Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 12:17 a.m. - jueves 24 de abril de 2014

Política 11:26 p.m.

Así fueron las intervenciones durante el foro de EL TIEMPO

La economía, los cambios políticos y la vida en el país desde 1991, fueron algunos de los temas.

“La Constitución de 1991 es la norma de normas. Influye en la vida jurídica y personal de todos”, expresó el Presidente Juan Manuel Santos, durante la intervención que abrió el evento en la Universidad de Los Andes.

Ex constituyentes y académicos se reunieron para debatir los logros y pendientes del documento que hace veinte años rige la vida de los colombianos. En el grupo de panelistas se encontraron el ex presidente César Gaviria Trujillo y los ex constituyentes Guillermo Perry, Horacio Serpa, Antonio Navarro y Humberto de la Calle.

Durante la apertura, el Mandatario destacó el estímulo a la democracia participativa, pluralista y defensora de los derechos fundamentales. También hizo énfasis en  el referendo, la consulta popular, la tutela y la elección de gobernadores, como logros de de la Constitución.

Trajo a la memoria los días en los que trabajaba en EL TIEMPO cuando ayudó a promover la séptima papeleta. “Mi tío me regañó cuando vio el periódico lleno de artículos escritos por quienes serían después parte de la Asamblea Constituyente”

A pesar de las modificaciones que ha sufrido, a los ojos de Santos su núcleo no ha cambiado. También se refirió a la reforma de regalías que evidenció la debilidad de la Carta en ese aspecto, pero que ya encontraría una solución y regulación para beneficio de las zonas productoras y la implementación de obras de infraestructura y de impacto social.

Otra de las falencias que el Presidente mencionó consiste en el carácter constitucional de la ya extinta Comisión Nacional de Televisión. “Esta tarde presentaremos el proyecto que orientará al sistema de televisión en Colombia, para permitir una sana competencia y buena calidad”.

También anunció que no sólo revivirá al Ministerio de Justicia sino que ya hay cinco candidatos en la nómina: dos ex procuradores, dos ex constituyentes y un ex magistrado de la Corte Constitucional. Incluso afirmó que dos son ex decanos de la Universidad de Los Andes.

César Gaviria y Roberto Pombo: Un balance de la Constitución

En su conversación con Roberto Pombo, director de EL TIEMPO, César Gaviria revivió los momentos en los que la constituyente hacía historia. Recordó la oleada de violencia que azotaba al país, las bombas al DAS y al edificio de Avianca, el secuestro de Álvaro Gómez Hurtado y el asesinato de Luis Carlos Galán.

“El país se la pasaba en Estado de Sitio la mayor parte del tiempo. Eso era lo más grave para la legitimidad de las instituciones”, afirmó Gaviria.

En esa coyuntura, la nueva constitución “fue una respuesta no autoritaria a los problemas de la sociedad colombiana”, expresó el ex mandatario para quien el éxito de su desarrollo se basó en el carácter contestatario de los miembros de la constituyente, que no estaban involucrados con los partidos políticos tradicionales.

Fue así como se dio un nuevo aire a la Carta Magna, en la que se fracturó el bipartidismo, que no fue tomado en cuenta por los escritores y proponentes de la misma.

Aunque Gaviria celebró la circunscripción nacional del Senado y la caída de la hegemonía de los partidos tradicionales, ante sus ojos hay varios artículos que no deberían formar parte de una constitución, sino de leyes. “Somos un país constitucionalista, que mete en ella casi todo”.

Para el ex mandatario, la reforma que más ha maltratado la esencia de la constitución es la reelección, aprobada durante el primer gobierno de Uribe. “Esto desequilibró los poderes. Llegamos a una situación absurda y es que sólo el Presidente puede hacer política”.

Guillemo Perry y Alejandro Gaviria: Así se ve la economía después de 1991

En el panel moderado por Ricardo Ávila, director de Portafolio, Guillermo Perry y Alejandro Gaviria, decano de la facultad de Economía de Los Andes, discutieron los aciertos y vacíos después de 1991. Perry se refirió a cómo el liberalismo económico convive con la intervención estatal, en el país. Se refirió a la mejoría de calidad y cobertura en el caso de los servicios públicos gracias a la entrada de capital privado.

Sobre las regalías Perry reconoció que la creación del fondo Nacional de Regalías fue un craso error que incluso llega a llamar de inconstitucional, “solo que nadie la demandó”.

Para él la sostenibilidad de las finanzas es un derecho que debería estar consagrado en la constitución, lo cual fue refutado posteriormente por Antonio Navarro. Otro de los puntos abordados por Perry consistió en la descentralización. “Era imprevisible la entrada de más grupos armados”.

Alejandro Gaviria detalló las fallas que percibe en la Constitución, como existe hoy en día. Inició su intervención asegurando que la constitución no es suficiente para garantizar su cumplimiento. “Debe haber instituciones estatales operantes en todo el territorio, ese es el verdadero desafío”.

El académico evidenció que la disminución de la pobreza era mayor antes de la entrada en vigencia de la carta constitucional. También criticó la manera abrupta en la que las regalías entraron en vigencia. Para él, lo más sano hubiera sido implementarla de manera gradual.

Con respecto a la reelección, Alejandro Gaviria coincidió con el ex presidente y dijo que fue el prestigio de la Corte Constitucional la que “salvó al país” de una segunda.

Mónica Pachón y Helena Alviar: derechos y régimen político

Mónica Pachón, directora de Congreso Visible y Helena Alviar, decana de la facultad de Derecho, se tomaron la discusión del tercer panel, bajo la moderación de Carlos Caballero, director de la Escuela de Gobierno Alberto Lleras Camargo en Los Andes.

Pachón señaló que el sistema electoral está fragmentado y que, con la Constitución, se disolvió el bipartidismo pero se propició el personalismo. Para ella, la dureza con el Congreso, pero no con el Ejecutivo, debilita a los partidos y produce más fracturas.

Aunque reconoce el fortalecimiento que le proporcionó la Carta Magna, Pachón parafraseó al ex presidente Gaviria y dijo que Colombia es un país presidencialista. “Hay un desbalance. Para que el Congreso tenga más poder, deben existir partidos fuertes”.

También criticó al Congreso de la República sobre sus debates sobre temas marginales, alejados de los fundamentales para la nación. “Esta conducta permea a otros órganos e instituciones del país”.

Con respecto a las reformas que el actual gobierno adelanta, Pachón asegura que esta “estrategia reformista es de corto plazo” y no resuelve de fondo los problemas del país.

Durante su intervención, Helena Alviar señaló que el 80 por ciento de la población recibe sólo el 39 por ciento de los recursos colombianos. “La Constitución da muchas garantías, pero tiene muchas trabas institucionales para cumplirse a cabalidad”.

Tal es el caso del aborto, el cual no tiene un marco regulatorio, exige muchas pruebas para probar que la paciente encaja en los tres casos contemplados por la ley, pero en su lugar, las EPS y los médicos pueden apelar a la libertad de conciencia con facilidad.

Alviar habló de la tutela en el caso de la saludo. “Puede que no todas las acciones estén fundamentadas, pero hay tantas que muestran síntomas de que algo malo sucede con el sistema de salud en Colombia.

Serpa, Navarro y De la Calle: personajes de la Constituyente

Antonio Navarro enumeró las que considera mayores fallas de la Constitución. La primera es el diseño de las Contralorías, las cuales deberían ser dirigidas por una persona elegida mediante concurso y no mediante amiguismos, la segunda es la ausencia de la creación de un sistema de salud sólido y transparente; le sigue la falta de medidas para mitigar la pobreza y el empleo formal.

El Gobernador de Nariño advirtió que, con el ánimo reformista del actual gobierno, debe velarse porque las instituciones sigan respondiendo a los intereses de los ciudadanos y no sólo a los del poder.

Por su parte, Humberto de la Calle lamentó que en Colombia se dé más importancia a una sentencia de la Corte Constitucional que a un debate en el Congreso. También sostuvo que sería ideal encontrar la manera de que los jueces acudan a la Corte para que los oriente y haga aclaraciones de tipo constitucional, a la hora de decidir en sus casos. “Así se evitaría el choque de trenes”.

Al igual que César Gaviria y Alejandro Gaviria, Horacio Serpa aseguró que la reelección lastimó profundamente a la Carta Magna y que pone en riesgo el equilibrio de poderes.

Este último panel fue moderado por Angelika Rettberg, directora del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de los Andes.

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper

Artículos Relacionados

Paginar