Más Opinión

El proyecto contra los corruptos

"No hay que dejar puertas de escape que mañana sean aprovechadas por los malandrines de este país".

05 de febrero 2017 , 08:46 p.m.

Señor Director:

No soy abogado, mas, por mi experiencia, encuentro que se dejan muchas puertas abiertas para que los corruptos en contratación y otros trámites puedan seguir delinquiendo. Veamos: ¿contempla el proyecto que endurece el castigo para los corruptos sancionar inclusive a los parientes de los involucrados en los delitos? Es común que los bienes y coimas pasen a nombre de la mujer y/o parientes cercanos; lo mismo que a testaferros que seguirían trabajando de mala fe sin ser sancionados. Así que si se van a buscar castigos, deberían ser efectivos. No dejar puertas de escape que mañana sean aprovechadas por los malandrines que existen en este país y en el mundo, pues las últimas noticias dan cuenta de que, por ejemplo, en España han descubierto alumnos o alimañas de esta índole.

Gabriel Vanegas Cantor

* * * *

Señor Director:

Ante los aberrantes casos de corrupción reinantes en el país, el Gobierno Nacional radicó un proyecto ante el Congreso de la República para poner cerco y eliminar los beneficios que actualmente tienen los que delinquen. Para una mayor ilustración al común de la gente, convendría que los debates sean transmitidos en vivo y en directo por los canales privados de televisión y por la radio, y que se conozca el voto de cada parlamentario. ¿Cuántas veces se han hundido en el Senado y la Cámara propuestas similares?

Francisco Javier Cajiao Gaitán

Anécdota del viejo código

Señor Director:

El nuevo Código de Policía se ha nacionalizado. Hace años, los departamentos tenían la facultad legal de redactar los suyos para proteger la convivencia social en las regiones, tarifar las sanciones e incluir iniciativas muy curiosas. En el de Boyacá, por ejemplo, se autorizaba a los alcaldes gastar del presupuesto municipal la escandalosa suma de dos pesos oro, para comprar escopetas y eliminar los zorros que se comían las gallinas en los campos. Lo cómico de este asunto ocurrió en la Asamblea Departamental, cuando los diputados, de pie, la aprobaron. Y al que se quedó sentado indiferente y lejano “le ordenaron ponerse en cuatro patas y salir del recinto”. Era mayo de 1921.

Miguel Roberto Forero García

¿Cómo dejamos el carro?

Señor Director:

Se quiere desestimular el carro particular, pero mientras TransMilenio sea insuficiente y tenga tantos problemas, como que lo bloquee cualquier protesta a cualquier hora, además de la inseguridad; y el SITP sea inseguro y con los viejos problemas del anterior, además de que las ciclorrutas están inconclusas y en mal estado, no hay cómo.

Y mientras tanto, la piratería sigue campante con montones de micros viejos, vendedores en carros particulares que ponen negocios en cualquier calle... Y el metro, en veremos. Entonces, ¿cómo dejamos el carro?

Ángel María Aguilar

________________________________________________________

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com, @OpinionET

MÁS COLUMNAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA