Partidos Políticos

'No tengo ningún sentimiento catalogable de odio hacia Uribe': Cepeda

El senador Iván Cepeda niega andamiaje para buscar testigos en las cárceles contra el expresidente.

Iván Cepeda, senador

“La deducción de la Corte es que sí he hecho a conciencia un trabajo humanitario en las cárceles”, dice Cepeda.

Foto:

Diego Santacruz / EL TIEMPO

05 de marzo 2018 , 12:26 a.m.

El senador Iván Cepeda asegura: ‘Jamás estuve en una especie de búsqueda meticulosa de testigos contra Álvaro Uribe’. En cambio, sostiene que, como piensa la Corte, el expresidente y senador habla –en grabaciones– con personas que manipulan testigos.

Senador Iván Cepeda, ¿usted odia a Uribe?

No. Yo no tengo un sentimiento personal catalogable de odio a Uribe. Tengo una discrepancia de fondo, desde el punto de vista político, y también ético, de cómo ha hecho su carrera y de las ideas que él defiende. Estamos en las antípodas. Yo creo en la paz; él no. Y condeno los métodos que ha utilizado, debo decirlo.

Se lo pregunto así directamente porque el fallo recoge motivos para que usted le guarde resentimiento o rencor a él o a su entorno. Por ejemplo, que José Obdulio Gaviria escribió alguna vez, palabras más o menos, que el asesinato de su padre era natural por haber sido un líder guerrillero. O que Álvaro Uribe dijo que usted se la pasaba desprestigiando a la patria en los tribunales extranjeros.

No es así, a pesar de que lo peor con relación a esa afirmación es que lo hizo en el momento en que se supone estaba pidiéndome perdón, obedeciendo a la orden que dio la Corte Interamericana, así que fue doblemente ofensivo.

Según la Corte, los testigos contra Uribe le aparecieron a usted espontáneamente por cuenta de su labor humanitaria en las cárceles, y que no fueron buscados. Pero sugiere que los testigos que favorecen a Uribe sí fueron manipulados…

La deducción que saca la Corte es que sí he hecho a conciencia un trabajo humanitario importante en las cárceles, y no lo dice a manera de elogio. Por lo tanto, no estaba creando una fachada o una especie de andamiaje para de manera subrepticia ir buscando testigos en las cárceles contra Uribe, como él lo sugiere.

No estaba creando una fachada o una especie de andamiaje para de manera subrepticia ir buscando testigos en las cárceles contra Uribe, como él lo sugiere

¿No es mucha coincidencia que, precisamente, a una persona que tiene esos sentimientos con respecto al presidente Uribe le aparezcan estos dos testigos?

No creo que sea una coincidencia. La Corte muestra en su escrito que además de esas denuncias, yo he hecho múltiples. No me he dedicado exclusivamente a esa, digamos, línea de denuncias contra Uribe. Incluso he puesto en conocimiento de las autoridades denuncias contra personas que pertenecían a la guerrilla. No hay tal que yo estaba en una especie de búsqueda meticulosa. Para serle franco, hay mucha gente en la cárcel que perteneció a los grupos paramilitares y tiene cosas que decir en relación con el expresidente Uribe, y esa sí francamente no es mi culpa ni mi responsabilidad. Hay 24 personas que pertenecieron a las Autodefensas Unidas de Colombia que han dado testimonios en contra de Uribe.

¿Usted como miembro de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso se sintió un investigador imparcial?

La Corte dice claramente que yo no realicé ninguna función de investigador judicial. Simplemente tomé unas declaraciones que se pidieron y fueron registradas de manera audiovisual, y se las entregué a quien era la autoridad en ese momento, la Fiscal Viviane Morales. Me limité a transmitir esa información.

Sin ser su función, usted también actuó como custodio de la seguridad de esos testigos y de sus familias…

Más que custodio, lo que hice fue velar por la seguridad de ellos, como lo he hecho también con muchos colombianos. Mi rol como defensor de derechos humanos es ese.

A las reuniones con estas personas usted llevaba a una ONG que se llama Comité de Solidaridad con los Presos Políticos. ¿De dónde acá la izquierda ahora sí acepta que los paramilitares son presos políticos?

La organización lleva ese nombre, pero no está exclusivamente dedicada a eso. El deber de las organizaciones de derechos humanos es atender a los ciudadanos independientemente de que sean paramilitares, guerrilleros, de izquierda o de derecha. El testigo Juan Guillermo Monsalve dio una declaración. Y denunció que iba a sufrir un atentado. Sufrió dos. Hubiese sido una gravísima falta de mi parte no haber atendido sus reclamos de protección.

¿Si yo lo llamo a usted, senador Cepeda, y le digo que tengo problemas de seguridad, usted me consigue plata de esa fundación para que me protejan?

Yo no conseguí plata, eso es inexacto e incorrecto. Una vez que yo supe de esas amenazas contra el testigo Monsalve puse en contacto a su familia con el comité, que de inmediato buscó la manera de proteger a esas personas, entre otras cosas, buscando un auxilio humanitario para resolver un asunto puntual que hasta donde entiendo, era el transporte de ellas. Eso es perfectamente legal y está contemplado entre las funciones de las organizaciones humanitarias.

Pero, además, quisiera agregar que quien le da dinero a la familia Monsalve, y eso está muy claro en las páginas 125 y 126 del auto, es el señor Juan Guillermo Villegas Uribe. Él sí entrega unos dineros que parecen tener una finalidad de soborno.

¿Por qué los dineros que entregan unos son para proteger, y los que entregan otros, para sobornar?

¿Quién es ese señor Juan Guillermo Villegas Uribe? Figura en la denuncia del testigo Monsalve, quien, según dice, es uno de los fundadores del paramilitarista Bloque Metro. Su hermano, el señor Luis Alberto Villegas Uribe, apareció comprometido con los grupos paramilitares hasta su muerte. La Corte logra establecer que Juan Guillermo Villegas tiene una relación particular con los Monsalve. En virtud de la cual los presiona, les da dinero, les dice cómo deben testificar ante la Corte, les ordena cómo deben actuar en relación con los investigadores judiciales. Eso se llama manipulación.

La Corte logra establecer que Juan Guillermo Villegas tiene una relación particular con los Monsalve. (...)los presiona, les da dinero, les dice cómo deben testificar (...) Eso se llama manipulación

En la página 108 del fallo, por ejemplo, la Corte hace constar que “Monsalve no fue a rendir declaración el 25 de noviembre del 2002 porque tramitaba ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos seguridad y beneficios jurídicos, previo a colaborar con la justicia”… ¿Eso no sugiere una relación de causalidad entre las declaraciones contra Uribe y unos beneficios que estos testigos esperan obtener?

Lo que dice la Corte es que lo revelador es que no los ha obtenido, y sin embargo mantiene sus acusaciones originales.

Pues sí se han obtenido: a uno de esos testigos lo cambiaron de la cárcel un día después de que usted intervino…


Ese no es un beneficio jurídico, es una situación de seguridad. Un beneficio jurídico es, por ejemplo, una rebaja sustancial en una pena. La Corte reconoce que los testigos Monsalve y Sierra ya habían declarado en contra de los hermanos Uribe antes de conocerme. No es que yo llegara a las cárceles a convencerlos de que lo hicieran.

En la página 75, el testigo Sierra dice que él habló para buscar protección.

Sí, es cierto.

¿Eso no es una retribución?

No. Hay que distinguir claramente entre la seguridad de las personas y los beneficios jurídicos. Ahí usted y yo tenemos una diferencia.

¿Por cuántas personas en las cárceles del país usted ha abogado por su seguridad?


Por cientos.

¿A cuántas ha visitado tanto como las nueve veces que dice la Corte que usted visitó al testigo Monsalve, aunque fueron realmente 21 sus solicitudes de visita?

No es una situación atípica. Es mi trabajo. Y no solamente en relación con prisioneros, sino con toda clase de gente. En algún artículo que se hizo sobre mi trabajo en el Congreso se decía que mi oficina parecía una pequeña defensoría del pueblo.

¿Por qué usted puede estar hablando con los testigos contra Uribe y las personas afectadas no pueden estar hablando con otra parte de los testigos?

Con los testigos se puede hablar. Lo que no se puede es manipularlos. Y lo que demuestra la Corte es que el senador y expresidente Uribe aparece teniendo unas conversaciones en las cuales él recibe informes de las personas contra quienes la Corte abre investigación por haber ejercido posibles manipulaciones.

Páginas 31, 32 y 33: Carlos Enrique Areiza Arango se fugó de la cárcel. Usted fue intermediario para su entrega. Él declaró a finales del 2014 contra el exgobernador Luis Alfredo Ramos. Dejó una carta en la que dice que usted le ofreció 100 millones para incriminar a Ramos y a Uribe. La Corte le cree a Areiza cuando sostiene que ese papel se lo hicieron firmar en blanco y que luego lo rellenaron, y que lo del dinero es falso. Pero se sostiene en que usted le dijo que se le ofrecía para tramitar denuncias contra personas del Congreso mezcladas con paramilitares.

Eso no es cierto. Es un hecho demostrado que la carta en la que supuestamente me vincula con el caso del exgobernador Luis Alfredo Ramos no la hizo él, que no era su caligrafía. Pero, además, Areiza ya había testimoniado en contra del doctor Ramos antes de conocernos. Luego yo no instigué ese testimonio.

Luego de leer las 219 páginas de este expediente, no me queda claro dónde está Uribe manipulando directamente testigos…


A primera vista pareciera que salvo algunas groserías y expresiones de un lenguaje cifrado que uno escucha en esas conversaciones, ahí no habría nada que pueda llevar a una conclusión. No obstante, en realidad lo que aparece es que Uribe habla con dos intermediarios, personas que sí están manipulando los testigos. Uno es el alcalde de Amagá, Wilser Molina, que pronto va a tener que rendir cuentas ante la Corte y el poder electoral. El otro es el señor Villegas Uribe, a mi modo de ver, un personaje supremamente tenebroso. Uribe aparece recibiendo informes de estos señores acerca de cómo va esa manipulación. ¿Ahí hay un delito? Tendrá que determinarlo la Corte. Y, en segundo lugar, ¿por qué Uribe sabe lo que está pasando dentro de la Sala Esperanza, que es la encargada de hacer estas interceptaciones? Eso no es normal, por supuesto. Espero que la Corte determine sobre esas conductas. A diferencia de Uribe, yo respeto la Corte.

Lo que aparece es que Uribe habla con dos intermediarios, personas que sí están manipulando los testigos

¿Es puramente coincidencial que a una semana de elecciones, al expresidente Uribe lo acuse un periodista extranjero de violación, una escritora extranjera de asesinato y la Corte decida abrirle esta investigación?

Me parecen todas denuncias sumamente graves. Pero miente Uribe al decir que esto es una especie de cronograma hecho en La Habana, donde estábamos el presidente Santos, las Farc y yo diseñando cómo la Corte Suprema iba a adoptar una decisión judicial ‘ad portas’ de las elecciones. En realidad, lo que hubo fue una petición de mis abogados para que, luego de seis años de abierto el proceso, se tomara la decisión a la mayor brevedad sobre esta investigación preliminar. El abogado de Uribe no solo estuvo de acuerdo sino que dijo que entre más pronto se hiciera eso, mejor, página 37 del auto. Así que no hay tal plan para que coincida la decisión judicial con las elecciones.

Insiste en unión Fajardo-Petro- De la Calle

Usted es una pieza muy importante del Polo Democrático. ¿Va a votar por Fajardo como se comprometió la Alianza por Colombia, o por Petro?

Independientemente de lo que pienso acerca de esos candidatos, mi posición, que reafirmo viendo las encuestas, es la siguiente: antes de la primera vuelta, Petro, Humberto de la Calle y Fajardo deberían volver a intentar un acuerdo político. Sé que eso tiene múltiples dificultades no solamente de índole política sino legal. Espero que se asuman esas circunstancias con responsabilidad, y que logren un pacto. Quiero que haya una coalición política de este lado porque veo que del otro hay posibilidad de que surja.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA