Más Opinión

Corrupción en La Guajira

Después de pagar casa por cárcel, salen libres, como si nada, y con un patrimonio importante.

01 de febrero 2017 , 03:54 p.m.

Señor Director:

En La Guajira ha reinado la ilegalidad. Pero de qué sirven tanta noticia y tanta cámara cuando encuentran los casos si a los 5 años o menos, o más, después de pagar casa por cárcel, salen libres, como si nada, y con un patrimonio importante, producto de sus fechorías.

Tal es el caso de los hermanos Kammerer, de Villanueva, en La Guajira, aprehendidos hace unos 5 años por corrupción en el sistema subsidiado de salud; en ese momento hablaron de unos 5.700 millones de pesos. Cinco años de casa por cárcel, y ahora, adquiriendo a diestra y siniestra, con propiedades en el pueblo y una condición económica que antes no tenían.

¿No será mejor que regresen todos los dineros, y con estos llevar de la represa del río Ranchería el agua a todo el departamento? Así como las grandes ciudades se surten de represas, en La Guajira hay una con capacidad importante; podrían canalizarla y conducir el agua a todo el departamento.

Blanca Inés Daza Ardila

* * * *

Señor Director:

Cada día se destapan más actos de corrupción que desangran al pueblo colombiano, que con gran esfuerzo paga impuestos por todo. La falta de desarrollo económico, vial, en salud, educación y acueducto en Chocó, La Guajira, Casanare, Vichada y Vaupés, así como en San Andrés y Providencia, derechos fundamentales en nuestra Constitución, no es más que por una corrupción que carcome no solo a contratistas, sino a la clase política y funcionarios. Pero ¿dónde está el dinero? Peleamos por el Sí y por el No, pero por lo que nos está destruyendo socialmente no hay dolientes.

Adriana Arciniegas Galindo

La impunidad

Señor Director:

¿Por qué se produce impunidad? Por apresuramiento en las imputaciones, por falta de pruebas, por lentitud de la justicia, por pericia de los abogados o por mil razones, lo cierto es que en la opinión pública cunde la sensación de impunidad. Cuando se anuncian casi 1.400 personas imputadas por delitos de corrupción, la pregunta es inmediata: ¿y en la cárcel, cuántos? Y las cifras no casan.

Largos procesos que agotan al más pintado que quiera seguirlos; sagas interminables de presuntos, de investigados y de imputados; cifras mareantes de euros y... ¿encarcelados? La sensación de impunidad aumenta enormemente, es lo más sangrante y lo que más preocupa. Ya lo decía mi abuela: unos mocos son sonados y otros son sorbidos. O sea, de los ‘pantojos’ a los ‘pujoles’ hay un trecho.

José Morales Martín
Girona (España)

Justicia elástica

Señor Director:

Qué tal las declaraciones que dio a Citytv un joven detenido cuando se colaba en TransMilenio: “No sabíamos que la promoción dos por uno ya no estaba vigente”.

En eso estamos los colombianos, en darle a la ley una interpretación propia, para poder justificar nuestras actuaciones. No hay respeto por la justicia, se volvió elástica en todos los estamentos de la sociedad. ¡Una vergüenza nacional!

Mario Patiño Morris

__________________________________________________

opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS COLUMNAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA