Gobierno
universidad el externado de colombia
Universidad El Externado

Comunicar en la era de la posverdad

En este momento, los gobiernos necesitan comunicar de manera adecuada para restablecer la confianza.

Posverdad

Elección de Donald Trump como presidente; votación por el Brexit y el triunfo del 'No' en el plebiscito de Colombia.

Foto:

Archivo Particular

17 de marzo 2017 , 12:46 p.m.

La comunicación política está en crisis. Tanto en escenarios electorales como gubernamentales, los profesionales de la política ya no saben cómo hacer para restablecer la confianza perdida con los ciudadanos y remediar el divorcio cada vez más evidente entre ellos –un puñal de personas representantes de las élites- y el grueso de la población.

Esta tendencia es mundial. 2016 y 2017 han sido dos años sinónimos de cambios en las tendencias de la comunicación y del marketing político. Los ciudadanos consientes o no de su responsabilidad en los sistemas democráticos están teniendo una marcada influencia en la elección de candidatos y partidos con corrientes ideológicas que defienden valores “anti políticos”, poco tradicionales y que sin duda elevan a otro nivel, el generalizado inconformismo con el gobierno.

Este contexto mundial plantea nuevos retos a los sistemas democráticos, a sus lógicas y a las leyes que los rigen; los resultados inesperados de las elecciones presidenciales en Estados Unidos con la victoria de Trump, el desenlace del referéndum que decretó la salida del Reino Unido de la Unión Europea (conocida como Brexit), y la votación de los colombianos, contra todos los pronósticos, en contra del acuerdo de paz entre el gobierno y las Farc, son quizás algunos acontecimientos que demuestran los desconcertantes hechos políticos que se vivieron en 2016.

La incertidumbre se posa ahora sobre los comicios de 2017 en América Latina y Europa, dejando muchos interrogantes y desafíos por resolver a los profesionales de la comunicación política y a la comunidad académica mundial.

Hasta ahora, se carece de un modelo teórico capaz de explicar con exactitud los fenómenos políticos que atraviesan la sociedad mundial; si bien lo viejo no acaba de morir lo nuevo todavía no ha terminado de construirse. Por eso ahora más que nunca, los gobiernos necesitan comunicar de manera adecuada para restablecer la confianza ciudadana en este panorama de crisis, para asegurar la perennidad de la democracia, para pensar sus mensajes y para manejar su imagen.

Ahora más que nunca, los gobiernos necesitan comunicar de manera adecuada para restablecer la confianza ciudadana en este panorama de crisis


Los gobiernos y los candidatos en campaña deben ser capaces de dotar de credibilidad sus discursos y sobre todo, necesitan entender mejor a sus electores para poder persuadirlos. Sin embargo, la decisión, por parte de ciertas campañas y de varios políticos, de acogerse a esta nueva moda de la “posverdad” no ayuda a restablecer la confianza que hace falta entre gobernantes y gobernados.

Hasta hace poco la verdad era entendida como un valor absoluto que se imponía sobre los pensamientos individuales. Ahora, parece que estamos en una era donde hechos alternativos pueden competir entre sí para luchar por llegar a convertirse en una verdad relativa, siempre y cuando la persona que la escuche esté dispuesta a creerla.

Así nacen las posverdades: son mentiras mil veces repetidas, por las redes sociales esencialmente, que se conviertan en realidades porque quienes las reciben y las difunden creen que son ciertas porque encuentran en estas noticias un mensaje que se acoge a sus opiniones o fortalece sus creencias.

La posverdad está destinada a corroborar un sentimiento, muchas veces de insatisfacción, para terminar de convencer a las personas de una posición. Y no importa si son verdades a medias. En el caso de Donald Trump, no importaba mucho si Suecia había sido víctima o no de un ataque terrorista cuando tomó este país como ejemplo para justificar su política migratoria anti terrorista. Si el caso de este país no funcionaba para ilustrar su argumento, la sola evocación de un ataque terrorista funcionaba para terminar de convencer a los seguidores de Trump de la necesidad de una política migratoria agresiva.

La posverdad está destinada a corroborar un sentimiento, muchas veces de insatisfacción, para terminar de convencer a las personas de una posición. Y no importa si son verdades a medias.


En este nuevo contexto, ¿cómo pueden los políticos de buena fe combatir estas tendencias? ¿Cuál debería ser el papel de la comunicación política en tiempo de cambios e incertidumbres? ¿Puede, la comunicación política, ganarle la batalla al reto democrático? ¿Sirve eficazmente como herramienta estratégica en escenarios mundiales en donde la duda predomina? ¿Reconciliará a la sociedad mundial con sus líderes? ¿O se transformará en la herramienta predilecta de los gobiernos de tentación populista?

Es urgente que surja un espacio en la sociedad civil para que se dé una autentica discusión sobre las nuevas realidades a las que se enfrenta no solo la política sino también la comunicación y los impactos de los cambios tecnológicos en la misma sobre la democracia. Las posverdades pueden ir y venir pero este nuevo ambiente alimenta la desconfianza hacia la política en general y por eso es responsabilidad tanto de los políticos como de los ciudadanos y los medios de comunicación restablecer la confianza. En vísperas de la campaña presidencial del 2018, es urgente poner orden en el debate.

EUGÉNIE RICHARD – ANGIE K. GONZÁLEZ
Docentes investigadoras Universidad Externado de Colombia
Autoras del Manual de Comunicación de Gobierno: Estrategias para proyectar las políticas públicas.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA