan Carlos Pinzón

El candidato Juan Carlos Pinzón.

Foto:

Mauricio Moreno / EL TIEMPO

13 de diciembre 2017 , 07:09 p.m.

El exministro Juan Carlos Pinzón, quien se lanza por firmas en busca de la presidencia de 2018, dijo que lo hace porque le “preocupa lo que está pasando” en el país.

Según dijo, el rompimiento de su relación con el presidente Juan Manuel Santos se debe a que nunca estuvo de acuerdo en “negociar con debilidad”.

Tras radicar ante la Registraduría más de 863.000 firmas, se mostró convencido de que su aspiración no recibirá el apoyo de sectores santistas.

¿Cómo está en la perspectiva de la candidatura a la presidencia?

Me siento tranquilo. Tal vez soy el único candidato que nunca había participado en política, nunca había sido congresista ni aspirante a un cargo público. Ingreso a la política porque amo a mi país y me preocupa lo que está pasando. Tuvimos más 863.000 firmas, un número grande para alguien que no había estado en política. No hay encuesta en la que no aparezcamos.

Tanto la negociación como el manejo que esto ha tenido se pudo hacer mucho mejor

¿Es consciente de su realidad política y electoral?

Hay muchos casos parecidos al mío en la historia de las elecciones. Si miramos, en Colombia está el de Álvaro Uribe Vélez y en elecciones en el mundo, el caso del presidente Trump, en Estados Unidos. Si el país quiere algo fresco, nuevo pero al mismo tiempo con experiencia, seguramente seremos una opción muy interesante.

¿Qué puede esperar el país si Juan Carlos Pinzón es presidente?


Si Pinzón es presidente, el país va a tener orden en seguridad, justicia y lucha contra la corrupción. El país va a tener un trabajo muy fuerte, desde el Estado, en oportunidades, empleo, emprendimiento, educación y salud, y un enfoque en este caso muy particular en los niños, los discapacitados y los ancianos que hoy no tienen pensión. Y será un gobierno de total transparencia.

¿Usted irá solo a la primera vuelta?

No descarto que para el bien de Colombia y en la medida en que avancemos, vayamos buscando integrar sectores y buscar apoyos entre quienes estén dispuestos a poner por encima de cualquier interés a Colombia, no a un grupo ni a un sector o a una ideología.

Pero los colombianos terminaron en el suelo y las Farc en el segundo piso de un camarote

Si no logra ser presidente, ¿sería el comienzo de una carrera política?

No lo he pensado de esa manera y si lo hiciera, uno no se metería a esto. Siempre he pensado en asumir responsabilidades muy complejas, en afrontar retos muy duros, y estos son con sacrificio y esfuerzo, y estoy en este de servir a los colombianos que representamos una opción diferente, de cambio y con mucha experiencia.

¿Existe la posibilidad de recibir el apoyo santista?

Eso no va a ocurrir porque se viene construyendo, con los años, un punto de vista muy diferente al que tiene el Presidente. Yo creo, y así lo he dicho públicamente, que tanto la negociación como el manejo que esto ha tenido se pudo hacer mucho mejor.

¿No cree que uno de los principales apoyos que tendría que tener es el del sector de Santos?

Busco el apoyo de esa mayoría de ciudadanos que dicen no sentirse representados por ningún partido. Estoy seguro de que en la medida en que el escenario se vaya depurando y vayan quedando los candidatos que realmente vayan a competir, se irá abriendo el camino para que sectores políticos también vengan.

¿No cree que se equivocó al apartarse del Presidente?


Principios y patria primero. Para mí, los principios son la esencia, y la patria y los intereses de Colombia están por encima de cualquier consideración. Lo que sí nunca voy a hacer es usar palabras desobligantes, irrespetuosas o ingratas con personas con las que tengo gratitud en lo personal.

¿No ha intentado llamar a Santos para tener respaldo en esta difícil carrera?

No, no he hecho ese ejercicio. He estado concentrado en tocar los corazones y la puerta de miles de colombianos en todo el territorio nacional.

¿En qué se basa su ruptura con las decisiones de Santos?

Pienso que el que cambió de puntos de vista a través del tiempo y en los últimos años fue el Presidente, no yo. No estuve de acuerdo con negociar con debilidad. Nunca me sentí con la idea de terminar uno tramitando cosas a favor de las Farc cuando esa es una organización que, de una u otra manera, no ha podido demostrar que haya roto los vínculos con el narcotráfico, la minería criminal ni las disidencias.

¿Cuáles son sus líneas rojas en el acuerdo con las Farc y que produjeron la ruptura con Santos?

La paz se veía como una negociación en la cual, al final, todos los colombianos quedaban en igualdad de condiciones, a pesar de que había unos que habían cometido unos delitos atroces y de lesa humanidad. Pero los colombianos terminaron en el suelo y las Farc en el segundo piso de un camarote, con acceso a vehículos blindados, escoltas, avión privado.

¿El gobierno de Santos se equivocó?

Me parece que el problema de haber negociado con un país dividido permitió que las Farc tomaran una gran ventaja en la negociación. Hay dos cosas que nunca debieron suceder: quitar la presión militar hasta que no hubiera un acuerdo y haber limitado la acción contra el narcotráfico.

EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA